jueves, 27 de diciembre de 2012

lunes, 24 de diciembre de 2012

Héroes anónimos

- Papás con el corazón roto que no pierden la sonrisa.
- Papás que peregrinan pacientemente por todas las especialidades médicas posibles.
- Papás que se convierten en logopedas, fisios, psicólogos, terapeutas...pero sobre todo, en los mejores guías para acompañar los pasos de sus hijos por esta vida.
- Papás que crean libros, cuentos, cuadernos y hasta cartas de Reyes Magos con pictogramas.
- Papás que toman la manita de su pequeño y llevándola a sus labios les piden que lancen un beso volado.
- Papás que llenan de risas una sala de esperas eternas.
- Papás que miran cómo tratas a su beba y te dicen qué linda se ve en tus brazos.
- Papás que pasan meses en el extranjero sin ver a sus hijos para costear los carísimos tratamientos que necesitan.
- Papás convencidos de que su hijo está evolucionando porque sienten que les quiere de verdad.
- Papás que ahora son abuelos y darían todo por ese nieto de alma especial.
- Papás que ven la sala de Terapia hasta arriba de arena de playa y lejos de escandalizarse exclaman divertidos ¡¡mira A. como en Oropesa!!.
- Papás que a pesar de todo lo que han penado, te aseguran sin que les tiemble la voz, que volverían a pasar por ello una y mil veces con tal de tener a su hijo.
- Papás que transforman sus hogares en salas avanzadas de estimulación multisensorial.
- Papás que se reinventan cada día para encontrar la novedad con la que motivar a sus hijos.
- Papás que se dejan horas y ojos descifrando interminables informes.
- Papás con sentido del humor hasta en los momentos más oscuros.
- Papás con cara de niño y alma de hombre que asumen la mayor de las responsabilidades sin dudar un instante.
- Papás que viven nuevos embarazados aterrados, pero felices por darle un hermano a su hijo.
- Papás con todo el derecho a no poder más, pero que se crecen ante la adversidad y salen adelante de una manera admirable.
- Papás que lo único que desean es que su hijo aprenda a amar y a ser amado, sin importar todo lo demás.
- Papás que te dicen que estos niños les hacen ser mejores personas.
- Papás que afrontan un futuro incierto sin perder nunca la esperanza.
- Papás que con todo lo que han pasado, todavía sacan fuerzas de donde no quedan para regalar las palabras más hermosas. Cuando en realidad, somos nosotras las que debemos estar infinitamente agradecidas, por todo lo que ellos nos enseñan, sin saberlo...


A todos ellos, verdaderos héroes anónimos de cada día y a vosotros, que seguís emocionados estas historias tempranas:

¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!



viernes, 21 de diciembre de 2012

El juego que da "bebé"

A pesar de sus recién cumplidos dos años y medio, la pequeña A. es dueña ya de una fuerte personalidad bien definida y posee también un conocimiento bastante preciso de las cosas básicas de la vida. De hecho, hasta hace bien poquito, A. tenía clarísimo que los miércoles y jueves iba a venir a jugar conmigo Rita la Cantaora, porque lo que era ella, naranjas de la China. Esta ligera discrepancia de opiniones entre ambas, tuvo como consecuencia un gran número de llantos y rabietas varias por parte de A., de ésas que hacen temblar tímpanos y hasta las vocaciones más entregadas. Sin embargo, desde que le presenté a bebé, todo son sonrisas de algodón hacia la Terapia Ocupacional.
Bebé es como ella ha bautizado a este muñeco tan abrigadito que tenemos en el Centro y la verdad es que,  además de fortalecer nuestro vínculo afectivo (ahora cada vez que me ve se le iluminan los ojos y exclama ¡¡bebé!!), nos está dando mucho juego.


Primero, hay que planificar los movimientos para colocarle en su tronita.


Tenemos que decidir qué le damos de comer. Ayer fue sopita de arroz, así que aprovechamos para trabajar la coordinación visomotriz y la integración táctil, llenando la cazuelita.


Gracias a esta súper cocinita que nos han donado (tengo pendiente hacer un post para contaros el torbellino de generosidad que ha desencadenado la iniciativa de una compañera), podemos hacer juego simbólico porque hace hasta "chup-chup" la sopa cuando se está cociendo. También cuenta con horno que hace "meeeeec" cuando ya está la "comida" lista y con función "huevos fritos". Es nuestra particular thermomix. Una verdadera pasada.


Le damos con la cuchara para practicar el manejo de los cubiertos.


Le desvestimos para aprender a usar los abroches que necesitamos en el vestido/desvestido diario.


Le bañamos con la esponjita y decimos las partes del cuerpo.


Le peinamos y aprovechamos para trabajar el uso funcional de los objetos.


Por último, le ponemos a dormir cantándole una nana (como forma de fomentar el lenguaje).


Esta semana, además, hemos aprovechado para llevarle a dar una vueltecita en el carro (que nos viene muy bien para trabajar la motricidad gruesa) y conocer la decoración navideña del Centro (aquí A. está presentando el bebé a Copito).



La verdad es que A. está hecha toda una auténtica madraza y dan ganas de comérsela a besos cuando la ves tan entregada a su bebé. ¿Y vosotros?, ¿qué juegos o juguetes "talismán" conocéis para los más pequeños?, ¿recordáis alguno con especial cariño de vuestra infancia?...


Bebé con su propia mantita de estimulación, tan feliz : )




miércoles, 19 de diciembre de 2012

Juguetes para niños de 9-14 años

Acabamos hoy con la guía de juegos y juguetes presentando la última etapa de 9 a 14 años.

Características evolutivas del niño:

En la etapa de 9 a 12 años, los niños cambian significativamente su relación con los juegos. Se hacen más autónomos, realizan planes propios, se interesan por los amigos, los clubes deportivos y se aficionan a las colecciones. Les gustan las actividades al aire libre, leer, ver la televisión, empiezan con los vídeo juegos y otras actividades de mayor complejidad intelectual.
A partir de los 12 años, se puede decir que desaparecen las ganas permanentes de jugar y van conformando su propia identidad.
Por ello a estas edades se recomienda elegir actividades y juegos que apoyen sus hobbies, consoliden su personalidad y amplíen su formación.

Juegos recomendados:

  • Microscopios y telescopios.
  • Juegos de mesa y sociedad, estrategia y reflexión.
  • Regalar equipamiento para deportes y complementos deportivos.
  • Juegos electrónicos y experimentales.
  • Mecanos de metal, construcciones complejas, maquetas...
  • Material de apoyo para los hobbies.
  • Juegos de ordenador adecuados a su edad y otros audiovisuales.
  • Libros.

