miércoles, 18 de abril de 2012

¿Es todo tan bonito?

Viendo alguna de mis entradas naïf  ya publicadas he pensado que, quizá, alguien que me lea pueda llegar a pensar que esto de trabajar en Atención Temprana es casi una experiencia religiosa. En honor a la verdad y en mi incansable búsqueda del equilibrado término medio, he estado reflexionando sobre qué le diría a una persona que decida formarse para dedicarse a este campo de la rehabilitación infantil. Vais a ver que analizo cada punto que me he planteado desde la parte menos bonita (de ahí lo del vaso medio vacío), pero también desde el punto de vista más positivo (vaso medio lleno), porque al menos hasta ahora y desde mi experiencia personal, lo bueno que te aporta este trabajo supera con creces a las cosas no tan ideales que suele llevar asociado:

1. Sueldo:
Vaso medio vacío: puede parecer frívolo y superficial poner esto en primer lugar pero lo cierto es que, generalmente, cuando eliges estudiar una carrera del ámbito sociosanitario lo haces bastante joven y el espíritu altruista, sumado a las ganas de cambiar el mundo, pueden hacer que elijas una profesión sin pararte a pensar que quizá el día de mañana te las veas y te las desees para llegar a fin de mes con un sueldo que, además, rara vez será directamente proporcional a la responsabilidad que tendrás que asumir.
Vaso medio lleno: no cambio la sonrisa agradecida de ninguno de todos mis niños o la satisfacción personal de ayudar a unos papás a jugar de manera funcional con su hijo ni por todo el oro del mundo. El dinero no lo es todo. Como dice el refrán, no es más feliz quien mas tiene, sino quien menos necesita. Aunque lógicamente reconozco que el dinero es necesario y no dará la felicidad, pero es innegable que no tenerlo tampoco.
2. Implicación emocional:
Vaso medio vacío: dedicarás muchas noches de insomnio a pensar en cómo enfocar un tratamiento, en la mejor opción de escolarización para algunos peques, en lo mal que lo está pasando esa mamá o en cómo ayudarla... y se te pasarán las horas dando vueltas a otros muchos temas que se te pasarán por la cabeza.
Vaso medio lleno: aprenderás a relativizar muchísimo el concepto problema. Estar en contacto directo con papás y mamás que enfrentan situaciones extremas con una capacidad de lucha admirable e incluso muchas veces con una sonrisa diaria, te dará la oportunidad de ver la vida desde un prisma que difícilmente encontrarás en otros trabajos.
3. Trabajo en equipo:
Vaso medio vacío: Atención Temprana suele implicar trabajar dentro de un equipo multidisciplinar que desgraciadamente no siempre cuenta con personas que tengan un elevado grado de desarrollo personal y profesional. Yo he tardado años en encontrar un centro donde me encontrara realmente cómoda con el ambiente de trabajo.
Vaso medio lleno: aún en las peores circunstancias, siempre vas a sacar un aprendizaje positivo, aunque sea de ti misma y de tu capacidad de adaptación a las circunstancias. Ten paciencia, no desesperes y sigue buscando tu sitio. Hay gente muy válida a la que realmente merece la pena conocer.
4. Juventud:
Vaso medio vacío: si como en mi caso, aparentas menos edad cronológica de la que tienes, no será, de entrada, una ventaja. Algunos papás podrán recelar al principio de tu grado experiencia o cuestionarte ciertas pautas si entran en contradicción con su modelo de crianza.
Vaso medio lleno: cuando vean que lo das todo por sus hijos, que pones toda la energía de esa juventud al servicio de la calidad de vida de los niños y que argumentas con coherencia tus orientaciones sin juzgarles, irán creyendo poco a poco en ti y te emocionará ver cómo acaban confiando plenamente en tu criterio profesional por muy joven que parezcas.
5. Carga de trabajo:
Vaso medio vacío: el ritmo de trabajo en AT es realmente intenso. Las sesiones, según el centro y el tipo de terapia, suelen durar entre 30 y 60 minutos. Muchas veces no tienes un respiro entre niño y niño y además, la ratio de pacientes (no me gusta llamarlos así pero es por no repetirme en lo de niños) por profesional suele ser bastante elevada. Además hay que sumar la realización de valoraciones iniciales, informes de seguimiento o de fin de curso, reuniones con los padres, coordinaciones con los coles, elaboración de material...
Vaso medio lleno: ¿y lo que te vas a ahorrar en el gimnasio y en el psicoanalista? porque este trabajo te mantiene en forma y además, te deja poco tiempo libre para filosofar sobre lo divino y lo humano.
6. Infecciones:
Vaso medio vacío: cuando empieces a trabajar en AT (como suele ocurrirle a la gente que lo hace en escuelas infantiles, hospitales...) te vas a pillar todas las "itis" del mundo mundial: gastroenteritis, faringitis, conjuntivitis...
Vaso medio lleno: no te preocupes. Te acabas inmunizando de todo y si sobrevives al primer año, tendrás una salud envidiable y tu botiquín se reducirá considerablemente.
7. Maternidad:
Vaso medio vacío: el día que el reloj biológico se te dispare, lo hará también un miedo indescriptible a que tu bebé sufra alguna de las patologías que tratas a diario porque, para ti, lo que ves en el tu centro es lo habitual.
Vaso medio lleno: no tengo la respuesta ideal todavía a este vaso (entre otras cosas, porque si me pasa algo así, supongo que seré más mama que profesional), pero si una personita con grandes retos que afrontar me elige como mamá, al menos sabré dónde acudir y mi experiencia con las familias que trato a diario me ha enseñado que aunque el camino es durísimo, de todo se acaba saliendo en esta vida. Como dicen muchas mamás que conozco, con amor y paciencia, todo se consigue en esta vida. 
8. Formación:
Vaso medio vacío: siempre que hagas un nuevo curso, te parecerá que no sabes nada de nada. Al trabajar en AT, tratas con niños que presentan diagnósticos muy diferentes: trastornos del espectro autista, parálisis cerebral, problemas sensoriales...y eso te va a exigir que te formes en muchas técnicas diferentes y siempre tengas la sensación de te falta algo para ser lo suficientemente competente.
Vaso medio lleno: es cierto que te acompañará una eterna inquietud de aprendiendo tanto y tanto por aprender todavía...pero el día que no sea así, será el momento de dedicarse a otra cosa o jubilarse.

