jueves, 2 de febrero de 2012

Actividades de la Vida Diaria: alimentación (III)

Terminando por el momento (seguramente volveremos a ello muchas veces porque el tema da para muchas entradas) con el tema de Alimentación, os dejo a continuación algunas pautas por si os pueden ser de utilidad:
  • Hacer de la comida un momento agradable, de comunicación, diversión y aprendizaje. La hora de comer tiene que ser entretenida y placentera. Nunca presionarle a comer. Observar las señales que nos dan permiso para introducir la comida en la boca.
  • Crear una rutina estable y mantenida en el tiempo.
  • Aumentar progresivamente el espesor de los purés (después machacar la comida con el tenedor).
  • A ser posible, comer siempre en la mesa (incluso líquidos y entre comidas) y con los papás, sin televisión ni ruidos que distraigan la comunicación. Quizá sí se puede introducir algún juguete pero controlando el protagonismo del mismo (la interacción es lo prioritario).
  • Evitar jugos o leche antes de las comidas.
  • Maximizar la independencia del niño, animarle a que coja la cuchara (esperar que el labio superior limpie la cuchara), enseñarle a beber en vaso (podemos empezar con los que vienen con los jarabes que tienen un tamaño pequeño)...
  • Introducir un alimento nuevo cada vez e incluyéndolo junto a la comida que realmente le gusta (mantener la nueva presentación al menos durante dos semanas, el orden de la tolerancia al nuevo alimento suele ser primero visual, luego táctil, después olfativa y por último gustativa).
  • Evitar el uso del chupete, biberón y otras tetinas después de los 15 meses. El chupete calma a los niños cuando son bebés, pero llega un momento en el que se crea la costumbre y no tiene ninguna funcionalidad. El abuso de ellos crea malos hábitos para el desarrollo del lenguaje oral, así como para la dentición, entre otros.
  • Darle a elegir alimentos para favorecer su iniciativa y participación (yogur o fruta, yogur de fresa o de plátano...).
  • Asegurarnos de que tiene una buena postura para comer  (cabeza y tronco alineados, cadera bien colocada, pies apoyados...).
  • Si le cuesta estar sentado en la silla para comer, proporcionarle actividad sensoriomotora (saltar, rodar, balancearse...) y juegos de destreza manipulativa (por la estrecha relación entre la mano y la  boca) antes del momento de la comida.
  • Si la cantidad en el plato, le abruma, ir añadiendo pequeñas porciones desde otro.
  • Realizar ejercicios oral-motores para aumentar la conciencia oral: jugar con el niño a ponerle en la comisura de los labios, paladar y laterales de la lengua algo dulce o pringoso como miel o mermelada para estimular el tono de la lengua, masajear las encías, jugar a soplar (velas, pompas, matasuegras...), beber con pajita, probar agua de sabores...
  • Fomentar el masticado colocando un poco de galleta en nuestro dedo y masajeando los molares inferiores hasta disolverla o poner un pedazo de fruta, carne...dentro de una redecilla de gasa (hay algunas comerciales que venden en farmacias y grandes superficies).
  • Limpiar después de cada comida la cavidad oral y revisar si quedan residuos alimenticios.
  • Realizar revisiones periódicas en el dentista, los dientes de leche tienen la misma función que los definitivos y además "guardan" su hueco.
  • Y sobre todo: paciencia, paciencia, paciencia...

9 comentarios:

  1. Pero la paciencia donde se compra?? Después de 4 años ( y eso que hemos mejorado muchísimo) ya nos queda poquita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estrellas en la Tierra... pero es que en el caso de Pitu, es que tú eres mi maestra y yo la aprendiz...Vosotros sois la paciencia personificada.

      Eliminar
  2. 28 meses hace hoy mi hijo y su desayuno sigue siendo un biberón de leche con cereales. No he conseguido que desayune otra cosa, si no se lo diera... no desayunaría. Y lo de beber en vaso... bebe en vaso adaptado, pero no en un vaso de adulto porque se lo tiraría todo encima. De hecho, cuando le damos una Actimel, que se lo bebe con pajita, como no estemos atentos, empina tanto el botecito que se lo tira todo por encima.