Recordatorio general para todas las edades:

  • El juguete se debe adaptar a la etapa evolutiva y características de cada niño.
  • Niños y niñas deben jugar con todo tipo de juguetes.
  • El juguete y el juego, son los principales instrumentos para evitar conductas sexistas y violentas.
  • Lo juguetes deben servir para compartir, no para competir.
  • A la hora de comprar, las necesidades y preferencias del niño son lo importante y no los gustos de los adultos.
  • Hay que aprender a jugar y jugar a aprender.
  • Los regalos de juguetes deben dosificarse durante todo el año para que el niño pueda disfrutar. Evitar el consumismo desproporcionado en Navidad, cumpleaños...
  • La sobredosis de juguetes genera actitudes de saturación, hartazgo y aburrimiento en los niños.
  • Los juguetes excesivamente complejos y mecanizados matan y anulan la imaginación.
  • Los juguetes más publicitados en televisión no suelen ser los mejores. El mejor juguete puede ser el que nosotros mismos construimos (¡¡o nosotros tal cuál!!).




lunes, 17 de diciembre de 2012

Juguetes para niños de 5-8 años

Como algunos papás con hijos de más de 5 años y terapeutas que trabajan con niños mayores se animan a pasarse por este blog, me ha parecido que es una buena época del año para completar la guía de juegos y juguetes que comencé en esta entrada y que está elaborada por el Hospital Infantil Niño Jesús teniendo en cuenta, además de los aspectos propios de la psicología evolutiva del niño y las aportaciones de las terapeutas ocupacionales que trabajan en su Unidad de Atención Temprana, los criterios y recomendaciones de diferentes sociedades científicas e instituciones acreditadas relacionadas con la salud y educación del niño (como la Asociación Española de Pediatría, la Academia Americana de Pediatría... etc.).


Características evolutivas del niño de 5 a 8 años:

En esta etapa la capacidad de comunicación y relación con otros niños da un salto espectacular. El niño necesita sentirse acompañado de sus iguales y compartir con ellos experiencias, juegos y actividades. Facilitarle la oportunidad de disfrutar de experiencias junto a otros niños es fundamental.
El juego simbólico y de imitación continúa ocupando un importante lugar. Crea mundos imaginarios y representa de forma minuciosa y precisa todo lo que ve, oye o percibe, aderezándolo con una inagotable creatividad. Sus habilidades motrices, junto al interés por los juegos en grupo, convierten a los juegos de patio en uno de sus pasatiempos más atractivos.
El interés aumenta por los juegos que requieren aceptar y seguir reglas, acordando y pactando las normas junto a otros jugadores. Todo lo quiere saber y por todo pregunta. Los juegos que le ayudan a ampliar conocimientos o a poner en práctica los que ya tiene despiertan su interés. Pueden leer, dibujar, escribir y también sumar y restar.

Juguetes recomendados:

  • Juegos simbólicos y de imitación. Teatros de marionetas con todos sus disfraces y complementos. Espejos. Juegos de imitación de la vida cotidiana (de los distintos oficios y de la vida real) como por ejemplo: karaokes, vajillas, vehículos, casas, colegios, tiendas de indios, castillos, etc.
  • Lápices de colores, ceras, rotuladores, pizarras, plastilinas y pastas para moldear. 
  • Cuadernos para colorear y pintar.
  • Reproductores y grabadores sencillos de música.
  • Libros de cuentos y novelas con argumentos sencillos.
  • Juegos para el ejercicio motor: bicicletas, patinetes de tres ruedas, cuerdas para saltar, aros hula-hoops, balones y pelotas, cometas....
  • Juegos socializadores. Juegos de mesa clásicos: oca, parchís, damas, dominó, cartas...Juegos de magia y trucos sencillos. Juegos de memoria. Juegos de azar. Juego de canicas. Juegos de estrategia como el tres en raya y el ajedrez. Juegos manuales de tarjetas y electrónicos con preguntas y respuestas sobre conocimientos de vocabulario y lenguaje. Juegos deportivos: bolos, anillas, petanca, diana con dardos de ventosa, etc.
  • Juegos de experimentos (microscopio).

En la próxima entrada, veremos la última etapa de 9 a 14 años. Qué penita que la infancia dure tan poquito...







viernes, 14 de diciembre de 2012

¿Qué hago aquí en el mundo?

Esta foto tiene la friolera de casi 30 años:


En ella, estamos mi amiga M. y yo en el tobogán del barrio (esos famosos juegos amarillos y oxidados, ainsss). Lo curioso es que no nos "conocimos" hasta prácticamente 16 años después de esta instantánea. Coincidimos en las clases de teatro del instituto y, hasta entonces, no nos habíamos vuelto a encontrar. Ni siquiera nuestras respectivas familias se conocían (mi madre le preguntó a la de M. cómo se llamaba su hija porque le gustaba hacer álbumes de fotos muy bonitos, adornados con sus propias palabras, y por eso estaban su nombre y el mío juntos). Durante esas clases inolvidables nos hicimos amigas y, una tarde, viendo fotos en mi casa, por la cercanía del parque, le pregunté a M., "¿te imaginas que esta bebita de rosa eres tú?". M. no se reconocía, pero se llevó la foto y antes de tener tiempo de preguntar nada, su padre le dijo, ¿¿ pero, de dónde has sacado esa foto tuya??. Estaba claro que teníamos que encontrarnos de una manera u otra. Ella es (sin olvidarme de B., por supuesto), "mi muy mejor amiga" como diría Forrest Gump y después de tantos años, una de las personas más importantes de mi vida (también es una de las "culpables" de que el blog de la terapeuta naciera). Además, M. es una gran mujer que dedica gran parte de su tiempo a ayudar a quienes más los necesitan, cuando no está trabajando con niños en una ONG. Se ha animado a abrir un nuevo blog, porque el otro que escribió contando su experiencia como cooperante se le ha quedado pequeño, y es éste que hoy os presento titulado: ¿Qué hago aquí en el mundo?Como ella misma ha dicho en respuesta a esta pregunta tan evocadora:

Tanto me lo he preguntado ya, que he decidido hacer un nuevo blog donde pueda contarlo. En él  voy a dar voz a personas anónimas, a olvidados sociales, a los artistas que tocan en el metro, a los que duermen en la calle, a los niños con los que trabajo. Personas y situaciones a las que nadie les da voz, y cuando lo hacen es siempre desde la misma perspectiva, el vagabundo es siempre vagabundo, el discapacitado discapacitado, los parados unos vagos, el borracho nada más que eso, y no es verdad... hay mucho más en cada uno que merece ser contado.

Si os animáis a acompañarla en este nuevo camino tan prometedor, nos encontraremos por su blog. Feliz fin de semana a todos : )





 

miércoles, 12 de diciembre de 2012

12/12/12

Tal y como conté en esta entrada, llegó el momento de ilustrar el 12 de diciembre de 2012 con 12 fotos a las 12 horas...



De izquierda a derecha y de arriba a abajo:

Escuchando a los animalitos de la granja
Leyendo un cuento con pictogramas
Comiendo con cuchara adaptada (¡hasta los muñecos!)
Viendo cómo bajo este caracol por el tobogán de gomaespuma
Planificando un gusanito por aquí, un lacasito por allá...
Bebiendo en este vaso tan chulo de las logopedas
Soñando con los Reyes Magos
Estrenando este calcetín de peluche tan chulo que nos tocó en el blog de Sarai Llamas
Oliendo tomillo, orégano y salvia
Entretenida quitándome este elefante del pie
Jugando con el palo de lluvia
Practicando cómo se da un biberón

Aquí tenéis una lista de todos los participantes. ¡A disfrutar de las instantáneas!



lunes, 10 de diciembre de 2012

El amigo invisible y otros "friki"momentos

El próximo sábado, como viene siendo tradicional, todo el equipo técnico, se reunirá en una entrañable cena para celebrar la proximidad de la Navidad. Reiremos, bailaremos, brindaremos, nos reñiremos por estar hablando de trabajo y...descubriremos, al fin, quién ha sido nuestra amiga invisible durante las últimas cuatro semanas. Seguro que todos conocéis el juego, unos papelitos, nombres de todas, se mezclan, coges uno al azar y durante unos días te inventas las pistas más inverosímiles para tratar de que te adivinen, o de despistar completamente. Más que el regalito que llegará en la cena, lo que más ilusión nos hace en realidad, es el rosario de señales y pistas que nos dejamos antes del día de la fiesta. Nuestras salas de terapias se han llenado de termos de café calentitos, bombones, poesías, flores de Pascua, cuentos, dibujos, lacasitos, arco iris y ¡hasta de tortilla de patatas!. Todo vale con tal de sacar una sonrisa y alegrar el día de las compañeras.