Con todo ello, como ya escribí en la entrada de cuándo sientes que merece la pena, siempre recibirás mucho más de lo que das. Así que si hay algún insensato valiente en la sala que después de leerme quiera dedicarse a esto, le animo plenamente. Estoy segura de que le llenará personalmente tanto como para no querer dedicarse a otra cosa el resto de su vida.




34 comentarios:

  1. Sin duda eres de las que ves el vaso medio lleno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que ver el vaso medio vacío es lo fácil ;)
      Un besito!

      Eliminar
  2. Mientras seas capaz de ver el vaso medio lleno... Yo en ocasiones no veo ni el vaso! Ja, ja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!!siempre está ahí, a veces es más fácil verlo de una manera que de otra, es inevitable.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Qué análisis tan completo.
    Y después de leerlo todo te prometo que entran ganas de ir corriendo a estudiar y prepararse para tu misma profesión... aunque se te ha olvidado decirnos si la posibilidad de encontrar trabajo después de tanto estudiar estaría del vaso medio lleno o medio vacío.
    Bromas aparte, me alegro de que el balance final te compense.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje...es una buena apreciación. La verdad es que no es fácil, sobre todo si vienes como en mi caso de la Terapia Ocupacional, porque en España no es muy conocida todavía en el ámbito pediátrico. Así que yo lo pondría en el medio vacío.
      Un beso!

      Eliminar
  4. Por mucho que te empeñes en mencionar los inconvenientes de tu trabajo, se nota a la legua que eres feliz con lo que haces. Y eso es una suerte inmensa!!! Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me ve el plumero, ¿verdad? jijiji.
      Un besito, guapa!

      Eliminar
  5. Has hecho un análisis muy detallado y completito de tu trabajo. El mío se resumiría bien rápido!
    Pero cada día que te leo, más me convences, te admiro! Porque yo no sería capaz de trabajar con estos niños sin que me afectara. Y pones por encima de todo las satisfacciones que recibes. Me alegro muchísimo por ti.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que podrías Trax y lo harías estupendamente, estoy segura.
      Un besito.

      Eliminar
  6. Ay, terapeuta temprana... Pones los pros y los contras pero lo que llega verdaderamente es esa fuerza del vaso lleno y rebosante de talento y amor por lo que haces. Cierto es que cada vez que te he leído me he sentido identificada con tu forma de pensar y sentir. Hoy también, hasta en los pequeños detalles, como esa eterna búsqueda de la templanza o "término medio", o en que ambas aparentamos ser más jóvenes y en que nos hemos sentido en alguna ocasión juzgadas o desautorizadas por ello. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué difícil lo del término medio, ¿verdad? aunque en el fondo creo que no lo consigo porque puede que sea lo más saludable, pero ¿no será también más aburrido? ains...Al final, como se puede ver en la foto de forma muy gráfica, nos pesa más el corazón. Qué le vamos a hacer.
      Un besito grande.

