lunes, 2 de julio de 2012

El mes más difícil

Con la mente y el corazón puestos en algunas compañeras que están sufriendo momentos personales muy delicados y con el agotamiento propio de estas alturas del año, afrontamos nuestro último mes de trabajo antes de las vacaciones de verano. Prácticamente acabamos de despedir con sus respectivos informes kilométricos a muchos de nuestros niños que por edad (seis añitos) dejan Atención Temprana y ya estamos recibiendo y acogiendo nuevamente a numerosas familias que necesitan, además de toneladas de cariño, respuesta a muchas preguntas angustiosas. Hay que hacer valoraciones, organizar tratamientos, crear nuevos vínculos, dar las primeras pautas, consolar y sobre todo, acompañar muchos duelos con lo que todo ello conlleva. Es momento, también, de hacer balance del año. El otro día reflexionaba sobre ello con dos compañeras y no podíamos evitar que una cuestión inquietante se pusiera sobre la mesa, ¿estamos haciendo todo lo posible?. Cada vez somos más conscientes de la enorme responsabilidad que conlleva este trabajo y de la cantidad de piezas que hay que contemplar como si de un frágil rompecabezas de cristal se tratase, para que una intervención terapéutica tenga éxito. Siguen faltándonos medios materiales y humanos. Continuamos teniendo la descorazonadora sensación de que por mucho que nos esforcemos, por mucho que hagamos, siempre habrá algún detalle importante que se nos escape. Necesitamos más formación, más horas de coordinación interna y externa, más apoyo psicológico para nuestros papás, más espacios para elaborar material, más tiempo para escuchar a las familias, más asesoramiento, más recursos en general...y sobre todo, lo más importante desde mi punto de vista, es que necesitamos entereza para no resignarnos. Nos acordábamos de tantos profesionales que hemos conocido en otros centros sin ninguna gana de reciclarse, hastiados con su trabajo y de vuelta de todo. Pensábamos con tristeza si hace treinta años, cuando empezaron, lo hicieron con tanta ilusión como nuestras compañeras ahora y poco a poco, ante las dificultades y las piedras en el camino, se fueron desencantando y abandonándose. No quiero pensar que esto pueda ocurrirnos también a nosotras, porque nuestros niños no se lo merecen de ninguna manera. Cada día debería ser nuevo, único y extraordinario para ellos.
Lo cierto es que este curso llega ya a su fin y estos meses transcurridos, para bien o para mal, forman ya parte del pasado. Como tal, podemos huir de él, o aprender de él. Tengo fe ciega en que este equipo, optimista por naturaleza, apostará por el segunda opción porque, a pesar de toda su dureza y todos sus reveses, la vida continúa siendo hermosa...



50 comentarios:

  1. A mí también me preocupa perder la motivación y las ganas de hacerlo cada día un poquito mejor.
    Una reflexión sobre el periodo que termina y unas buenas y merecidas vacaciones son la clave para volver a empezar sobre unos cimientos cada vez más fuertes. Y un abrazo fuerte para tus compis que están pasando por un mal momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón Estrella. Les haré llegar tu abrazo, lo necesitan más que nunca...
      Un beso!

      Eliminar
  2. A mí no me cabe duda de que tu equipo hace todo lo que puede por vuestros pacientes. Entiendo que la gente con los años se desencante y se hastíe por las piedras que encuentra en el camino, sé que eso pasa, pero no debería ocurrir. Ojalá siempre mantengas el mismo espíritu que te caracteriza, luchador y profundamente empático. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá eso no cambie y mantengamos siempre ese brillo en los ojos...
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. ¡Ojalá todos los profesionales fuesen como tú!
    (¡Ojalá todos los trabajadores, con nómina, fuesen profesionales!)
    ¡Ojalá todos nos coordinásemos, formásemos, buscásemos nuevos caminos, métodos, maneras...!
    Porque trabajar rodeado de quemados, suficientes, etc, hace más difícil el hacer que la utopía se haga realidad. Y lo sabes. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por desgracia, lo sé...
      Un abracito grande.