Pero no sólo en esta época nos gusta desarrollar nuestra vena más creativa. También celebramos los cumpleaños. Al principio, sólo poníamos una pequeña cantidad de dinero y comprábamos algún detalluco. Ahora, además, lo damos todo el gran día. Desde organizar yincanas para conseguir todos los regalos (con “jurado” y puntuación incluidos), hasta prepararle a E. por su 30 cumpleaños una caja decorada por nuestros niños con otras 30 cosas bonitas que la caracterizan (bondad, alegría, ternura...). Hasta la mamá del saltamontes confeccionó a mano para aquella ocasión, un precioso cuaderno en el que todas las compañeras le escribimos dedicatorias para llorar tazas. A la pobre E. casi no le dejamos ni derramar una lagrimilla entre tanto despliegue de regalos. También los niños presumieron orgullosos de sus manitas estampadas en pintura en la caja durante el proceso de elaboración y los papás estaban encantados de que sus hijos salieran en el cuento personalizado que le hicimos (para algo era la celebración de nuestra querida logopeda-cuentacuentos).
Tampoco es extraño encontrarte un día cualquiera, sin ser cumpleaños ni ninguna fecha señalada, alguna sorpresa en tu sala en forma de nota de ánimo o de cajita de madera llena de todo el cariño del mundo, para decirte de alguna manera, que ahí estamos para lo que haga falta.
Tan importante es tener una adecuada formación y dar un trato extraordinario a las familias, como que el equipo técnico se cuide y forme una buena red de soporte emocional. Y esos recuerdos de cumpleaños, fiestas y celebraciones varias que nos inventamos, pueden parecer en principio una tontería. Sin embargo, pienso que gracias a ellos, se fortalecen también, de alguna manera, esos lazos que nos sostienen cuando en algún momento de nuestro trabajo, sentimos que nos quedamos sin suelo bajo los pies y creemos que nos vamos a romper...


miércoles, 5 de diciembre de 2012

Pautas navideñas

Aunque los más melancólicos nos resistamos, es un hecho que ya huele a Navidad por todos lados. Mi compañera y amiga (además de coach espiritual de la terapeuta en momentos de crisis) L., psicóloga de nuestro Centro y a la que ya tuvimos oportunidad de leer aquí y aquí, ha confeccionado unas pautas navideñas generales para quien le pueda ser de utilidad. Estamos abiertas a que nos aportéis sugerencias y nos contéis, también, vuestras propias experiencias personales con peques durante estas fechas tan señaladas.


Para muchos padres, resulta difícil educar a sus hijos en una sociedad tan consumista como la que vivimos. Podemos llegar a sufrir sentimientos de culpabilidad si no les damos a nuestros hijos lo que nos piden. ¿Por qué nos cuesta tanto negarnos?. ¿Por qué nos sentimos culpables si no le damos todo lo que pide?.
Hoy en día existe gran variedad de juguetes y muñecos en el mercado, por lo que es normal que nuestros hijos quieran tener TODOS. El consumismo nos invade y los niños son el blanco de las campañas publicitarias navideñas. El modo en que las familias viven las fiestas navideñas y las diversas realidades en términos de valores, costumbres y recursos económicos, marcarán el sentido particular que tengan estas fiestas para ellos. Es importante que nuestros hijos adquieran hábitos de consumo responsables alejándoles del consumismo compulsivo. La mayoría de los adultos tenemos claro que debemos resignarnos en muchas ocasiones ante nuestros deseos de “tenerlo todo”. Sin embargo, un niño puede no comprender aún porqué no se puede tener todo lo que se desea y esto le provocará frustración. Ante dichos sentimientos, los adultos podemos ayudar a los niños a tolerar adecuadamente dicha frustración. Y la manera es saber decir que no. Nos cuesta mucho enfrentarnos a estas situaciones, pues sabemos que el niño protestará, se disgustará e, incluso, tendrá una rabieta. Sentimos que le hacemos infeliz. Pero lo que realmente hacemos es educarle y permitirle madurar intelectual y emocionalmente. Los niños deben aprender a convivir con la frustración de no conseguir lo que se desea siempre, de hecho, este sentimiento acompañará al niño en toda su vida y es nuestra responsabilidad ayudarles a gestionarla de manera que no les haga daño  (nos referimos a que a veces las cosas no son como nos gustaría y hay que aprender a canalizarlo de una manera positiva).  En ocasiones nos justificamos con premisas como” le quiero tanto que no quiero que le falte de nada”, “ya sufrirá cuando sea mayor”, “quiero que tenga todo lo que yo no he tenido”, “no quiero que sea o tenga menos que los niños de su cole”…

CONSEJOS QUE NOS PUEDEN AYUDAR EN NAVIDAD:

* Escribe con el niño la carta a los Reyes Magos, ayudándole a elegir entre uno o dos regalos que él considere “importantes”. Recuerda que las compras compulsivas son guiadas por la situación, el momento y la publicidad.
* No hay que excederse con los regalos, pues este hecho puede afectar a la maduración intelectual de tu hijo, pudiendo ocasionarles sentimientos de insatisfacción en el futuro, ya que a veces, nada les parecerá suficiente para ellos.
* Hay que regalar juguetes, pero con moderación y conocimiento. De esta manera, haremos que nuestros hijos valoren lo recibido y, en un futuro, sean personas responsables y capaces de tolerar y aceptar el acoso publicitario y consumista que cada año nos trae la Navidad.
* Trata de buscar, siempre respetando sus gustos, el juguete idóneo. Evita juegos que promuevan la violencia, el consumismo, que defiendan el canon de belleza establecido…y busca siempre lo más didáctico posible, procurando que sus juegos fomenten su imaginación y creatividad. Hay actividades y juegos muy libres que fomentan la inventiva del niño como la plastilina, las pinturas de dedos, las construcciones, las marionetas …En esta entrada y varias sucesivas, podréis encontrar sugerencias de qué juegos y juguetes son adecuados para los primeros años de la vida.
* Regala libros y cuentos y participa con ellos a la hora de leerlos, pintarlos y disfrutarlos. Fomenta la pasión por la lectura. Aquí podéis recordar algunas ideas de cómo contar un cuento.
* Debemos saber manejar adecuadamente el "no". Es importante razonarles siempre de una manera muy concisa y clara, sin entrar en largas explicaciones ni negociaciones rebuscadas con el niño. Evitaremos, entonces, el “no, porque no, porque lo digo yo”. Esto último sólo aumentará los sentimientos negativos de frustración.


