jueves, 12 de abril de 2012

El abrazo de la vida

Veo esta impactante foto en el Facebook a través de Maternidad Consciente:


Y a continuación podemos leer:

"El abrazo del rescate". La primera semana de vida de estos gemelos, cada uno en una incubadora. Aparentemente uno no se esperaba que sobreviviera. Una enfermera del hospital, en contra de las reglas del centro, puso a los bebés en la misma incubadora. Cuando los pusieron juntos, el más sano de los dos, puso su brazo sobre su hermana, "abrazándola". El ritmo del corazón del bebe mas pequeño se estabilizó y su temperatura se normalizó. Ambos bebés sobrevivieron. Y el hospital cambió sus normas después de ver el efecto que produce el estar juntos los bebés.
ABRAZAR,... una grandiosa medicina. Transfiere energía y es un gran estímulo emocional. Dicen que necesitamos cuatro abrazos al día para sobrevivir, ocho para mantenernos, y doce para crecer. No sólo es bueno, es NECESARIO...

Me emociono porque no puedo evitar recordar la historia de J. y E. que llegaron al mundo con poquitas semanas de gestación y perdiendo a una tercera hermana. E. abandonó relativamente pronto la unidad de cuidados intensivos, pero J. pasó varias semanas debatiéndose entre la vida y la muerte. Una noche, los médicos les dijeron a sus padres que no podían hacer más por el pequeño, que su luz se apagaba. La mamá pidió sacarlo de la incubadora para cogerlo en sus brazos y despedirse de él amorosamente...casi de forma automática todas las constantes vitales de su hijo se normalizaron...y al igual que la bebita de la anterior foto, también sobrevivió... 

Son estos abrazos de vida los que siempre deberían mover el mundo, ¿verdad?...

34 comentarios:

  1. Qué bonito. Es que sentirse amado es la mejor medicina que existe. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. los abrazos y los besos son terapéuticos de fijo... hay días horribles en los que ni tienes ganas de levantarte y entonces mi Repollete me da mimitos y mi Princesita un beso baboso y se me pasa todo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los mimitos de los peques dan la vida, ¿verdad?
      Un abrazo para los tres.

      Eliminar
  3. Me emociono mucho al leer estas cosas porque me trae recuerdos de lo que vivimos. Hoy he puesto una foto en mi blog de mis dos niños en la incubadora. No lo hacían mucho porque eraun liio de cables el ponerlos juntos, mover máquinas y hacer malavares para poder hacerlo y que no empezara a pitar todo, pero era una imagen preciosa. Gracias a Dios en el hospital donde estubimos nos dejana cogerlos en modo canguro cuando quiesíeramos y se quedaban dormiditos en mi pecho, era el mejor momento del día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La he visto Cintia, es una imagen que lo dice todo.
      Un tri-abrazo grandísimo.

      Eliminar
  4. Madre mía, se me pone la piel de gallina...Y tanto que deberían mover el mundo...Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también, Mo, a mí también...
      Un besito.

      Eliminar
  5. ¿Alimentar al niño?
    Sí, pero no solamente con leche.
    Hay que tomarlo en brazos.
    Hay que acariciarlo.
    Hay que hablar a la piel del pequeño, hay
    que hablarle a su espalda, que tiene sed y
    hambre, igual que su vientre.
    F.LEBOYER.

    Gran imagen que no necesita ningún comentario, Raquel.
    Hoy he venido a leerte con mi hemisferio racional más dominante que en los dos últimos días, jejeje. Besitos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja...mira que me ha dado miedito publicarla por ti ehhh :), yo a veces tengo la sensación de que soy puro hemisferio derecho, jajaja. Seguro que conoces el DVD de Nacimiento sin violencia de Leboyer. Imprescindible.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  6. ¡Verdad! ¡Verdad verdadera!

    Qué bonito lo que cuentas... Qué necesarios esos abrazos.

