jueves, 29 de noviembre de 2012

Estrategias de tiempo de juego en casa

Tal y como os comenté en este post de Floortime, hoy vamos a a ver algunas pautas básicas en las que se basa este modelo de intervención. En cualquier caso, hay que tener en  cuenta que ninguna técnica por sí sola es ideal para todos los niños y que cada uno tiene que ser evaluado exhaustivamente para realizar el tratamiento que mejor se ajuste a sus necesidades específicas (sobre todo cuando hablamos de niños con determinados diagnósticos, que a veces sí necesitan un juego más "dirigido"):

  • Seguir la iniciativa del niño y unirse a él. No importa lo que hagamos juntos siempre que sea él quien inicie la nueva actividad. No tratar de cambiar el juego. No iniciarlo. Sólo seguir la iniciativa del niño uniéndonos gentilmente. Por ejemplo, ¿está jugando con bolitas?, ten tu propio cesto de bolitas, siéntate tan cerca como te lo permita y juega en la manera en la que él lo está haciendo: viértelas, hazlas correr en tus manos, frótalas entre tus palmas...Si luego no muestra interés, muévete más cerca, haz rodar la bolita hacia él, pon una de sus bolitas en tu cesta. Si protesta, sácala para mostrarle que lo comprendes. Luego pon una bolita diferente en su cesto como si te equivocaras. Hablar suavemente y esperar a que él acepte nuestra apertura de comunicación. Cuando la haga, agregar un nuevo elemento al juego.
  • Persistir en su seguimiento, transformando comportamientos errantes en juegos de dos personas. Por ejemplo, moviéndonos detrás de él con un cesto para tomar las cosas que él lanza y hacer de "porteros".
  • Tratar todo lo que haga el niño como intencional y con propósito. Dar nuevos significados a sus acciones, aunque aparentemente sean azarosas, respondiendo a ellas como si fueran intencionales.
  • Ayudarlo a hacer lo que él desea.
  • Ubicarse siempre a su altura y frente a él.
  • Implicarse en cualquier cosa que inicie o imite el niño. Por ejemplo, si él está jugando con una pelota, puedes sostenerla  con la boca para que él tenga que cogerla de ti. Haz un ruido gracioso mientras te la quita, luego abre la boca y gestualiza para que la coloque de nuevo en tu boca. Haz otros sonido gracioso cuando él la devuelva. Transforma el "pelota adentro, pelota fuera", en un gracioso juego cooperativo.
  • Unirse a su juego perseverativo y tratar de darle un significado (por ejemplo: si decide dar palmadas sobre la mesa, hacer que es un "tambor" y tocar música).
  • No tratar su evitación o su "no" como si fuera un rechazo hacia ti. Buscar alternativas.
  • Ejecutar cualquier cosa que mantenga en marcha la interacción: hacer un movimiento equivocado, jugar a ser mudo, interferir lo que el niño está haciendo...Por ejemplo, hacer de tope con tu mano si está moviendo un cochecito (es lo que se llama "obstruir gozosamente").
  • No interrumpir o cambiar el tema mientras el niño esté interactuando.
  • Utilizar el juego sensorio-motor (balanceo, cosquillas, mecerse...) para obtener respuestas placenteras.
  • Emplear juguetes sensoriales según la causa y efecto: esconder un juguete, luego hacerlo reaparecer "mágicamente"; dejar caer un juguete con sonido de modo que se escuche el ruido; acercar una pluma más cerca, más cerca, más cerca...hasta que al final haga cosquillas.
  • Practicar juegos infantiles como cucú-trás, pilla-pilla...y cantar canciones.