* FALTA DE RUTINA:

Los periodos festivos como las navidades pueden afectar bastante a los niños y esto nos provoca cierta ansiedad. Son unos días en los que se pierde la rutina, los horarios y las normas. Debemos aceptar que, durante los días no lectivos, los niños se “descontrolan” un poco, pues, inevitablemente, alteramos su ciclo de sueño, su nivel de actividad, su estado emocional y afectivo, su alimentación,…Tenemos que estar preparados para que, probablemente, nuestro hijo “retroceda” un poco sobre lo que ya hacía o había aprendido. Esto normalmente desespera a muchos padres, pues sienten que todo el esfuerzo empleado ha sido en vano. No es así. Si aceptamos que esto puede ocurrir, toleraremos mejor posibles “sentimientos de fracaso”. Por otro lado, en cuanto recuperen la rutina y el ritmo normal de vida, los niños recuperarán lo aprendido mucho más rápido que la primera vez. Ellos también necesitan vacaciones. Debemos fijarnos objetivos realistas y, durante las navidades, nuestro mayor logro puede ser que mantengan lo aprendido. De todas formas, no conviene alterar completamente el ritmo del niño. Siempre podemos relajarnos más en los días festivos más señalados como Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Reyes… pero hay muchos otros días que no son lectivos ni tampoco festivos, en los que deberíamos mantener cierta rutina, aunque no sea la misma que en periodos lectivos. No es necesario madrugar tanto, pero conviene fijar un ritmo estable en esos días, respetando los ciclos de sueño, las pautas de alimentación y fijar ciertas rutinas y costumbres durante el día. Muchos padres advierten que su hijo se “vuelve irritable” cuando tiene mucho tiempo libre. Puede ser normal, pues solemos fijarles y decirles todo lo que tienen que hacer y, de repente, durante las dos semanas de navidad, “son libres”. Conviene establecer algunas rutinas como, por ejemplo: levantarse a una hora determinada, desayunar, vestirse, lavarse los diente, recoger la habitación, hacer deberes o alguna ficha que previamente hayamos consultado con el profesor o terapeuta, ayudar a mamá o papá en algo, establecer el tiempo libre, evitar pasar largas horas delante de la televisión o la sobreexposición a demasiados estímulos (luces, olores...), comer, dormir una siesta...

* LIMITES Y NORMAS EN CASA:

Para empezar a establecer en el hogar normas coherentes, debemos entender a nuestros hijos. Todas sus muestras de rebeldía, desobediencia, negativismo, oposicionismo, rabietas y berrinches son signos positivos y expresivos de una personalidad en formación. Dichas conductas suele iniciarse en torno a los 2 años de edad. Nuestro papel entra en juego en este momento, pues debemos de ayudar a nuestros hijos a canalizar sus sentimientos, aprender a aceptar las normas y tolerar los sentimientos de frustración que puedan sufrir.
No debemos cohibir al niño ni limitar su expresividad, pero tampoco dejarle libre en impulsos que conlleven riesgo. Cualquiera de estas dos posiciones puede ser igual de negativa para el futuro desarrollo del niño. ¿Cómo respetar la individualidad del niño, sin dejar de poner límites a situaciones que pueden generarle daño?. Cuando un niño se siente respetado, respeta; cuando se siente engañado, miente. Si a un niño le damos las razones por las cuales no se cumplen todos sus deseos, lo aprenderá y aceptará mejor. Si se lo negamos “porque sí”, empleará la misma “dureza” para exigir lo que quiere.


* CLAVES PARA ESTABLECER UNOS BUENOS LÍMITES:

* Presentar una buena regla.
* Saber y pensar cómo ponerla en práctica.
* Ser muy constantes.
* Explicar los motivos en el momento.
* Expresar nuestros sentimientos: decirles lo que esperamos de ellos.
* Reconocer los sentimientos del niño.
* No descalificar nunca al niño, sí su conducta.
* No amenazar con la pérdida del cariño.
* No gritar continuamente por todo.
* Nunca compararlos con otros niños.
* Evitar frases como "porque lo digo yo", "porque sí" etc... Explicarles los porqués.
* Si imponemos una consecuencia negativa, ésta debe ser inmediata, relacionado con la conducta que se ha realizado y acorde a su edad.

Vamos a recordar algunas ideas básicas…

* DEBEMOS TENER OBJETIVIDAD

A veces decimos expresiones como "pórtate bien", "sé bueno", o "no hagas eso". Estas expresiones pueden ser bastante generales. El niño comprenderá mejor si hacemos las normas de una forma más concreta. Con una consigna bien especificada, les estamos diciendo exactamente lo que debe hacer. Por ejemplo, “pon el vaso en la mesa”, “recoge ese juguete ahora”,"dame la mano para cruzar la calle".

* VAMOS A OFRECER OPCIONES

En muchos casos podemos darle la oportunidad de elegir a él. SIEMPRE QUE SEA EN COSAS QUE REALMENTE NO NOS IMPORTE QUÉ VA A ESCOGER. No es conveniente la situación de darle a elegir entre dos cosas (comer ensalada o carne, por ejemplo), esperando que nos diga una de las opciones, y que cuando él elija la que no nos gusta, no dejarle que lo haga. Si le damos a elegir, tenemos que llegar hasta el final y permitirle que se quede con lo que él ha elegido. De esta forma, el niño aumenta la seguridad en sí mismo, su sensación de poder y control (porque es él, el que elige) y en vosotros, porque confiará más (porque cumplís vuestras promesas). Por ejemplo: "es la hora de dormir ¿quieres que te cante una canción o que te cuente un cuento?"; "vamos a vestirnos, ¿quieres ponerte la camiseta roja o azul?”.

* ACENTUAD LO POSITIVO

Los niños son más receptivos a "hacer", frente a lo que se les ordenan. Directivas cómo el "no" o "para" están indicando al niño que es inaceptable pero no explica qué comportamiento nos gustaría a cambio. Es mejor decirle al niño lo que debe hacer ("habla bajo") antes de lo que no debe hacer ("no grites"). CAMBIAR EL NO POR EL “HACER”.

* MANTENEOS AL MARGEN

Cuándo decimos "quiero que te comas toda la cena ahora mismo" (por ejemplo), estamos creando una lucha de poder personal con él. Una buena estrategia es hacer constar la regla de una forma impersonal. Por ejemplo: "Son las 9, hora de cenar" y le enseñáis el reloj. 

* EXPLICAD EL PORQUÉ

Cuando un niño entiende el motivo de una regla, como una posible peligrosidad para sí mismo o para otros, se sentirá más animado a comprenderla. De este modo, lo mejor cuando apliquemos un límite, será explicarle al niño, el porqué. De esta forma le hacemos consciente de las posibles consecuencias de su comportamiento. EVITAD DAR LARGAS EXPLICACIONES QUE NO NOS SIRVEN DE NADA. ES PREFERIBLE MANIFESTAR LA RAZÓN EN POCAS PALABRAS. Por ejemplo: "dame la mano al cruzar la calle, porque vienen muchos coches y pueden pillarte”, “hay que dormir para descansar y mañana poder jugar mucho”.

* SUGERID UNA ALTERNATIVA

Siempre que apliquemos límites al comportamiento del niño, intenta, por lo menos al principio, indicar una alternativa aceptable. Al hacerlo sonará menos negativo y el niño se sentirá menos desaventajado. De este modo, le diremos: "ahora no podemos ir al parque, pero cuando lleguemos a casa te voy a leer un cuento”. Al ofrecerle alternativas, le enseñamos que sus sentimientos y deseos son aceptables. Este es un camino de expresión más correcto.

* DEBÉIS SER SERIAMENTE CONSISTENTES

Para llevar a cabo y poner bien el límite, debemos ser muy firmes con él. Una rutina flexible (acostarse a las 9 una noche, a las 9 y media en la próxima, y a las 10 en otra noche) invita a una confusión y se vuelve imposible de cumplir. Rutinas y reglas importantes en la familia deberían ser efectivas día tras día, aunque estéis cansados o indispuestos.