    (Otro para ti)

    ResponderEliminar
  7. La foto es preciosa!!
    Todos necesitamos de ese contacto, y mucho más los niños. Está demostrado que avanzan mucho más cuando les permiten a los padres el método canguro.
    Yo me siento muy orgullosa de haber enseñado a mi chico a abrazar, y lo necesito para empezar el día y para terminarlo, y continuamente!!
    Un abrazo para ti!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es curioso como en muchas escalas de desarrollo se contempla como un hito que el niño dé abrazos y no besos, porque los besos son algo "social", "aprendido", pero los abrazos es como que está en nuestro código genético. Y lo bien que sientan, ¿verdad?.
      Dos muy grandes para ti y para tu hombre.

      Eliminar
  8. Ay Raquel, que emotividad esta mañana.
    Acabo de leer en Mateo y la Luna una historia muy triste de una persona que ha sido olvidada y tú nos muestras el lado contrario, la importancia del contacto y el amor.
    Realmente son la misma historia contada de dos formas opuestas, lo que nos apaga y lo que nos enciende.
    Es un placer leerte.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué penita la historia de Mateo y la Luna...sí que está intensa la blogosfera hoy, o será que estamos todas un poco sensible.
      A mí también me encanta leerte :) Voy a ver lo de la mesa de luz, suena muy bien.
      Muas gorditos.

      Eliminar
  9. Por cierto, pásate por aquí para ver la mesa de luz. Quizás os gustaría haceros una para vuestros peques, aunque sea pequeñita y portátil.
    http://paramipequeconamor.blogspot.com/2012/04/la-mesa-de-luz-excelente-recurso.html

    ResponderEliminar
  10. Es una delicia ver esta imagen. Es verdaderamente calor humano, por el que se transmite el afecto, el amor, tremenda medicina.

    Es importantísimo que no se pierda esa manera de sentir y demostrar cariño. Mira a mi lado y veo a dos adolescentes, "mis peques", echados en el sofá, uno junto al otro, entrelazados, no pueden estar separados, aunque se puñeteen jejeje y yo feliz de verlos y me uno a sus abrazos de oso.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo decía El Principito, lo esencial es invisible a los ojos, ¿verdad?..
      Un besote.

      Eliminar
  11. Me emociono yo con estas historias!! De verdad, parece increible!!! Los abrazos son medicinas y a veces mucho mas eficaces que las otras. Gracias por compartirla. Estoy descubriendo tu blog y no sabes lo que me encanta y lo que te envidio (sanamente) en tu trabajo. Trabajar de esto es mi sueño, ya lo hice durante un tiempo y espero que mi futuro vaya encaminado por ahi. Te seguiré de cerca :) Besitos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siéntete muy bienvenida en mi casa, Rocío. Si es tu sueño, a por él con todo tu ser.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. ¿de verdad que tan pequeñito puede estirar el brazo? es INCREÍBLE la naturaleza humana, y una noticia preciosa en este mundo lleno de noticas negativas y superficiales. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura de que milagritos como éstos los hay todos los días, lástima que lo superficial venda más. Pero yo no me resigno. En el fondo soy una rebelde ;)
      Un abrazo amiga.

      Eliminar
  13. Te superas cada día, te daría un abrazo si pudiera ahora mismo.

    ResponderEliminar
  14. como tú y yo sabemos... "un abrazo vale más que mil palabras" :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué haría yo sin los tuyos, compañera?...
      Un besito

      Eliminar
  15. Por eso la teta, no tanto por la leche, que también sino por el abrazo constante y continuo. ¡Qué milagroso el poder del amor expresado en forma de abrazo!
    ¿Porqué será que me cuesta tanto abrazar a mi madre?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, el amor se puede expresar de muchas formas, seguro que tu madre se siente igualmente querida por ti.
      Un besito.

      Eliminar
  16. que bonita entrada que bien sienta leer titulares tan llenos de amor aichh me sienta estupendamente leerte un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro Chenchu.
      Marchando un abrazo muy especial para las dos.

      Eliminar
  17. La "pitu" se estabilizaba mejor y necesitaba menor aporte de oxígeno extra cuando la sacaban a canguro y la acariciabamos piel con piel. Ahora, o bien duerme pegada a nosotros o pegada a "Princesita". El contacto de la piel y sentir el calor de otra piel es terapéutico.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el piel con piel es una bendición.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Mmm... qué gusto parar unos segundos el ritmo y leer tu blog. Me ha emocionado...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...