  • Usar gestos, el tono de voz y el lenguaje corporal para acentuar la emoción en lo que está diciendo y haciendo (hacer mucho teatro).
  • Tratar de aceptar el enojo y las protestas del niño tal como se aceptan sus emociones positivas.
  • Ayudarlo a tratar la ansiedad (la separación, el lastimarse, la pérdida, el temor...) usando la solución de problemas y el juego simbólico con muñecos. Greenspan también aconseja aumentar los tiempos de juego en el suelo cuando hay situaciones especialmente difíciles (pérdida de un ser querido, problemas de alimentación, inicio del control de esfínteres...).
  • Responder a sus deseos reales a través de acciones simbólicas (por ejemplo, darle un significado simbólico a los objetos mientras juega: cuando el niño trepe hasta el sofá, hacer que está subiendo por una montaña alta, o cuando descienda el tobogán del parque, jugar a que se está deslizando dentro del océano y está observando los peces).
  • Mientras juega, ayudarle a elaborar en base a sus intenciones. Preguntarle si está conduciendo el coche, dónde está yendo, si tiene suficiente dinero, si se acordó de las llaves, por qué está conduciendo a tal sitio, por qué no a otro...Expandir el tema tanto como se pueda.
  • Utilizar las pausas: cuando aparece un problema durante el juego, crear soluciones simbólicas (por ejemplo, traer las "herramientas" para el coche roto o el "botiquín" para la muñeca herida). Reconocer el desacuerdo del niño y estimular la empatía.
  • Implicarse en el drama: ser jugador y asumir un rol con su propia figura o personaje. Hablar directamente a los muñecos, en lugar de cuestionar al niño sobre lo que está ocurriendo o narrando.
  • Insertar obstáculos dentro del juego. Por ejemplo, hacer que tu autobús bloquee la carretera. Entonces, hablando como un personaje, animar al niño a responder ofreciéndole ayuda si fuera necesario.
  • Utilizar figuras que él ya conozca y le gusten, tales como Pocoyó, Bob Esponja...para generar el juego simbólico. Volver a reproducir escenas familiares o canciones, crear nuevas ideas, prestar atención a los personajes y temas que él pueda estar evitando o temiendo.
  • Emplear el juego para ayudarlo a comprender y dominar ideas/temas que puedan haberlo asustado (control de esfínteres, alimentación, sueño, temores inusuales...). 
  • Focalizar el proceso mientras juega: qué personaje ser, qué apoyos necesita, cuándo cambian las ideas, cuál es el problema, cuándo termina la idea, etc. Identificar el comienzo, el punto medio y el final.
  • Mientras juega, adaptar tu tono de voz a la situación. Hacer que llora cuando un personaje está lastimado ("oh, ¡pobre Pepito! ¡parece tan triste!), alegrarse ruidosamente cuando otro está contento, hablar en tono rudo cuando está haciendo de "malo". Recuerda: drama, drama, drama y más drama para darle al niño claves afectivas: unirse a su actividad para abrir puertas a la interacción.
  • Reflexionar sobre las ideas y sentimientos en la historia, mientras juega y también después, tal y como haríamos con las otras experiencias de la vida real.
  • Estimular las relaciones con los otros. Siempre que sea posible, hacer que el niño juegue con otro para que tenga más oportunidades de interactuar y construir amistades. Sobre todo, promover la interacción: cualquier cosa que el niño esté haciendo, asegúrate de que sea interactiva, ya sea contigo o con otro niño. 