* SE DEBE DESAPROBAR LA CONDUCTA, NO EL NIÑO

Es importante que le dejemos claro al niño que lo que no nos gusta es su comportamiento, NO ÉL. Debemos evitar comentarios como: "eres malo”, “eres un desobediente” (desaprobación directa hacia el niño). Mejor cambiarlo por "no me gusta que..."

* CONTROL DE LAS EMOCIONES

Está comprobado que cuando los padres están muy enfadados con los hijos, castigan más seriamente y son más propensos a ser verbalmente y/o físicamente abusivos con ellos. Hay situaciones que necesitamos llevar con más calma, y contar hasta diez antes de reaccionar. No se puede enseñar con eficacia si somos extremadamente emocionales. Delante de un mal comportamiento, lo mejor es tomarnos un minuto de calma, y después actuar más tranquilos, desde el cariño. Cuanto más expertos nos hacemos en establecer los límites, más colaborará el niño con nosotros y no será  necesario poner castigos para que se cumplan las normas que queramos establecer. El resultado es un clima más agradable en casa para todos. También podemos ayudarles a transformar esa energía "negativa" en "positiva" abrazándoles o pidiéndonos que nos abracen muy fuerte.

* PREDICAR CON EL EJEMPLO

Quizá sea la pauta más importante. Seguramente, alguna vez, habéis sorprendido a algún niño, regañando a los juguetes de la forma en la que vosotros lo hacéis con él. Si no queremos que los niños peguen, empujen, griten, o tengan determinadas conductas que nos parecen inapropiadas, lo mejor que podemos hacer, además de explicarles las cosas a un nivel adecuado a su edad, es tratarles con profundo respeto y ser un ejemplo continuo para ellos. Por ejemplo, evitar decir en su presencia tacos o decirle "haz lo que yo diga, no lo que yo haga". Este vídeo, escalofriante, ejemplifica muy bien lo que queremos decir:




* IDEAS PARA OCIO EN NAVIDAD

Durante estas fechas, existe una amplia agenda con actividades para niños de todas las edades. Aquí os dejamos algunas ideas (éstas son de Madrid, pero probablemente en todas las ciudades encontréis una amplia oferta):
Portales de Internet: www.madridinfantil.com, http://www.guiadelocio.com/madrid/ninos y
http://charhadas.com/specials/426-agenda-navidena
* Circo infantil (del 09/11/2012 al 9/12/2012): Gran Circo Mundial: Héroes sin límites
* Cine: “Campanilla: El secreto de las hadas”, “Hotel Transilvania”, “Las aventuras de Tadeo Jones"...
* Teatro Infantil: Muchos padres no llevan a sus hijos al teatro porque piensan que no se van a enterar. Su temprana edad es una ventaja para acercarle al mundo del espectáculo. El teatro, las marionetas y los dibujos animados desarrollan su sensibilidad y capacidad expresiva en una etapa en la que está descubriendo los tipos de lenguaje. Es aconsejable acompañarle e intervenir si nos piden explicaciones. Por otro lado, damos una alternativa a la televisión, la cual es aconsejable reducir a un máximo de 15 minutos al día. Algunas obras actuales son: “Cuento de navidad”, Musical: “El mago de Oz”, “La Bella y la Bestia”, “El Rey León”...
* Micrópolix
* Cortilandia
* Faunia: Campamentos de Navidad
* Parque Warner
* Belenes vivientes
* Campamentos navideños
* Zoo Aquarium Madrid: Talleres de navidad y visitas especiales
* Actividades al aire libre para días fríos: Cuando llega el frío, solemos limitar mucho las actividades al aire libre con niños, por miedo a que se constipen o caigan enfermos. Es importante recordar que puede ser bueno que los niños disfruten del aire libre en los meses fríos. En invierno suele haber más resfriados pero, una de las causas son los grandes contrastes de temperatura a los que nos sometemos en estas fechas. Dichos cambios dificultan que el organismo se aclimate y crea un terreno más favorable para las infecciones respiratorias.
* Debemos recordar que salir a la calle es importante. Los niños necesitan hacer ejercicio físico e interactuar con sus amigos durante todo el año para estar saludables física y mentalmente.
* Existen una relación directa entre el sedentarismo y la obesidad. El deporte es una de las formas más efectivas para luchar contra la obesidad y las horas de televisión y videoconsolas actúan en contra de nuestros intereses.
* Es importante no dejarse llevar por la desapacible sensación que nos ocasiona a muchos adultos un día invernal, frío o nublado. Los niños aún no tienen afinado ese sentido meteorológico tan adulto y no se les suele chafar un plan por que el cielo esté nublado.
* Aunque el frío no provoque directamente el resfriado, sí que agrava los síntomas. Por eso, si el niño tiene molestias en la garganta, congestión nasal, lagrimeo o sinusitis, no conviene exponerlo a las bajas temperaturas hasta que se le pase. Pero si los niños están sanos y siempre que vayan bien abrigados, se aconseja dejarles disfrutar del aire libre. Conviene evitar que se destapen cuando suden, por lo que procuraremos abrigarles bien cuando termine de hacer deporte.
* Mantén cierto nivel de humedad en casa con ayuda de humidificadores o tarros de agua cerca de los radiadores, para contrarrestar el efecto de la calefacción.
* No pongas la calefacción demasiado alta en casa, para evitar tanto contraste con el exterior.

* Planes divertidos de invierno para toda la familia:

* Excursiones a pueblos o localidades cercanas donde se pueda explorar. Lo mejor es que también tengan algún interior interesante -un restaurante, un museo especial, una buena chocolatería...- para no estar expuestos a las inclemencias demasiado tiempo.
* Montar en bici en parques y zonas verdes o en la montaña.
* Convocar a más miembros de la familia (u otros niños) para actividades en grupo.
* Si ha nevado en la sierra, hacer una visita a la nieve y moldear un muñeco. Si llueve, mirar la lluvia a través de la ventana mientras se echa una buena partida de un juego de mesa en familia.
* Abrigarles y protegerles del frío con guantes, gorros y cuellos vueltos. Procura evitar las bufandas si van a moverse a hacer deporte, por el riesgo de asfixia. No debemos excedernos con el grosor de las prendas, con el fin de permitirles moverse con libertad.
* Lo ideal para protegerles es ropa interior de algodón, que favorece la transpiración; jerséis de lana y poliéster, pantalones impermeables y acolchados si vais a la nieve, abrigo impermeable, manoplas mejor que guantes pues suelen ser más cómodos pues los dedos van juntos y, al tener menos costuras, es más difícil que se cuele la humedad. No debemos olvidar los gorros; mejor los que cubren el cuello y las orejas.
* Unas buenas gafas de sol y protección solar (factor 30 como mínimo) son imprescindibles si vamos a la montaña.
* No conviene someterles a un esfuerzo demasiado grande para ellos; debemos tener en cuenta sus fuerzas
* Sed prudentes con los horarios: llegar a buena hora, comer pronto y volver temprano.
* En el agotamiento de los niños también influye un desayuno escaso y una vestimenta inadecuada.
* En torno a los cinco años, ya pueden disfrutar de cuatro o cinco horas en la montaña. Cuanto más pequeños sean, menos debe durar la excursión.