      Eliminar
  7. Me gusta mucho tu blog, tu forma de ver tu trabajo y expresarlo. No tengo ni la mas remota idea de lo significa trabajar en atención temprana ni trabajar con niños….además no me gustan jajaja!! Solamente me gusta mi hija .Pero no te negare que hay poquita gente que trabaja con mi niña de casi 4 añitos con múltiples diagnósticos a sus espaldas en solo unos mese los cuales se merecen mi respeto. Da igual sus edades, sus carreras universitarias y su forma cariñosa a la hora de hablar de Claudia. Mañana tengo una reunión con la psicóloga terapeuta o como leñes se diga que trabaja con mi niña en atención temprana….dicho de paso comentar que es joven y cariñosa con Claudia se le ve agotada y como si no sintiera absolutamente nada cuando le hablo….Se que en tu entrada hablas de tu experiencia tu opinión ,naturalmente se que tiene que ser muy duro y mas tratar con nosotros los padres….no se….creo que de 10 profesionales quedarme con 3 ya es algo que da para pensar….y no de que yo sea el problema por mi estadística, soy una madre que no me conformo pues hablamos de mi hija,un ser humano no de un coche …..tengo la obligación de hacer lo mejor para ella…además no nos engañemos las mujeres somos muchísimo mas dramáticas ,intuitivas y constantes…..noto cuando no lo hacen bien. Vamos después de este tostón nazo que te deje jajajajaja!! Mañana que se sujete bien la seudo- sicóloga(psicóloga. como se diga) terapeuta de Claudia…que me tiene ya cansada de tanto plástico en su rostro y sus terapias del bazar japonés….un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Chenchu, qué penita...te diría que te vinieras con nosotras pero creo que te pilla un poco lejos :( Ojalá lleguéis a un entendimiento por el bien de Claudia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Estoy totalmente de acuerdo contigo compañera! pero también hay que decir que es un trabajo precioso y nosotras vemos con más frecuencia el vaso medio lleno por la motivación y admiración que nos despierta el día a día...

    Yo creo que eso es lo que nos hace crecer profesionalmente, probar mil recursos, formarte todo lo posible, y recibir a cada familia con una sonrisa en la cara intentando estar al 100 % en cada sesión.

    Ante todo debería haber VOCACIÓN ... si no es así...creo que se le hace un favor tanto a los niños como a las familias e incluso a tus propios compañeros de trabajo...dedicándote a otra cosa.

    Yo siempre he dicho "más vale un profesional inexperto con interés por aprender que un veterano sin vocación".

    R. ¡me ha encantado la foto!

    Chenchu, me he emocionado al leerte, si yo fuese tú, no dejaría a mi hijo en manos de un profesional en quien no confío y el cual no me transmite confianza...ahí también radica el éxito del tratamiento...

    :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Hay algo en lo que tú y yo no estemos de acuerdo compañera? y es cierto, sin vocación, este trabajo no tiene sentido :)
      Un besito

      Eliminar
  9. Sabes que estuve a punto de estudiar lo mismo en algún momento? y ahora que pasé por toda la experiencia de las terapias con Mími me gusta más! Pero bueno.. no tengo muchas ganas de estudiar ahora :P

    Yo también he trabajado con niños, y siempre he dicho que hasta prefiero un niño malcriado que a un adulto gilipo...

    Ustedes hacen un trabajo MUY valioso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, yo también prefiero un niño a cualquier adulto gili...Nunca es tarde Vero, si te animas a estudiarlo, me lo cuentas!!
      Un besote.

      Eliminar
  10. Terapeuta temprana, hoy me ha encantado tu entrada, porque has mostrado la profesional humana que llevas dentro. Ole, ole y ole.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues gracias, gracias y gracias :)
      Un beso

      Eliminar
  11. Sabes una cosa siempre que trabajas en el ámbito sociosanitario el tema económico sale a relucir porque la cosita está mal pagada y encima si es como en mi caso la demanda no es tan alta como debiera jajaja... pero lo importante es ver el vaso medio lleno y ser feliz con lo que se hace, luego las demás cosas vienen por si mismas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suele salir porque el altruismo es precioso, pero no alimenta hijos. Sí que es cierto que te llena a otros niveles pero la realidad es que somos mileuristas como tanta gente. Quien se quiera enriquecer desde luego que se ha equivocado de carrera.
      Un besito.

