martes, 31 de enero de 2012

Actividades de la Vida Diaria: alimentación (I)

Como terapeutas ocupacionales, parte importante de nuestra intervención estará centrada en el entrenamiento de las Actividades Básicas de la Vida Diaria: alimentación, vestido/desvestido, aseo...Sin embargo la que da título a este post, implica tal complejidad, que a menudo es frecuente que se aborde desde varias disciplinas (Logopedia, Psicología, Fisioterapia...) y no sólo desde TO. La alimentación, es un proceso de interacción entre el niño y su cuidador en el cual se asegura un equilibrio nutricional y se procesan experiencias sociales y emocionales que apoyan el desarrollo de habilidades físicas, cognitivas y afectivas. Gracias a este proceso de interacción, se le presenta al niño la oportunidad de participar exitosamente en una variedad de ocupaciones. Pero, como casi todo en la vida, la alimentación es un aprendizaje que también requiere práctica. En el último curso de problemas de alimentación al que acudí, nos decía la profesora que un niño sin ningún tipo de patología, puede llegar a necesitar ver hasta ¡¡quince veces!! un alimento para familiarizarse completamente con él, podemos imaginar entonces la dimensión que puede llegar a alcanzar el problema cuando estamos ante un niño con dificultades en sus condiciones medicas, en la postura y el movimiento, en el procesamiento sensorial...etc. Todo se les complica muchísimo más, tanto a ellos como a sus papás, que muchas veces recibimos comprensiblemente desesperados. Pero, ¿qué debemos observar en los niños para plantearnos consultar con un profesional formado en problemas de alimentación?:

  • Débil succión o deglución.
  • Alteraciones en la respiración mientras  come o se alimenta.
  • Reflejo de vómito excesivo o tos recurrente cuando come.
  • Diagnósticos de riesgo ( parálisis cerebral, autismo, síndromes...).
  • Historia recurrente de pulmonía o infecciones respiratorias altas.
  • Signos de posible aspiración (bajo nivel de alerta, dificultades respiratorias...).
  • Retraso del crecimiento.
  • Pérdida de habilidades ya adquiridas.
  • Irritabilidad severa durante la alimentación.
  • Pobre interés en comer. 
  • Selectividad de comidas.
  • Rechazo de alimentos.
  • Aversiones a las comidas.
  • Resistencia a incluir alimentos nuevos.
  • Comer constantemente.
  • Tomar un tiempo excesivo para terminar de comer (más de 40 minutos).
  • Rechaza la comida sin causa aparente.
  • Pérdida de peso sin causa justificada.
  • Reflujo persistente. 

5 comentarios:

  1. Hola guapa... aprovecho tu post para una pregunta... mis niñas comen muy bien, siempre lo han hecho. tanto el pecho, cuando les daba, el biberón, purés, frutas y yogures. Todo les encanta, comen deprisa, esperan con la boca abierta... vemos, que no me quejo porque es uno de los momentos geniales del día (la gente alucina cuando me ve darles de comer a las 3 a la vez en 10 minutos). Pero tenemos un problemilla.... cuando les das algo que no esté en puré (una galleta, pan, un trozo de lo que sea para probar, aunque sea en cachito rechiquitito...) se atragantan muchísimo, se me ponen moradas doscientas veces... y al ser 3, he decidido esperar algún mes más para introducir los sólidos... cómo lo ves? Hay alguna manera de que les enseñe sin tener que estar como si se me fuera la vida en ello? Gracias!!!!

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa, la verdad es que sí que tiene mérito darles de comer a las 3 en 10 minutos y que lo hagan tan bien!!! Pretendo poner esta misma semana algunas pautas generales que solemos dar nosotras para el tema de la alimentación, aunque, evidentemente, siempre hay tener presente la individualidad y necesidad de cada niño. Yo creo que con la edad corregida, están justo ahí, ahí, para empezar con los sólidos, así que puedes esperar algún mes más. Igualmente,además de ejercicios de estimulación orofacial, siempre aconsejamos ir espesando los purés cada vez más y después aplastar la comida con el tenedor, o empezar con la carne picada ultrapicada y pedirle al carnicero que la pique cada vez menos por ejemplo. También venden una especie de redecillas en las farmacias y algunos centros comerciales, no sé si las conocerás, donde puedes meter un trocito de fruta por ejemplo y es imposible que se atraganten. Lo que sí que dejamos claro siempre es que la alimentación requiere práctica, que nunca hay que forzar y que los cambios hay que introducirlos poco a poco y de forma progresiva. Igualmente, si después de esta semana que voy a escribir varios post sobre ello te queda alguna duda, escríbeme y lo vemos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Uy... ya he estado leyendo... qué genial. Además, las ideas que me has dado, ir espesando el puré, luego machacarlo bien, luego la carne picada.... me parece un buen entrenamiento. Ahora que voy a introducir el huevo (lo tenñia que haber hecho ya, pero con todo el follón, ya sabes...) lo que haré será ponerlo muy picadito en el puré, pero sin pasar... ya te contaré. Mis gemelas sólo usaron chupete hasta los 6 meses, y la melliza sólo lo usa por la noche o en el paseo. Así que en ese sentido no tenemos problemas. No lo hecha de menos, así que en breve se lo quitaremos. EL bibe de la noche nos costará un poco más... por lo menos hasta los 18 meses (16 reales). Te parece muy tarde? Mientras intentaremos ir introduciendo (según vayan aprendiendo) un "primero", jamón, tortillita... y luego ya bibe y a la cama. El tema es que cenan muy pronto, no con nosotros, y es más complicado el tema de que "prueben" las cosas... Gracias, gracias, gracias, guardo los posts en favoritos para poder ir recordándolos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Padresdetrillizas: ¡¡pero si lo estáis haciendo fenomenal!! tendrías que haber escrito tu el post. 16 meses no me parece tarde, de hecho verás en las pautas que voy a poner mañana que aconsejamos no usar chupete u otras tetinas más allá de los 15 meses; siendo prematuras no me parece mal cuándo lo tenías pensado. Voy a mandarte al correo lo que llamamos "cuestionario de preferencias de alimentación" los usamos con varias finalidades: saber realmente qué comen los niños, dar ideas a los papás de nuevos platos y hacer un listado de comidas que se quieren ir introduciendo, por si te puede servir de orientación, pero vamos que a mí me parece que vais por muy buen camino.¿Has probado las tacitas antivuelco para que beban líquido como alternativa al bibe?.Un besito GRANDE!!

      Eliminar
  4. Ay!! la alimentación, esa lucha con la "Pitu", antes se atragantaba con un grumo en la papilla y ahora nos pide jamón serrano y judías pintas..

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...