lunes, 16 de julio de 2012

Objetivos de tratamiento

Hay un chiste (malo, como todos los chistes) que circula por Internet desde hace tiempo y que dice así: 
Había una vez, en un pueblo, dos hombres que se llamaban Joaquín González. Uno era sacerdote y el otro era taxista. Quiere el destino que los dos mueran el mismo día. Llegan al cielo, donde les espera Dios. 
-¿Tu nombre?.
-Joaquín gonzález.
-¿El sacerdote?.
-No, no, el taxista.
Dios consulta su planilla y dice:
-Bueno, te has ganado el Paraíso. Te corresponden esta túnica con hilos de oro y esta vara de platino con incrustaciones de rubíes. Puedes pasar.
-Gracias, gracias...dice el taxista.
Pasan dos o tres personas más, hasta que le toca el turno al otro Joaquín González.
-¿Tu nombre?.
-Joaquín González.
-¿El sacerdote?.
-Sí.
-Muy bien, hijo mío. Te has ganado el Paraíso. Te corresponden esta bata de lino y esta vara de roble con incrustaciones de granito.
El sacerdote dice:
-Perdón no es por desmerecer, pero...debe haber un error. ¡Yo soy Joaquín González, el sacerdote!.
-Sí, hijo mío, te has ganado el Paraíso. Te corresponden la bata de lino...
-¡No, no puede ser! Yo conozco al otro Joaquín González. Era un taxista, vivía en mi pueblo, ¡era un desastre como taxista!. Se subía a las aceras, chocaba todos los días, una vez se estrelló contra una casa, conducía muy mal, tiraba las farolas, se lo llevaba por delante...Y yo me pasé setenta y cinco años de mi vida predicando todos los domingos en la parroquia. ¿Cómo puede ser que a él le den la túnica con hilos de oro y la vara de platino y a mí esto?. ¡Debe de haber un error!.
-No, hijo mío, no es ningún error -Dice Dios.
-Lo que ocurre es que aquí, en el cielo, nos hemos acostumbrado a hacer evaluaciones como las que hacéis vosotros en la vida terrenal.
-¿Cómo?...no entiendo.
-Sí...ahora trabajamos por objetivos y resultados...Mira, te voy a explicar tu caso y lo entenderás enseguida: Durante los últimos 25 años, cada vez que tú predicabas, la gente se dormía; pero cada vez que él conducía, la gente rezaba y...¡¡los objetivos son los objetivos!!.

Bueno, afortunadamente nosotras nos somos tan estrictas en los resultados y mis niños tienen el cielo más que ganado; pero, bromas aparte, hoy os quería comentar cómo nos planteamos en mi Centro los objetivos de tratamiento.
Ya he comentado en alguna ocasión, que una vez que las psicólogas realizan una valoración global del niño, se hace la propuesta de tratamiento que generalmente conlleva como mínimo dos tratamientos (Fisioterapia y Terapia Ocupacional, o Logopedia y Psicomotricidad, etc.). En el caso del departamento de TO, contamos con diferentes escalas, cuestionarios, entrevistas...para hacer una evaluación específica de las necesidades del niño y en base a ella elaborar los objetivos de tratamiento. Dichos objetivos deberán ser, en la medida de lo posible, consensuados con los padres y teniendo en cuenta también sus prioridades.  
Téoricamente los buenos objetivos deben seguir el acrónimo de la palabra inglesa SMART (inteligente):
Specific (específico)
Measurable (medible)
Achievable (acordados)
Realistic (realista)
Time-bound (limitado en el tiempo)
Aunque esto es el ideal, creo que los objetivos que solemos plantear en AT están más cercanos a los tres últimos puntos que a los dos primeros. A veces sí podemos ser muy específicos (por ejemplo, que el niño desabotones tres botones tipo "baby") y otras no nos podemos "mojar" tanto y los enunciamos más genéricos (que el niño aumente el repertorio de comidas que ingiere). Quizá lo más difícil sea lo de medible, porque muchas veces vamos a trabajar más por la calidad que por la cantidad y la calidad es algo más descriptivo que cuantitativo. 
Además, en el caso de nuestro Centro, se hace una revisión de objetivos a los seis meses de tratamiento (que se entrega por escrito a los padres) en la que se habla un poco sobre la adaptación al tratamiento, la evolución, etc. y un informe de seguimiento (que pasa a llamarse final cuando los niños dejan el Centro) más exhaustivo que se hace una vez al año. Siempre intentamos que haya una devolución positiva de la intervención, por eso a veces es difícil plantearse objetivos de una manera demasiado cuadriculada y es preferible dejar alguno más abierto.
En cualquier caso, siempre es importante que sean los más funcionales posibles (relacionados con las Actividades de la Vida Diaria) y que tengan en cuenta la edad del niño (si es un bebé nos aproximaremos más al logro del desarrollo evolutivo lo más normal posible y si es más mayor, trataremos de llenar las lagunas que han quedado en su desarrollo), su grado de afectación, los trastornos asociados y sobre todo, la posibilidad de que puedan alcanzarse a corto-medio plazo.



26 comentarios:

  1. jajaj pues a mi me ha gustado el chiste. Pero sobre todo me ha gustado como te expresas, estoy totalmente de acuerdo, a veces los dos primeros objetivos son más dificiles de cumplimentar y la subjetividad entra un poco en juego pero está claro que siempre debe primar que los objetivos principales sean funcionales. Besitos, me encanta pasarme por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que lo leí justo cuando estaba preparando la entrada y dije, pues será una señal. Vamos a poner un toque de humor que estamos en verano y a apetece, jijiji. Lo de los objetivos es una de las cosas más difíciles para mí.
      Un besito.