·       

30 comentarios:

  1. Me gusta mucho, me la guardo para tenerla a mano cuando se me olvide.
    Un besazo y gracias por compartir tantas cosas interesantes.

    ResponderEliminar
  2. ME ha gustado muchisimo, muy interesante como siempre. Buen jueves guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te sea útil. Buen jueves y ya casi...finde!
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Magnífico. Mil gracias amor como siempre por enseñarnos tantas cosas.
    Me alegra saber que muchas de ellas las ponía en práctica si saber que tenía que hacerlo, o quizás sabiéndolo porque algo dentro de mi decía que tenía que hacerlo.
    ¿Has leído el libro El Clan del Oso Cavernario? Veré is me contestas si o no para seguir contándote
    Un beso terapeuta guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmm...me has dejado con la intriga. Sí, los leí hace bastantes años, aunque ya no me acuerdo mucho , ¿por?...
      Un abrazo!

      Eliminar
  4. A mí también me gustan mucho estas pautas.
    Algunas ya las sigo, aunque sin habérmelo planteado, pero espero ir incorporando más de estos consejos a nuestros ratos de juego.
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasó los mismo cuando leí el libro, que me dije, pero si muchas de estas cosas ya las hacemos en el Centro! quizá es por nuestro carácter. Hay que tener en cuenta que esta técnica nació en Estados Unidos. A mí me gusta mucho igualmente la importancia que le da a los vínculos emocionales.
      Besitos!

      Eliminar
  5. Pues consciente de que me repito más que el ajo, entrada interesantísima!
    Tendré muy presente este blog cuando me toque, jejej.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que en 2013 ya toca. Cigüeña que veo, cigüeña que te mando para ahí arriba, debes de estar rodeada!!!
      Un abrazo guapa!

      Eliminar
  6. Me ha gustado muchísimo. Gracias!

    ResponderEliminar
  7. ¡me ha encantado! Muchas gracias como siempre por compartir estas cosas, me parecen lo más!! tú eres lo más!!
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encanta compartir y aprender de vosotras también :)
      Besitos!

      Eliminar
  8. Que entradas tan interesantes. Esta en particular es muy chula. Me hubiera gustado poder llevarlas a cabo con Ángela, pero como no puedo, pues aprovecho cuando juego con cualquier pequeño, sobre todo con mi ahijadito, me gusta llevar a cabo mucho de lo que dices, pero tomaré nota para otras tantas pautas.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte tiene tu ahijado, seguro que es muy feliz contigo.
      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  9. Me ha gustado muchísimo tu entrada! Cuando quiero interactuar en un juego con enanos siempre sale lo de pararle el coche con la mano para que lo tenga que sortear, o mezclarle algunos juguetes y cosas así, pero a veces entran las dudas si no seré una "mosca cojonera"!O también ocurre que dudas entre hablar con el muñeco o el personaje de ficción o pedirle al niño que hable él... en fin, creo que esta lectura resuelve algunas dudillas...

    Muy, muy chula!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son orientaciones, pero luego cada niño es un mundo y lo mejor es adaptarse a cada situación. De mosca cojonera, nada, jejeje...
      Besos!

      Eliminar
  10. Me parece muy interesante, creo que son maneras de actuar muy lógicas para poder interactuar con los pequeños. Son consejos muy buenos.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mucho de sentido común, sí. Creo que de manera natural nos sale muchas veces actuar así.
      Un abrazo!

      Eliminar
  11. Una entrada completísiiiima y súper aplicable!!
    Muchas de las cosas que cuentas las llevaba a la práctica con mis niños, aunque hay otras muchas que desconocía.
    es un placer leerte y nutrirse de conocimientos!!
    Besos guapa, ya viernes casiiiiii!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una forma de interacción muy agradable. Todo lo que sea juego, suele dar buenos resultados.
      Besines.

      Eliminar
  12. Una nueva tesis doctoral sobre el sentido común.
    Te acabará descubriendo un/a cazatalentos. ;*}

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje...me quedo con mis seguidores, que son lo mejor del mundo mundial :)
      Besitos!

      Eliminar
  13. Madre mía!!! Cuántas ideas!! Otra entrada memorable y para guardar.

    Gracias :-)

    ResponderEliminar
  14. Algo tan "sencillo" como el juego y tiene tantas implicaciones detrás.
    Muy interesante, como siempre. Siempre aprendemos tanto contigo...
    Un besote desde el sur.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el juego es algo muy "serio" y debería ser, además, la principal ocupación de un niño.
      Besitos guapa.

      Eliminar
  15. Totalmente de acuerdo.... El juego es fundamental y debería ser lo principal en su vida, el juego y las risas.... Y como comentan otras mamas, hay cosas que salen de manera natural y sin teorias....jiji.... Otra entrada tuya magnifica q guardo en mi biblioteca!!
    ;D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo la sensación de que no siempre se le da la gran importancia que merece al juego del niño.
      Me alegro de que te resulte útil.
      Un beso!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...