lunes, 23 de abril de 2012

Por qué contar con los cuentos

Con motivo de la celebración del Día del Libro, E., logopeda y cuentacuentos, ha tenido la enorme amabilidad de elaborar una serie de post que verán la luz a lo largo de esta semana y que están dedicados por completo al maravilloso mundo de los cuentos. Vamos a ver por qué es importante contar cuentos, qué aspectos debemos tener en cuenta cuando elegimos uno, cuáles son los más recomendables para los más pequeños, cómo contárselos, cómo debería ser la hora del cuento...y además, ha confeccionado también una interesante bibliografía con algunos de los cuentos que considera más interesantes para los niños. Creo que es todo un regalito para este blog contar con una participación como ésta, al igual que lo es trabajar cada día con ella. 
¡¡Muchísimas gracias compañera!!.

Y sin más dilación, os dejo con la entrada de hoy: ¿Por qué contar con los cuentos?...¡Que la disfrutéis!

            La literatura infantil cada vez es más extensa y toca materias muy diversas. Desde temas didácticos como el aprendizaje de la casa, las estaciones del año, el cuerpo, etc; pasando por temas de desarrollo personal como es el nacimiento de un hermano, autonomía, alimentación, pesadillas, miedos y fobias,  o resolución de conflictos, hasta temas transversales que deben estar presentes en la educación actual como es la discapacidad, la igualdad entre sexos, racismo, homosexualidad;  fomentando en todo momento la adquisición y desarrollo del lenguaje y la  creatividad. Son muchos los ámbitos que podemos tratar tanto desde el centro de atención temprana o centro educativo como desde casa, y por tanto, es fácil llegar a una conclusión: debemos contar con los cuentos como aliado fiel y potente, pues es una herramienta muy útil para abordar gran diversidad de  temáticas de una manera adecuada al desarrollo del niño, poniendo un toque de magia e imaginación.
        ¿A quién no le han enseñado canciones, poemas y poesías para aprendernos cosas, como el abecedario, las estaciones del año, los meses, días de la semana?,… y, ¿no es más fácil de esta forma?, ¿no nos llega mejor la información? Es mucho más significativo, divertido y ameno aprenderse elementos a través de pequeñas canciones y pequeñas poesías.
      Para hacernos una ligera idea de las posibilidades de los cuentos, haremos referencia a una serie de artículos (que os recomendamos) editados en los Cuadernos de Literatura Infantil y Juvenil, CLIJ, (que podéis consultar de manera gratuita en las bibliotecas públicas), escritos por Paco Abril: “Los dones de los cuentos”, en los que el autor nos muestra muchos de los dones que aportan los cuentos a nuestros niños:
·        El don del afecto: el momento del cuento es un momento mágico, un momento que fortalece el vínculo adulto-niño. “solo se aprovecha de verdad la Vitamina C (de Cuento), cuando viene combinada con la vitamina A (de Afecto)".
·        El don del consuelo: cuántas veces después de comenzar un cuento, una nana, una canción, el niño deja de sentirse triste o enfadado y deja de llorar. Los cuentos (entre los que incluimos las nanas y canciones de cuna) les aportan palabras consoladoras, acariciadoras. El lenguaje en los cuentos se convierte en un masaje aliviador.
·        El don de la palabra: los cuentos potencian al máximo la facultad de la palabra. Vocabulario, temporalidad, formas y maneras de expresarse,…llegan a la mente del niño a través del cuento.
·        El don del pensamiento: unido al don de la palabra. La mente vuela y  asciende a las alturas con la ayuda de las alas de los cuentos. (¿Qué cosa posee el hombre que nadie pude ver, y dar tormento y placer, sin alas vuela hasta el cielo y es la causa del saber?...)
Rectángulo redondeado:
·        El don de la identificación o del espejo: a través de los cuentos los niños se ven reflejados en los personajes. Les tranquiliza, les gusta ver características propias en los cuentos.
·        El don de la imaginación: un don principal de los cuentos. Nos trasladan a otros mundos, nos transforman.
·        El don de la fuga: unido al anterior, los cuentos nos trasladan a mundos lejanos de un mundo de opresión, un mundo real del que no se puede escapar si no es a través de la imaginación…de la magia de los cuentos.
·        El don del deseo lector: rodeados de palabras escritas, los cuentos les aporta el deseo de decodificar esos símbolos, de poder contactar directamente con el relato.
·        El don de la empatía: nos ponemos en el lugar del personaje, sentimos pena cuando esta triste, nos alegramos cuando le sucede algo bueno…
·        El don de la verdad: los cuentos nos acercan a la verdad a través de las mentiras y a través de la fantasía.
·        El don de la prevención: desarrollar todas las potencialidades anteriores es una de las mejores medidas preventivas que podemos tomar para evitar, paliar o reducir los problemas que surgen por desconsideración de la infancia, políticas injustas, carencias afectivas o una educación inadecuada.