* Pautas para viajar con niños en vacaciones:

En estos días de vacaciones son muchos los que se desplazan y viajan con niños en diversos medios: el propio coche, autobuses, tren o avión. A veces planificamos y cuidamos este momento y el viaje se hace llevadero; otras veces, sin embargo, sufrimos viajes incómodos.
Si vamos a viajar en transporte público, es importante supervisar a los niños para que no se hagan daño, no se pierdan o despisten en las estaciones o aeropuertos...
En cualquier caso, sea transporte público o propio, debemos tener previsto cómo entretener al niño, sobre todo si el viaje va a ser largo. Es importante estar preparados y armarnos de paciencia, pues los niños suelen cansarse rápido.
Algunas ideas para llevar durante el viaje son:
* Una bolsa con algunos juguetes pequeños para entretenerse: algunos muñecos, cochecitos,…
* Varios cuentos o libros con imágenes.
* Un cuaderno de dibujos para colorear y lápices de colores (mejor lápices que rotuladores o acuarelas).
* Puzles pequeños.
* Música entretenida con canciones infantiles o cuentos que les gusten
* Si vamos en transporte público tenemos que cuidar el momento en que damos de comer al niño. Lo mejor es que esté con nosotros y así poder ayudarle, evitando dejar sólo al niño con el batido, las galletas de chocolate o la lata de refresco.
* Si el viaje se hace en vehículo propio, es muy importante hacer descansos cada cierto tiempo. En primer lugar, por la seguridad del conductor y por otro lado, para evitar el cansancio del niño. 
* En cualquier caso, recuerda que viajar es una experiencia agradable para los niños y un momento que une más a la familia.


¡¡FELIZ NAVIDAD!!



lunes, 3 de diciembre de 2012

Día Internacional de las Personas con Discapacidad

Con sentimientos encontrados como me ocurrió el Día de los Derechos del Niño, hoy recojo que celebramos el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. En esta guía elaborada en 2005 por el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid y FAMMA-Cocemfe (Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid) podréis encontrar explicados detalladamente los derechos de los niños con discapacidad. Son tan obvios y tan evidentes, que no deja de quemarme por dentro que actualmente, sigamos saltándonos a la torera la inmensa mayoría de ellos...




jueves, 29 de noviembre de 2012

Estrategias de tiempo de juego en casa

Tal y como os comenté en este post de Floortime, hoy vamos a a ver algunas pautas básicas en las que se basa este modelo de intervención. En cualquier caso, hay que tener en  cuenta que ninguna técnica por sí sola es ideal para todos los niños y que cada uno tiene que ser evaluado exhaustivamente para realizar el tratamiento que mejor se ajuste a sus necesidades específicas (sobre todo cuando hablamos de niños con determinados diagnósticos, que a veces sí necesitan un juego más "dirigido"):

  • Seguir la iniciativa del niño y unirse a él. No importa lo que hagamos juntos siempre que sea él quien inicie la nueva actividad. No tratar de cambiar el juego. No iniciarlo. Sólo seguir la iniciativa del niño uniéndonos gentilmente. Por ejemplo, ¿está jugando con bolitas?, ten tu propio cesto de bolitas, siéntate tan cerca como te lo permita y juega en la manera en la que él lo está haciendo: viértelas, hazlas correr en tus manos, frótalas entre tus palmas...Si luego no muestra interés, muévete más cerca, haz rodar la bolita hacia él, pon una de sus bolitas en tu cesta. Si protesta, sácala para mostrarle que lo comprendes. Luego pon una bolita diferente en su cesto como si te equivocaras. Hablar suavemente y esperar a que él acepte nuestra apertura de comunicación. Cuando la haga, agregar un nuevo elemento al juego.
  • Persistir en su seguimiento, transformando comportamientos errantes en juegos de dos personas. Por ejemplo, moviéndonos detrás de él con un cesto para tomar las cosas que él lanza y hacer de "porteros".
  • Tratar todo lo que haga el niño como intencional y con propósito. Dar nuevos significados a sus acciones, aunque aparentemente sean azarosas, respondiendo a ellas como si fueran intencionales.
  • Ayudarlo a hacer lo que él desea.
  • Ubicarse siempre a su altura y frente a él.
  • Implicarse en cualquier cosa que inicie o imite el niño. Por ejemplo, si él está jugando con una pelota, puedes sostenerla  con la boca para que él tenga que cogerla de ti. Haz un ruido gracioso mientras te la quita, luego abre la boca y gestualiza para que la coloque de nuevo en tu boca. Haz otros sonido gracioso cuando él la devuelva. Transforma el "pelota adentro, pelota fuera", en un gracioso juego cooperativo.
  • Unirse a su juego perseverativo y tratar de darle un significado (por ejemplo: si decide dar palmadas sobre la mesa, hacer que es un "tambor" y tocar música).
  • No tratar su evitación o su "no" como si fuera un rechazo hacia ti. Buscar alternativas.
  • Ejecutar cualquier cosa que mantenga en marcha la interacción: hacer un movimiento equivocado, jugar a ser mudo, interferir lo que el niño está haciendo...Por ejemplo, hacer de tope con tu mano si está moviendo un cochecito (es lo que se llama "obstruir gozosamente").
  • No interrumpir o cambiar el tema mientras el niño esté interactuando.
  • Utilizar el juego sensorio-motor (balanceo, cosquillas, mecerse...) para obtener respuestas placenteras.
  • Emplear juguetes sensoriales según la causa y efecto: esconder un juguete, luego hacerlo reaparecer "mágicamente"; dejar caer un juguete con sonido de modo que se escuche el ruido; acercar una pluma más cerca, más cerca, más cerca...hasta que al final haga cosquillas.
  • Practicar juegos infantiles como cucú-trás, pilla-pilla...y cantar canciones.
  • Usar gestos, el tono de voz y el lenguaje corporal para acentuar la emoción en lo que está diciendo y haciendo (hacer mucho teatro).
  • Tratar de aceptar el enojo y las protestas del niño tal como se aceptan sus emociones positivas.
  • Ayudarlo a tratar la ansiedad (la separación, el lastimarse, la pérdida, el temor...) usando la solución de problemas y el juego simbólico con muñecos. Greenspan también aconseja aumentar los tiempos de juego en el suelo cuando hay situaciones especialmente difíciles (pérdida de un ser querido, problemas de alimentación, inicio del control de esfínteres...).
  • Responder a sus deseos reales a través de acciones simbólicas (por ejemplo, darle un significado simbólico a los objetos mientras juega: cuando el niño trepe hasta el sofá, hacer que está subiendo por una montaña alta, o cuando descienda el tobogán del parque, jugar a que se está deslizando dentro del océano y está observando los peces).
  • Mientras juega, ayudarle a elaborar en base a sus intenciones. Preguntarle si está conduciendo el coche, dónde está yendo, si tiene suficiente dinero, si se acordó de las llaves, por qué está conduciendo a tal sitio, por qué no a otro...Expandir el tema tanto como se pueda.
  • Utilizar las pausas: cuando aparece un problema durante el juego, crear soluciones simbólicas (por ejemplo, traer las "herramientas" para el coche roto o el "botiquín" para la muñeca herida). Reconocer el desacuerdo del niño y estimular la empatía.
  • Implicarse en el drama: ser jugador y asumir un rol con su propia figura o personaje. Hablar directamente a los muñecos, en lugar de cuestionar al niño sobre lo que está ocurriendo o narrando.
  • Insertar obstáculos dentro del juego. Por ejemplo, hacer que tu autobús bloquee la carretera. Entonces, hablando como un personaje, animar al niño a responder ofreciéndole ayuda si fuera necesario.
  • Utilizar figuras que él ya conozca y le gusten, tales como Pocoyó, Bob Esponja...para generar el juego simbólico. Volver a reproducir escenas familiares o canciones, crear nuevas ideas, prestar atención a los personajes y temas que él pueda estar evitando o temiendo.
  • Emplear el juego para ayudarlo a comprender y dominar ideas/temas que puedan haberlo asustado (control de esfínteres, alimentación, sueño, temores inusuales...). 
  • Focalizar el proceso mientras juega: qué personaje ser, qué apoyos necesita, cuándo cambian las ideas, cuál es el problema, cuándo termina la idea, etc. Identificar el comienzo, el punto medio y el final.
  • Mientras juega, adaptar tu tono de voz a la situación. Hacer que llora cuando un personaje está lastimado ("oh, ¡pobre Pepito! ¡parece tan triste!), alegrarse ruidosamente cuando otro está contento, hablar en tono rudo cuando está haciendo de "malo". Recuerda: drama, drama, drama y más drama para darle al niño claves afectivas: unirse a su actividad para abrir puertas a la interacción.
  • Reflexionar sobre las ideas y sentimientos en la historia, mientras juega y también después, tal y como haríamos con las otras experiencias de la vida real.
  • Estimular las relaciones con los otros. Siempre que sea posible, hacer que el niño juegue con otro para que tenga más oportunidades de interactuar y construir amistades. Sobre todo, promover la interacción: cualquier cosa que el niño esté haciendo, asegúrate de que sea interactiva, ya sea contigo o con otro niño. 