      Eliminar
  2. Jajaja, a currar como todos. La verdad es que es ente caso las evaluaciones son necesarias, pero lo de los "objetivos por resultados" tan de moda hoy en día me sacan de quicio. Sacan lo peor de la gente. No es por ti guapa. Tu labor es encomiable. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también, a mí también. Lo bueno es que lo importante en la vida, estoy segura de que mis niños lo van a conseguir siempre.
      Un beso.

      Eliminar
  3. jajaja, me ha encantado el chiste. Como siempre me ha encantado tu entrada. En muchas cosas los objetivos son relativos y no se pueden medir.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, hay que ser un poco flexible.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Pues fíjate que a mí el chiste no me ha parecido malo, ja ja.
    Y eso de que estés segura de que los niños lo van a conseguir siempre me encanta, porque con gente así es como el mundo iría muchísimo mejor.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. A mí también me ha gustado el chiste, además no lo conocía, jejeje...
    Seguro que el día que conseguís que vuestros niños alcancen sus objetivos os vais a casa con una sonrisa en la cara y el corazón contento.
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que voy a tener que poner más, jijiji...
      La verdad es que es un subidón, tanto para los papás como para nosotras, pero lo más importante es el camino, más que la meta en sí.
      Un besito.

      Eliminar
  6. Yo veo un poco complicado que todo pueda ser medible.
    Y me planteo la misma pregunta de tantas veces ¿dónde tienen cabida las diferencias individuales?
    Lo que nos cuentas que hacéis en vuestro centro me parece estupendo porque sí que lo veo una forma de adaptarse a cada niño. Claro, no me sorprende porque ya sé el entusiasmo y el vínculo que tenéis con vuestros niños.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada día estoy más contigo en que es absurdo pretender que todos tienen que seguir las mismas pautas y la misma metodología. Me encantan tus mensajes de apoyo, sobre todo este mes que me flaquean las fuerzas por todos lados :)
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Arriba ese ánimo por favor.
      Creo que sabes que te aprecio mucho y no me gusta pensar que estás decaída.
      Besotes.

      Eliminar
    3. Gracias Maribel. Eres un sol.

      Eliminar
  7. Creo que tiene que ser muy difícil valorar si se cumplen o no los objetivos, tanto como fijar esos objetivos a conseguir no? Lo que tiene que ser maravilloso ver es cuando los consiguen.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil sobre todo cuando hablamos más de "calidad" que de "cantidad", pero siempre hay que establecerlos. Cuando se consiguen es genial y cuando los ves sonreír, más todavía.
      Un besito.

      Eliminar
  8. jajaja, me encantó el chiste! No sé por qué no me encuentro más a diario con ellos... uhmmm, y yo soy la que pido humor a mi hijo? Miro la paja ajena y no la viga!
    Me ha gustado tu entrada, y recordar SMART... Es increíble cómo lográis engranar todas esas facetas y hacer un todo. Psicólogos y terapeutas, estáis en mi lista de admirados!
    Por cierto: QUIERO PEDIR QUE SE INCLUYAN A LOS PSICÓLOGOS DENTRO DEL SISTEMA DE SALUD PRIVADO TAMBIÉN (esto es, que no haya que ir de forma privada si no es derivado por el psiquiatra)Y DENTRO DEL SISTEMA PÚBLICO (sin tener que pasar por los psiquiatras). ¿Acaso no se necesita curar el alma sin tener que pasar por la farmacología? Bueno... vamos, que me estoy desahogando, jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú desahógate y di lo que sientas, que para eso estamos también :) Me uno a esa petición.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  9. El chiste lo conocía pero no lo recordaba, jajaja. Me ha hecho reír y eso siempre es bueno =D.

    Lo de los objetivos, me sorprende la gente que considera que tienen que ser para todos igual y que todos tienen que evolucionar de la misma forma O_O. Sea como sea, hay que ser realista y flexible ;).

    Me ha gustado mucho la entrada! :).

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dada la buena acogida, voy a tener que plantearme empezar más entradas con chistes, ese fistro pecadorl, jajaja...
      Lo de los objetivos creo que deberían tener una importancia muy relativa, me importa mucho más todo el aprendizaje que conlleva el proceso que el objetivo final en sí mismo.
      Gracias por pasarte.
      Un beso.

      Eliminar
    2. Y a lo de "fistro pecadorl" te falta añadirle el gritito jajajajajaja.

      Besotes!.

      Eliminar
    3. ¡Y el saltito! a veces se lo hago a los niños y ALUCINAN!!!!!! jajaja! En fin...a ver si nos dan pronto vacaciones porque... :)

      Eliminar
    4. Jajaja, lo más... ¡esos momentazos! XD.

      Eliminar
  10. Didáctica como pocas/os, MUY BUENO EL CHISTE, real como la vida misma. Lo utilizaré para "in-formar".
    Lo cualitativo, que para mí es lo más importante y no tanto lo cuantitativo, también es "medible", pero con otro sentido más amplio de la palabla medible, desde luego no con un metro.
    ¡Ánimo! que ya mismo estamos en la playa. Y gracias de nuevo. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú como eres del sur, seguro que lo cuentas con mucha más gracia ;)
      Yo siempre he sido más de calidad, que de cantidad :)
      Gracias a ti. A ver si saco un ratuco y me paso a veros.
      Un besito.

      Eliminar
  11. Cuando yo estudiaba estas cosas de programaciones de tratamientos siempre nos decían: objetivos realistas y alcanzables en corto espacio de tiempo y tratar de alcanzar la luna para las siguientes fases...
    Besitos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...