Fomentar que se cuenten cuentos a los niños también derrumba los muros de las cárceles”. Paco Abril



11 comentarios:

  1. Seguiré atentamente esta serie de entradas, de momento este post me ha gustado mucho! Enhorabuena a tu excelente colaboradora! Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que es más maja ella, jijiji...
      Un besito.

      Eliminar
  2. Érase que se era en un centro de atención temprana del país de "Eso sí que sí", donde una maravillosa terapeuta ocupacional de color rosa estimulaba a las niñitas y los niñitos que sus mamás (y algún papá) llevaban, que una logopeda que se llamaba E. (de Encantadora, de Emocionante, de Entretenida, de Encomiable y de Especial) contaba cuentos con metaintención. Y todo lo que se proponía lo conseguía...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que la felicidad no está en hacer lo que te gusta sino en que te guste lo que haces y por ahora, nos encanta. Rosa...me gusta ese color mezcla del rojo pasión y blanco pureza :)
      Te iba a decir que estaba deseando que siguieras con tu blog, pero veo que estás en ello...
      Un beso.

      Eliminar
    2. Qué bonito Ló!espero que estas entradas os vengan bien....muchísimas gracias por este comentario tan bonito!Un fuerte abrazo! E.

      Eliminar
  3. Muchas gracias a las dos por acercarnos este tema tan interesante.
    Seguiré muy atenta a las demás entradas de E.
    Quería compartir con vosotras lo que acabo de leer en otro blog para ver qué os parece.
    El texto habla de la importancia de la capacidad de abstracción y las circunstancias que propician que esta se desarrolle.
    Y concretamente, en relación a los cuentos, se comenta la importancia de los cuentos orales, en los que los propios niños imaginan, frente a los cuentos escritos e ilustrados, en los que las imágenes ya se dan de antemano.
    ¿Qué pensáis?
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa. No conozco ese texto en concreto pero creo que he entendido la idea. Supongo que si se refiere a niños que tienen un desarrollo normotípico, la imagen quizá no tenga tanta importancia, pero en nuestro caso, que trabajamos con niños que tienen dificultades para procesar la información verbal, es fundamental contar con otros canales sensoriales para que les llegue el mensaje de forma más clara. De todas formas verás a lo largo de las próximas entradas que a la hora de contar un cuento también es muy importante cómo se cuenta, porque si el orador no tiene mucha gracia tampoco favorece mucho la capacidad de abstracción de los oyentes. Igualmente, a ver si nuestra pequeña cuentacuentos saca un ratito y te contesta.
      Un besito.

      Eliminar
    2. ¡Hola Maribel! estoy de acuerdo con lo que nos dices de darles a los peques la oportunidad de imaginarse cada personaje y escena del cuento sin que la imagen se lo dé "hecho"... sin embargo cuando nos referimos a niños muy pequeños (de 0 a 2 años- 2 y medio, más o menos) o, como dice mi compañera, a niños con dificultades en el procesamiento de la información, es muy importante que nos apoyemos de la imagen para fomentar el desarrollo de la capacidad de abstracción.
      Todo depende de la edad del oyente y del desarrollo del mismo. Una vez más tenemos que decir que "cada niño es único".

      Un abrazo.

      E.

      Eliminar
    3. Muchas gracias a las dos.
      Vuestros comentarios me has ayudado a verlo de una forma más completa.
      Saludos

      Eliminar
  4. Estaré atenta, que esto promete.
    Comparto todos esos dones.
    A mi hija le han gustado los cuentos desde bien pequeña y no me canso de mirar cuentos para ella.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son una herramienta muy valiosa. Ya me contarás el viernes, que se publica el último qué te ha parecido :)
      Un beso.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...