·       

martes, 27 de noviembre de 2012

Floortime

Más que una “técnica” de tratamiento, Floortime es una manera de interaccionar con los niños a través del juego para favorecer su capacidad de relacionarse, la comunicación y el pensamiento creativo (de ahí que más que “tiempo de suelo”, quizá la traducción más adecuada sea Juego Circular, ya que está basado en la filosofía de usar el juego y establecer vínculos de comunicación). Fue desarrollado por el psiquiatra infantil Stanley Greenspan en la década de los noventa y, aunque todavía es algo desconocido en nuestro país, quería hablaros de ello en el blog porque me gusta especialmente, no sólo por la importancia que le da a los vínculos emocionales entre el adulto y el niño como base para el  desarrollo intelectual de los más pequeños, sino también porque incide en que cada uno tiene un perfil único con sus fortalezas y desafíos. Dentro de la Terapia Ocupacional en Pediatría, es conocido (además de por contener elementos de Integración Sensorial) por el hincapié que hace en convertir las Actividades de la Vida Diaria (comer, control de esfínteres...) en experiencias satisfactorias y serias (serias en el sentido de lo gratificante que es para un niño tener un sentido de dominio de su propio cuerpo, o aprender destrezas nuevas como aprender a atarse los cordones). A diferencia de otros autores, Greenspan propone evaluar y tratar a los niños con dificultades en su desarrollo desde un punto de vista emocional. Para ello, divide el desarrollo del niño en seis estadíos diferenciados: 

-Autorregulación e interés por el mundo (influenciado por la sensaciones físicas internas, hambre, gases...).
-Enamorarse (se refiere a cuando el bebé comienza a responder más a las interacciones sociales externas y se establece ese “cortejo” tan lindo entre él y las personas que lo rodean)
-Desarrollo de la comunicación intencional o comunicación de dos vías (el bebé comienza a sostener interacciones complejas y a comprobar la causa-efecto).
-Aparición del un sentido organizado del yo o comunicación compleja (es el momento de las emociones extremas, pasando del llanto total al abrazo vital. Seguro que a muchos que tratáis con niños os suena...).
-Crear ideas emocionales (desarrolla habilidades para conceptualizar el mundo. Aunque es la etapa del “terrible niño de dos años”, ya es capaz de construir una imagen emocional en ausencia, lo cual quiere decir que puede empezar a mostrar juego paralelo con otros niños, sin que le provoque angustia estar separado de sus figuras de referencia durante algunos periodos de tiempo).
-Razonamiento emocional. Origen de la imaginación, el sentido de la realidad y autoestima (es la etapa de mayor complejidad de desarrollo emocional e implica que el niño ya es capaz de combinar muchas ideas y sentimientos  de forma lógica para crear nuevas experiencias. El niño de tres años ya tiene “conciencia moral” y es consciente de que sus acciones o emociones pueden tener consecuencias emocionales para otros).

Hay varios libros de Greenspan (y algunos artículos interesantes de otros autores como éste) que se pueden consultar para profundizar más sobre este modelo  de intervención (modelo DIR/Floortime): Las primeras emociones, Comprender el autismo...Pero a mí hay uno que me gusta especialmente titulado El niño con necesidades especiales porque es muyyyyy sencillito (aunque con muchísima información) y está hecho tanto para papás como para profesionales (incluso, me parece útil para niños de desarrollo típico porque trata de cómo abrir y cerrar círculos de comunicación de una forma enriquecedora). A veces es difícil conseguirlo (porque suele estar agotado), pero merece la pena totalmente porque te explica pormenorizadamente cada estadío y cómo trabajarlo en casa o en otros ámbitos (escuela, sala de terapia...) con el niño. Hacia el final trae un apéndice con una “guía rápida” de estrategias con permiso para difundir libremente. Serán las que veremos en otra entrada. Os dejo con unas palabras de este autor tan interesante: en cuanto el niño desarrolle la habilidad de agrupar experiencias en unidades coherentes desde su comprensión de un yo vs otros emocional, tendrá más recursos para analizar la realidad, controlar sus impulsos, estabilizar sus estados anímicos, integrar sus pensamientos, sentimientos y conductas y de planificar el futuro y concentrarse mejor. Estas funciones de la personalidad son esenciales para participar en la escuela, hacer amigos y, más tarde, para trabajar y formar una familia.




viernes, 23 de noviembre de 2012

12/12/12 a las 12

Acabo la semana haciéndome eco de una simpática iniciativa que he conocido en el bonito blog Diario de Algo Especial, que a su vez la ha rescatado en mis recién descubiertos Mami también existe y Scarlata y el Señor Don Gato. Consiste en dejar constancia de esa fecha capicúa tan significativa e irrepetible con  instantáneas que recojan 12 cosas que hicimos ese día. Yo estaré trabajando en el Centro y mi cabecita no deja de bullir pensando qué voy a capturar con la cámara ese día para vosotros, ¿os animáis a participar?...¡Feliz fin de semana a todos!


Instrucciones


miércoles, 21 de noviembre de 2012

Mágicas conexiones

He comentado en alguna ocasión, que  llegué al mundo blog hace años leyendo a Madre Reciente (mamá de un niño con autismo). Un día, vi un comentario de Construyendo una familia y me llamó la atención el seudónimo. Ese enlace me llevó a descubrir el encantador mundo de la blogosfera maternal. Grandes papás y mamás muy conscientes y compartiendo dudas, inquietudes, preocupaciones, alegrías...Ya por entonces conocía a Carlos González, al polémico Estivill y comenzaba a familiarizarme también con términos como lactancia a demanda, porteo, colecho...De forma paralela, continuaba con la formación de Atención Temprana (que tengo asumido que no terminará nunca...) y con mi trabajo con los niños. Cuento todo esto, porque a veces recibo correos de otras terapeutas ocupacionales, preguntándome qué cursos he hecho o qué postgrados les aconsejo para trabajar en pediatría. Es cierto que la preparación técnica es importante (Neurodesarrollo, Integración Sensorial, Psicomotricidad, Masaje Infantil, etc, etc, etc.); pero realmente pienso que nada de esto es suficiente si no estamos cerca de los padres, si no nos reciclamos, si no estamos al tanto de lo que se cuece más allá de un lugar de tratamiento. Y en este sentido, además de escuchar a los papás que vienen al Centro, a mí me ayuda mucho leer blogs de papás y mamás. Probablemente si no hubiera llegado a ellos, ayer no habría habido la primera charla de porteo en mi Centro. Viendo las caras de fascinación de mis compañeras (a las que tengo que dar las gracias por estar siempre abiertas a las peculiares corrientes de las que habla la terapeuta, independientemente de sus opiniones personales) mientras Elena de Oh La Luna, nos enseñaba los diferentes portabebés, las maneras de utilizarlos, y las posibilidades que teníamos para nuestros niños con diferentes patologías,  no dejaba de sonreír pensando que, en cierta forma, todo estaba conectado de alguna manera. Estar en el lugar donde quiero estar, haciendo lo que quiero hacer y con las mejores compañeras que se puede tener, después de tantos años perdida, es una sensación de paz interior indescriptible...Y lo mejor de todo, es que tengo el presentimiento de que estas mágicas conexiones no han hecho más que comenzar...