      Eliminar
  4. No sé lo que pensaréis dentro de treinta años, son muchos no?
    Pero ahora, por lo poco que conozco de tu trabajo, me consta que hacéis todo lo que está en vuestras manos, y peleais con uñas y dientes, para ayudar a esos peques y dar respuestas a sus padres.
    Mucho ánimo y sigue con esa pasión.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí la verdad es que pillan como muy lejanos, jeje, pero yo no dejo de darle vueltas a la cabecita, ains...
      Muas!

      Eliminar
  5. Mucho ánimo a todo el equipo. Todo camino tiene sus subidas y bajadas, el cuestionarse lo que está pasando, pero... ¡claro que lo estáis haciendo!. No os vengáis nunca abajo, que el mundo necesita de personas como tú, con tanta pasión y amor por lo que hacen, por los pequeños...

    Maravilloso manual de los sueños, por cierto.

    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que lo peor es la impotencia que se siente muchas veces, pero al menos creo que somos conscientes de que estamos en el camino del aprendizaje y aceptar ciertas cosas también forma parte de él, ¿verdad?...
      Un besito.

      Eliminar
  6. Creeme Raquel, esto que pones aquí, sustituye profesionales por padres, sustituye otros profesionales por otros padres que ves por allí y te aseguro que son las preguntas que nosotros nos planteamos o al menos yo llevo años planteandome en casa.
    Supongo que el trabajar/vivir/convivir/educar a niños así nos condiciona ha hacernos un montón de preguntas de este tipo. El problema es que las respuestas no las tendremos hasta mucho más adelante.
    Llevo muchos años planteandome si lo que hago lo hago bien. Algunas veces con el tiempo he visto que algo no lo hice bien, pero ya está hecho. A partir de ahora intentaré hacerlo mejor y remediar eso en lo posible. Algunas cosas no las puedo remediar, bueno, asumamoslo e intentemos que a partir de ahora todo sea mejor. Si me pasara todo el tiempo cuestionandome todo lo pasado no viviria el presente y me hundiria y si yo me hundo mis niños lo pagas y ellos no se merecen eso. Así que mamá no tiene porque hundirse por cosas que no pueden arreglarse, ni vosotras. Ellos nos necesitan a todos y nos necesitan lo más centrados posibles.
    También me he cuestionado muchas veces si lo que hago servirá de algo y si mi peque tendrá un futuro con una vida lo más normal posible. Y sobre todo, lo que más me quita el sueño es saber lo que pasará cuando nosotros no estemos. Hay muchísimas situaciones y cosas que me dan miedo, no lo niego. Pero la vida me ha enseñado a que no hay que empezar a preocuparse ahora por cosas que no sabemos cierto si se darán o no. Cuando se me plantea un problema lo soluciono pero si no se plantea no tiene porque quitarme el sueño ahora, esperemos un poco a ver como evolucionan las cosas y que derroteros siguen. Que me quite el sueño lo que tengo en este momento, lo de mañana ya veremos y si no se da pues mejor hoy he dormido mucho más y mañana también.

    Muchos ánimos cariño no desfallezcas, sus sonrisas y conquistas son nuestros premios.

    Ah! he llegado a la conclusión que creo que en el fondo no lo hacemos tan mal. Si lo hicieramos tan mal ni nos lo planteariamos. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado el Manual de los sueños.
    Mi abuela solía decir "El que hace lo que puede no está obligado a más" aunque a veces es difícil establecer si has hecho lo que has podido, creo que en vuestro caso ha sido mucho más de lo que podíais.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tenemos puesto en la corchera del vestuario. Es casi una filosofía de vida, ¿verdad?. Qué sabia tu abuela...
      Un besito.

      Eliminar
  8. Me ha gustado el post, a mi alguna vez también me da miedo acomodarme o que se me pase algo por alto que puede repercutir en la persona... Mucha suerte con los nuevos niños. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me pasa...ya os iré contando.
      Un abrazo!

