lunes, 28 de mayo de 2012

El amor siempre encontrará su forma

La casualidad quiso que el mismo día que encontré esta simpática imagen en Facebook, protagonizaras una de las tantas inolvidables anécdotas que vivimos a diario con vosotros. Llegaste hace casi tres años a nuestro Centro, eres uno de los veteranos y en junio, con toda la penita de nuestro corazón, llegará el momento de despedirnos. La palabra perseverancia se queda pequeña para definir el tesón con el que te has aplicado en todas y cada una de las terapias que has recibido a lo largo de este tiempo. Pero quién te iba a decir, mi pequeño duende, que a un mes de marcharte, ibas a tener que enfrentarte a tu reto más desconcertante. Esa princesa de cuatro años y bucles rubios que te tiene loco. Apareció un día de manera inesperada por la sala de Psicomotricidad que tanto te gusta y desde entonces ya no ha habido ojos para nadie más. Ni para tu amigo J. con el que tantas horas de juego has compartido, ni para C. con la que no has dejado de bromerar en ninguna sesión, ni para I. que te adora. Toda tu atención está centrada ahora en cómo hacer feliz a esa mariposita de mirada fugaz pero risa contagiosa que te ha robado el corazón. Parece un poco movidita afirmaste muy sereno observándola desde tu sillita del Ikea la primera vez que os encontrásteis y ella no paraba de correr por toda la sala mientras su logopeda la perseguía divertida. La invitamos a quedarse ese día a bailar con nosotros y desde entonces, no has dejado de preguntar cuándo volverá a hacernos una visita, o cuándo podremos nosotros ir verla a la otra sola donde bien sabes que recibe su terapia. E., su logopeda, te ha dicho con mucha dulzura que hay muchas cosas que L. aún no entiende y tú, desde esa eterna sabiduría que sólo un niño de cinco años puede tener, le has respondido que ése no es ningún problema, porque también hay muchas otras que tú todavía no comprendes. Cuando  llegué a casa y vi esa foto tan tierna, no pude evitar pensar en vosotros dos y sonreír conmovida. Ojalá fuera todo tan fácil, mi niño, ojalá...

44 comentarios:

  1. Me ha encantado tu entrada... y tienes razón el amor siempre encuentra su forma, hace muchos años una amiga mía que tan solo tenía 13 años conoció a un amigo de Papimelli que le doblaba la edad y estubieron tonteando mucho tiempo, un día él nos dijo que la dejaría marchar, que creciera y viviera, que tan solo era una niña.
    Ella sufrió mucho por ese desamor y estubieron otros 13 años viéndose de vez en cuando sin decirse nada, con otras parejas, y con miradas que lo decían todo y no decían nada.
    Trece años después tras una ruptura con la qu ehabía sido su pareja, él fué a buscarla y se reencontraron, se habían querido todos esos años, ahora están casados y para mi son el ejemplo de que si algo debe pasar pasará.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me emocionó mucho la respuesta de J. Los niños sí que saben lo que es realmente importante.
      Increíble la historia de tu amiga, de película.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Qué linda entrada, nunca dejarás de sorprenderme y conmoverme. Bendito niño!

    ResponderEliminar
  3. Me ha emocionado mucho esta entrada y la respuesta que le dio el niño a su logopeda. Increible!
    Si es que nos empeñamos en hablarles como si no entendieran nada, y a veces nos dan mil vueltas!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí cada día me dejan más descolocada, son increíbles....
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Pero que bonita historia!!!! Vaya dulzura de niño. La frase que le dice a la logopeda es fantastica. Estoy de acuerdo contigo, ojala todo fuera tan facil :) Besitos y la imagen chulisima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este peque en particular nos regala cada frase que es para enmarcarlas.
      Un beso!

      Eliminar
  5. Me has emocionado... como cada día!

    ResponderEliminar
  6. :) increíbles! qué alegrías tan grandes nos causan, cuanta sabiduría nos comparten y como nos transforman la vida..

    Raquel, cada día me gusta más tu trabajo.

    Feliz semana.

    ResponderEliminar
  7. Cuánto más leo de tus niños más me enamoran. Un besazo!

    ResponderEliminar
  8. Preciosa entrada! Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  9. Una historia muy bonita. Ay, si los mayores aprendiésenmos un poquito de los niños...

    ResponderEliminar
  10. Los niños, solo son bajitos!. Si todos fuéramos capaces de ver la solución a los problemas como ellos lo hacen... seguramente éste mundo, sería mucho mas feliz.Un Beso desde éste gallinero.

    ResponderEliminar
  11. ¡Cuanta sabiduría! y ternura **)

    ResponderEliminar
  12. Tienes una suerte inmensa por poder participar cada día de vivencias como esta que nos cuentas hoy. Y una gran sensibilidad para saber apreciarlas.
    Una vez más me has emocionado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos muy afortunadas y ellos muy generosos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Son pequeñitos, pero sólo eso. Por suerte aún tienen mucha vida para crecer... que pena que cuando crecemos perdamos parte de esa sabiduria infantil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pequeñitos por fuera, pero grandes por dentro. Lástima que cuando nos hacemos mayores, esto se invierta...
      Un beso.

      Eliminar
  14. Aix...qué niño tan precioso. Gracias por compartirlo, leer cosas así refrescan el alma. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es auténtico, nos encanta!! bueno...¿y cuál no? jeje.
      Un besito.

      Eliminar
  15. Esa respuesta es para emocionarse!
    Besitos

    ResponderEliminar
  16. Que tierno y que triste a la vez.
    No obstante me alegra saber que un niño tan pequeño admite no saberlo todo cuando muchas veces un adulto supuestamente hecho y derecho no sabe admitirlo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para que luego les atribuyamos tantas cosas malas, con lo honestos que son.
      Un beso.

      Eliminar
  17. Desde luego que eres mágica en todo tu ser linda... eres ese ejemplo y referencia que me gusta tener para no olvidar el sentido de la vida...
    Siempre lanzas mariposas a mi alrededor, y aunque me pilles con la lágrima aflorando, es que soy una empedernida hipersensible y disfruto leyéndote por aquí, por allá y por acullá...
    Besitos desde el alma!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhh, eres tannnn bonita...muchas gracias por tus palabras, pero te aseguro que no soy ejemplo de nada. Sólo intento hacer bien mi trabajo, nada más. A mí me llena leerte :)
      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  18. Me has emocionado, de verdad cuanta sensibilidad tienes !
    Yo he estado trabajando durante 15 años con personas con discapacidad psíquica y creo que he recibido mucho, mucho más de lo que les he podido dar.

    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida! yo he trabajado tanto con adultos como con niños y comparto lo que dices, siempre recibes mucho más de lo que das.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Preciosisima historia de amor. Es asi. el amor no entiende. di tiene que ser sera. Que suerte tienes de disfrutar de cerca con estas personitas tan especiales.
    besitos

    ResponderEliminar
  20. Tienes un premio en mi blog!! Besote!!

    ResponderEliminar
  21. Los niños lo ven todo mucho más sencillo que nosotros, a veces tendríamos que aprender de ellos... El dibujo me ha encantado, es conmovedor, igual que tu historia. Dará pena despedirse, pero será también un momento feliz del trabajo bien hecho, de ver los resultados de tanto esfuerzo de esos niños... un día de estos dale un besito a este niño de las trillis, porque su ama ha sonreído largamente con su historia de amor infantil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le tengo los miércoles por la tarde en Psicomotricidad, así que hoy, sin haberte leído, ya se lo ha llevado. Es tannn rico. Te lo comerías a besos!
      Un abrazo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...