martes, 20 de noviembre de 2012

Día Internacional de los Derechos del Niño

Ojalá no tuviera que haber una fecha señalada en el calendario para este día, porque eso significaría que no tendríamos que recordar cada año que los derechos de muchos niños son violados sistemáticamente en distintos lugares del mundo. Pero en un blog como éste, no podía faltar una entrada dedicada a ello. En este enlace podéis leer el origen de la celebración y la redacción detallada de estos derechos. Por la parte que me toca, hoy voy a dar los abrazos más fuertes del mundo a todos y cada uno de mis pequeños...


Y recordemos esa frase mágica de Antoine de Saint-Exupéry en "El principito": 

Todas las personas mayores fueron al principio niños

http://monicarretero.blogspot.com.es/


lunes, 19 de noviembre de 2012

Crónica de un encuentro bloguero

Ya os comenté hace unos días en esta entrada, que el 17 de noviembre acudiría a mi primer encuentro bloguero en Barcelona, así que hoy toca contaros un poquito cómo ha sido la experiencia.

Curiosamente, muchos de los momentos importantes de mi vida, han estado ligados a un viaje en tren y éste, lógicamente, no iba a ser menos:


Medio Limón ejerció de sherpa con la maleta muy amablemente y se quedó algo tristón, el pobriño. Primero porque no podía venir conmigo por motivos de trabajo y segundo, porque íbamos con la hora justa y no le dejé quedarse a ver el espectáculo de unos osos rarunos que había en el vestíbulo de la estación ;)


A pesar de las miradas de escepticismo de todo mi alrededor a lo largo de la semana previa (reconozco que eso de contar que iba a casa de dos veterinarios que "conocía" por un blog y que el sábado se nos unirían una gallina, con su gallo y su pollito, era un discurso arriesgado), fui bastante tranquila durante el todo viaje. Se me pasaron las dos horas y media de trayecto volando y cuando llegué a Sants algunas maripositas empezaron rápidamente a revolotearme por dentro. Muy cerquita de allí, me esperaban ya Mo y su precioso Peque para recibirme. Fue un encuentro mágico, como si nos conociéramos de toda la vida, la verdad. Tengo que decir que en persona es todavía más encantadora, si cabe, que en el blog. También conocí a su famoso Mr X., una joya de hombre que no dudó en madrugar el sábado para ir a buscar a La Gallina Pintadita y a su familia con este cartel tan genuino que había pintado Mo para recibirlos en el aeropuerto:


El viernes por la noche, después de un delicioso pollo al curry, a Mo y a mí nos dieron las 2 de la mañana contándonos todas esas cosas que estábamos deseando decirnos en persona y cuando fuimos conscientes de la hora, nos fuimos a dormir porque el día siguiente se presentaba más intenso todavía.
A primera hora de la mañana del sábado, el niño más guapo e intrépido de toda Sevilla llegó de la mano de La Gallina Pintadita y su gallo para darnos unos achuchones maravillosos y poner más alegría todavía en toda la casa. Él y Peque hicieron tan buenas migas como las bloggers y todos juntos marchamos al hotel donde se celebraba el evento. Allí recogimos nuestras respectivas acreditaciones:


Y nos hicimos fotos en este simpático photocall que prepararon para la ocasión:


Estuvimos dando una vueltecilla por los stands de marcas y los distintos talleres mientras intentábamos descubrir a más bloggers y la verdad es que, o fueron más tarde y no las vimos, o finalmente no acudieron, pero nos quedamos con ganas de conocer algunas personas (tuvimos la sensación de que éramos muchas menos de las que esperábamos). De la ronda por las marcas, me quedo con las recomendaciones de este póster de Edukame:


Decidimos continuar con la fiesta en casa y ya por la tarde, Mr X. nos llevó a ver los bichillos del centro donde trabaja. Tanto Peque como el Pollito, disfrutaron de lo lindo con los animales:



Estábamos tan cansados que, aunque teníamos intención de dedicar una larga noche a marujear, caímos rendidos hasta el domingo por la mañana, que habíamos quedado con las simpáticas hermanas del Taller de Mir, para dar una vuelta por el  magnífico Parque Güell. Con mucha penita, yo tuve que despedirme sobre el mediodía, porque el tren salía a las 2 de la tarde hacia Madrid. Así que llegó el momento de muchos abrazos de emoción contenida y la firme promesa de volver a vernos pronto, porque nos ha sabido a muy poco este encuentro, ¡necesitamos más!.
Y no puedo terminar sin dar las GRACIAS de corazón (aparte de a las organizadoras) a Mo, a Carmen, y a sus respectivas familias, por todo el cariño desbordante que me han dado este fin de semana increíble y por hacerme sentir tan acogida y querida. No sé si a través de la pantalla os podrá llegar el inmenso abrazo que os mando desde aquí, porque las palabras se me quedan pequeñas... ¡Os quiero!.















lunes, 12 de noviembre de 2012

"Tarta" de plastilina

Va tocando contaros alguna nueva actividad, sobre todo ahora que se acerca el invierno y los peques pasan más tiempo en casa por el frío. Hoy os traigo una con plastilina que me gusta especialmente porque es fácil, económica y sirve para trabajar destrezas de motricidad fina, concentración y juego simbólico entre otras. Ésta la suelo hacer con niños a partir de tres años, siempre y cuando no tiendan a meterse objetos pequeños en la boca.

Primero, cogemos un trozo de plastilina del tamaño y color que queramos:


Después le pasamos un "rodillo" para aplanarlo (yo uso un tubo que era de un mikado de ambientador, o un bote con relieve que deja puntitos):



A continuación le ponemos las "guindas" que son clavijas de diferentes colores:



Finalmente, añadimos la "nata", que es espuma de afeitar:


Et voilà!:


La verdad es que la plasti siempre nos da muchísimo juego, no sólo para hacer los clásicos churros o bolitas, sino también para completar fichas. Éstas son de profes.net  (aunque han cambiado las fichas, o al menos ya no las encuentro) y, en principio, están concebidas para colorear, pintar, picar, recortar...pero yo las plastifico y también les doy uso con este material:



Para acabar, aunque no tiene nada que ver con la plastilina, no me resisto a enseñaros mis dos últimas adquisiciones. Dos balones rugosos que he encontrado por 90 céntimos, en un bazar que hay cerca de la  academia donde Medio Limón y yo, estamos dando nuestros primeros pasos en el maravilloso mundo de los bailes de salón (Fred Astaire y Ginger Rogers... unos principiantes a nuestro lado ;)












Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...