      Eliminar
  9. Gracias por ser como sois, por pelearos por sacar niños con problemas adelante, porque puedan disfrutar de una vida plena. Estoy segura de que os dejais la piel en ello. Con el cansancio de un curso acumulado, entiendo que te entren dudas, pero seguro que con el principio de las vacaciones, empezaras a verlo de otra manera, y cuando éstas lleguen a su fin, estarás deseando volver a encontrarte con tus niños, a trabajar con ellos, y conseguir esos pequeños o grandes avances, pero siempre avances !!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los meses de julio nos pasa...puede que sea una mezcla de muchas cosas y que este año ha sido especialmente intenso. Me gustaría llegar a tantas cosas...
      Un beso y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  10. Animo para las compis no lo están pasando mu bien, para esas familias que despiden esta etapa y me imagino afrontan otra con optimismo y a ti especialmente por estoy segura que esa ilusión que derrochas, ese cariño, esas ganas de hacer siempre las cosas mejor te van a acompañar siempre, lo presiento. Un besazo muy fuerte guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu aliento de vida Rocío. Tus ánimos llegan con esa energía positiva que tanto necesitamos en estos momentos.
      Un abrazo!

      Eliminar
  11. Ojalá que no perdáis/perdamos nunca la ilusión. Aprendamos de los niños que para ellos todo es nuevo.
    Un beso a ti y a tus compis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ellos nos mostrarán el camino, tienes razón.
      Un beso!

      Eliminar
  12. A la pregunta ¿estamos haciendo todo lo posible? no te puedo contestar como profesional, pero a mí me parece que sois ángeles guardianes o hadas madrinas, o llámalo x para esos niños... no me canso de repetirlo, os admiro!!! Un besote y a seguir dándolo todo, que por poco que sea para esas familias es muchísimo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy bonita Mamá Ciruela, pero somos de carne y hueso, con nuestras cosas buenas y no tan buenas jeje. Ya me gustaría a mí arreglarlo todo con una varita mágica. Mientras llega, seguiremos luchando con todas nuestras fuerzas.
      Un besito mágico.

      Eliminar
  13. Es una pena que algo que comienzas con ilusión, y más si es un trabajo en que tienes que ser tan PERSONA, acaba hastiando a la gente pero puedo entenderlo. Tantos esfuerzos, tan pocos recursos... es fácil dejarse llevar por el pesimismo.
    De todas maneras, como es lo fácil y vosotros trabajáis en algo tan complejo, si creéis en vuestros chavales conseguiréis creer en vosotras mismas y luchareis por no perder la ilusión. Ojalá... Confío... Y confío también en que poco a poco haya más profesionales con ganas.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No perdamos la fe ni la esperanza...
      Un besito.

      Eliminar
  14. Es inevitable un repasito para bien y para mal, a mi me pasa cuando los peques cumplen meses, como hoy que hacen 20 mesitos, y les miro y me alegro de que como son de como estan de todo lo que hacen y por otro lado me pregunto si lo hare bien, porque veo otros niños haciendo muchas mas cosas con la misma edad, o si les estimulare suficiente, si me faltan medios, si deberia pagar un apoyo externo...miles de cosas me pasan por la cabeza, es inevitable. Pero yo creo que lo importante es que hacemos lo que podemos, lo hacemos con la mejor de las intenciones y lo demas Dios dira. Y no mires tan lejos! que dentro de 30 años igual no hay ni mundo! jajaja. UN beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jajaja! bueno, pero mientras lo tengamos toca hacer un poquito de autocrítica, aunque saludable.
      Un beso!

      Eliminar
  15. Hacéis una labor impagable. Gracias. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. ¡Mucho ánimo! Estoy segura de que, con "compañeras de viaje" como tú, "vuestros" niños están en buenísimas manos...Sé el cansancio que se siente a final "de curso"...¡pero ya os queda muy poquito!!!!
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El último empujoncito y a tomar fuerzas, que el próximo curso viene potente también :)
      Un besito!!

      Eliminar
  17. Por cierto Raquel, ¿al final conseguisteis las "guantillas" para esa peque que se mordia las manos? ayer vi unas guantillas de karate y me acordé de ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le hicimos unos guantes de compresión a medida en la ortopedia. La semana pasada se los probamos pero también se los quitaba, así que vamos a probar otros más largos. Seguimos en ello, por eso no he hecho el post todavía. No es nada fácil. Gracias por tu interés.
      Un beso!