    ¿Paciencia? ¿Debería esforzarme más?.

    Aiss.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendríamos que verlo, son tantos los factores que influyen en la alimentación (motores, cognitivos, conductuales...)que probablemente no hay una verdad absoluta sobre cómo manejarlos, pero con 28 meses y por lo que me cuentas, sería conveniente que se le valorase para detectar posibles alteraciones (problemas respiratorios, hipotonía orofacial, alteraciones en la deglución, dificultades de lenguaje, malformaciones anatómicas como paladar ojival, mordida abierta, etc.)

      Eliminar
    2. Pero, ¿por qué motivo? A mi no me preocupa nada el tema como tampoco me preocupa que se chupe el dedo. Creo que si toma biberón para desayunar es porque le gusta, porque no le gustan las galletas ni los bollos ni las tostadas ni los cereales ni ninguna otra alternativa. Y lo del vaso... pues probablemente sea culpa mía. Como no quiero que se lo tire encima, nyunca le doy la oportunidad de usarlo y como me da igual que use un vaso adaptado...

      Que al final creo que todas estas cosas son bastante relativas...

      Eliminar
    3. Tal y como nos dice nuestra compañera terapeuta influyen tantos factores en la alimentación que es realmente difícil responder a tu pregunta...la paciencia es imprescindible, tienes razón...También hay cosas que puedes observar: ¿su dificultad de beber en vaso es por no sujetarlo firmemente con los labios y/o por no fruncirlos para canalizar el líquido?¿observas alguna dificultad cuando come otros alimentos (tanto a nivel de comportamiento como físico)? ¿cómo actúa él durante las comidas?...Son muchas cosas las que habría que observar y valorar. Coincido con nuestra terapeuta en que con 28 meses, sería muy positivo que se le valorase para detectar posibles alteraciones y darte pautas y recomendaciones para llevar a cabo en casa. Mucha paciencia y ánimo!

      Eliminar
    4. A lo mejor no me he explicado bien...

      No tiene ninguna dificultad para beber en vaso. Simplemente no le dejo nunca un vaso para que beba porque siempre he pensado que se lo iba a tirar encima y por comodidad no se lo permito, así es difícil que aprenda. En la cena le hemos puesto el agua en un vaso corriente, de los nuestros, y ha bebido sin problema.

      El Actimel se lo tira encima muchas veces si no estoy pendiente, sí, claro, porque es un culo inquieto que es incapa de estarse quieto mientras se lo bebe.

      Y comer come estupendamente, mastica muy bien, se relame, se limpia los dientes con la lengua y maneja bien la cuchara y el tenedor.

      Si desayuna en biberón es porque yo quiero que desayune algo porque no le gustan otras alternativas.

      En fin, que os agradezco la preocupación pero el niño no tiene ningún problema, de verdad.

      Eliminar
  3. Y deseamos que nunca lo tenga. Por muy enamoradas que estemos de nuestro trabajo, ojalá pudiéramos dedicarnos a otra cosa, porque eso significaría que ninguno de nuestros niños tiene problemas en ningún área de su desarrollo. Sabes que soy afín a la crianza consciente, con apego y basada en el amor y respeto al ritmo del niño. Pero también soy terapeuta y tengo una responsabilidad social, no puedo engañarte y decirte que el biberón no le puede perjudicar, aunque comparta y aplauda tu modelo de crianza. Ay, no sé si me estoy explicando bien, o te estoy liando más, lo siento. Igualmente, si algún día soy mamá, estoy segura de que se cumplirá lo de "en casa del herrero cuchillo de palo". Me tienes para lo que necesites. Un beso grande y muchas gracias por leerme y contar tu experiencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te he entendido perfectamente y te lo agradezco.

      Una piensa muchas cosas y luego cuando es madre pues se va viendo sobre la marcha. A mi el biberón no me preocupa porque se que dentro de nada lo va a dejar y es mas culpa mía que suya. Y chuparse el dedo... Pues d sobra se que malo no es pero creo que es muy fácil decir que hay que quitarselo y muy difícil llevarlo a cabo, porque lo necesita y porque lo lleva siempre puesto. No se puede vivir preocupada por todo, nosotros ya hemos pasado lo nuestro.

      Besos!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...