      Eliminar
  12. Me ha gustado muchísimo esta entrada. Se nota que te encanta tu trabajo y así lo expresas, es obvio que das muchísimo a esos niños. Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos niños también nos dan tanto...
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Me parece que tienes mucho mérito y tienes que estar orgullosa de ti misma, lo cual compensa todo lo demás. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que orgullosa, me siento privilegiada. Es cierto que he luchado mucho para llegar a trabajar en lo que quiero, pero también hay gente que aun habiéndolo hecho, no lo ha conseguido. Es una suerte poder trabajar en lo que te gusta.
      Un besito.

      Eliminar
  14. Acabo de llegar por aquí y quería decirte que es una profesión que me gusta pero claro no todo es bonito la verdad. Ahora estudio para trabajar con ellos en el ámbito más emocional, la verdad que me encantaría...
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ésta es mi visión particular y personal, como tal muy subjetiva jejeje...lo mejor es que te unas y nos cuentes la tuya, seguro que tenemos mucho que aprender.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Sin duda es que los que decidís dedicaros a esto es que estáis hechos de una pasta especial. Cierto es que os debe de aportar muchísimo, eso es seguro, pero creo que no lo es menos la dureza de tener que ver tanto sufrimiento. Hacéis tanto bien como el que os lleváis.
    Vaso siempre un poquito más de medio lleno :)
    y muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, qué mona. Pues no sé si de una pasta especial. En un centro donde estuve trabajando hace años, vino un "coach" de estos que están tan de moda ahora, a darnos un curso de desarrollo personal. Y el último día nos confesó que estaba gratamente sorprendido del personal que había conocido, reconocía que estaba un poco asustado porque era la primera vez que daba un curso a gente que trabajaba con personas con discapacidad y todo el mundo le había dicho que estábamos un poco locos. Algo de razón tenía, no te lo voy a negar ;)
      Un abracito.

      Eliminar
  16. Ainsss, si es que salvando las distancias y la ocupación profesional, muchas de las cosas que cuentas yo creo que van intrínsecamente unidas a una forma de vivencia vital propia, es decir, por ejemplo tuya (y mía en tanto en cuanto me he sentido muy identificada...)
    A menudo suelo decir que merece penar, es decir, que siempre merece la pena. Y afortunadamente los años hacen que penes menos y disfrutes más con la misma implicación...
    Por cierto, no oyes algo? Yo sí! Creo que tu reloj biológico (no sé en realidad si ese o el mental) está haciendo arrancadaaaaaa!
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Jajajaja!! ¿tú también lo has oído?? late fuerte, ¿verdad? Lástima mi que mi Medio Limón esté en otro momento evolutivo. En fin, todo llegará. Y seréis las primeras en saberlo, por supuesto :)
      Un besazo.

      Eliminar
  17. Al final me quedo en que es un lujo trabajar en lo que te gusta y además haces tanto bien a los demás. Sé que es un trabaja para no ganar mucho pero el dinero no da la felicidad, te lo digo yo que he probado las dos posibilidades y prefiero vivir y ganar poco que sacrificarme para ganar mucho.

    Lo del miedo a tener un niño especial lo tenemos todas, y es más latente cuando vives cerca de este mundillo está claro, yo he estado llendo a atención temprana mucho tiempo y ves de todo, y por un lado piensas que dentro de lo que cabe lo tuyo no ha sido para tanto y que podría haberlo sido y por otro da miedo que te pueda pasar en un futuro. Pero si pasas delante de un colegio verás miles de niños "normales" y que la probabilidad es pequeña, y si te toca no puede haber nadie mejor preparado que tu tanto de recursos como emocionalmenteVamos que te quiero decir que no te quedes sin experimentar la maternidad por este motivo porque cuando no eres madre no puedes saberlo pero es una experiencia increible, me atrevería a decir que la mejor que una mujer puede tener.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo totalmente. Prefiero ganar menos y ser feliz, que enriquecerme y trabajar en algo que no me llene.
      Si en algún momento de mi vida el miedo a tener un bebé especial me frenaba, te puedo asegurar que ahora mismo no es precisamente eso lo que me lo impide. Querría a mi hijo igualmente. También comparto que la maternidad debe de ser una experiencia increíble y lo mejor que te puede pasar. ¿Será que los hombres lo vivencian de otra manera?...
      Un beso grande, ¡¡madraza!!.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...