      Eliminar
  18. Seguro que seguís llenas de ilusión, de optimismo, de fuerza ... ahora os merecéis también un descanso ¿eh?

    saludos :)

    ResponderEliminar
  19. Me consta, que por lo que escribes, formáis un gran equipo y como ya he escrito en otras ocasiones, vuestro trabajo no es nada fácil. No todo el mundo sirve para un trabajo así. El último tirón, relax y a volver con las mismas ganas e ilusiones.
    Adelante! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso, para atrás ni para tomar carrerilla :)
      Un beso!

      Eliminar
  20. Creo que hacéis todo lo posible porque entregáis todo de vosotros. Quizás sí, quizás dentro de 30 años estéis hastiados, cansados...pero lo que importa es el ahora, el mañana no existe.
    Muchos besos y que este último mes se haga lo más llevadero posible
    Un beso para ti y para tus compis

    ResponderEliminar
  21. El optimismo está infravalorado y a mí me parece que es lo que hace moverte en muchas situaciones. Creo que hay que ser consciente de las posibilidades de cada uno pero también soñar, ir un poco más allá. Deber ser difícil el trabajo que realizas pero muy enriquecedor al mismo tiempo. Un beso. Balance positivo y con nuevos sueños para el próximo curso. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que el optimismo es la mejor actitud, pero a veces, cuesta un poquito...Gracias por los ánimos.
      Un besote.

      Eliminar
  22. Estoy segura de que hacéis todo lo posible, y un poquito de lo imposible, con vuestros niños, y que el resultado es un trabajo excelente. Seguro que se podrá mejorar, y ese es vuestro reto para el curso siguiente... que seguro conseguiréis!! Un abrazo y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al menos pondremos todo de nuestra parte para que así sea.
      Un besito guapa.

      Eliminar
  23. Yo creo que sois un equipo que habéis conectado muy bien, y eso ya es mucho y se ve en los resultados. Tú misma has comentado alguna vez que en otras ocasiones no tuviste tanta suerte con tu equipo de compañeras/os.
    Lo bueno de vuestro entusiasmo es que si una flaquea allí están las demás para levantarla. Apoyaos unas en otras y que nunca os venza el desánimo o el pesimismo.
    Que ese merecido descanso os sirva para coger fuerzas y volver después con muchas más ganas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que "gracias" a que he conocido otros equipos sé valorar lo mucho que vale éste. Hoy una de esas compañeras, gran profesional y mejor persona, me decía que se iba a tener que ausentar un tiempo y que por favor, luchara por quedarme con sus niños, que no quería que otra persona que no fuera yo los tratara. Que en medio de su dolor sacara fuerzas de donde ya no le quedan para preocuparse por los peques, me ha dejado totalmente conmocionada. Necesitamos unas vacaciones, sí...
      Un abrazo y gracias...

      Eliminar
  24. En este mundo en el que me muevo con mi hija, conocemos gente que está cansada de lo que hace, pero conocemos gente, que a pesar de llevar toda la vida en esto, disfruta con lo que hace y viendo los resultados en los niños, aunque sean mínimos y muy lentos. Espero, no, se que en tu caso, serás de ese segundo grupo y los que te vamos conociendo a lo largo de tu desempeño profesional, somos unos privilegiados.
    Todos vamos cambiando con el tiempo, pero tu irás mejorando hasta convertirte en lo que siempre has querido ser y que ya has comenzado a ser.
    Ni lo olvides, ni te rindas al desaliento, que tu no eres de esas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero y en caso de que ocurra algo así, ahí os quiero dándome unas buenas collejas para no perder el norte :)
      Un beso.

      Eliminar
  25. La ilusión en el trabajo se va manteniendo día a día, como dicesaprendiendo y levantándonos de los errores y sobre todo di frutando de los logros, de los pasos hacia delante, y cero que esto lo haces estupendamente y seguro que los niños con sus gestos se encargan de ayudarte a ello. Estupenda reflexión :) un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno tenerte por aquí. Tienes razón, importa mucho más el camino que la meta. Los niños, lo mejor, sin duda.
      Un beso.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...