viernes, 30 de marzo de 2012

Dos cuentos y un día especial

Hoy os traigo dos nuevos cuentos que dan mucho juego para leer con los más pequeños:




El primero de ellos, ¡Es un libro! está escrito por Lane Smith. Cuenta la historia de un entrañable mono gran lector y de un escéptico asno que no deja de bombardearle a preguntas sobre si eso que tiene entre las manos envía mensajes, sirve como blog, tiene wi-fi, necesita nombre de usuario o puede tweetear. El mono, paciente, le responde siempre con un elocuente "no, ¡es un libro!", hasta que el asno le echa un vistazo al misterioso elemento y descubre de forma inesperada un mundo fascinante...

El segundo es el de Tal como sientes de Saxton Freymann y Joost Elffers. Los autores de este original cuento recorrieron los mercados de la zona metropolitana de Nueva York buscando frutas y verduras expresivas. Después las tallaron con un sencillo cuchillo Exacto y se realizaron las expresiones con materiales naturales tales como alubias con puntos negros para los ojos y zumo de remolacha para la boca. Finalmente fotografiaron las esculturas sobre distintos fondos monocromos para conseguir el estado de ánimo deseado: alegría, tristeza, timidez, enfado, sorpresa...Muy recomendable para trabajar con los niños de forma amena el complejo universo de las emociones humanas.

Pero hoy, no me puedo olvidar de que el próximo lunes, 2 de Abril, es el Día Mundial del Autismo (este año el AZUL es el protagonista de la campaña de concienciación porque es el color que queremos que tenga el futuro de las personas con autismo). Desde aquí me gustaría mandar un enorme abrazo tanto a aquellas familias que luchan a diario por hacerse oír y por desterrar toda una serie de mitos crueles asociados a la palabra autismo, como a los niños  que tratamos a diario y que tanto nos enseñan sin saberlo. En este recomendable enlace podréis encontrar muchos cuentos y libros sobre el tema: 

Y en estos dos blogs imprescindibles: 
http://laprincesadelasalasrosas.blogspot.com.es/ y http://elsonidodelahierbaelcrecer.blogspot.com.es/ probablemente podréis encontrar información sobre el autismo infinitamente mejor explicado que lo que os pueda contar yo, ya que están escritos por dos valientes mamás, cuyos hijos trabajan duramente cada día por superar sus retos de una manera admirable. 



Por último y para terminar esta miscelánea de hoy, me gustaría desearos a todos unas muy felices vacaciones de Semana Santa. Las mías comienzan hoy, pero prometo volver dentro de unos días con energías renovadas y con nuevas historias tempraneras para todos mis sufridores seguidores. 

Terapeuta pensando en nuevos temas para el blog

Sed buenos, pero sobre todo, sed muy felices...











jueves, 29 de marzo de 2012

Una tarde en las estrellas

Hace cuatro años, tuve la inmensa suerte de encontrarme en el centro de rehabilitación infantil donde trabajaba entonces, con la pequeña S. y sus extraordinarios papás. S. nació de manera inesperada y prematura mucho antes de la fecha prevista de parto. Como muchos grandes prematuros, su pronóstico vital y funcional era desolador. Sin embargo, no he conocido papás más entregados, implicados y enamorados de su hija, que M. y J. Es cierto que S. empezó a recibir diferentes terapias desde casi antes de que llegara el día oficial en el que estaba previsto que naciera, pero nadie me va a quitar de la cabeza que lo que realmente ha influido de manera definitiva en la evolución de esta niña, ha sido la actitud de los padres y el inmenso amor con el que siempre se han relacionado con ella, aun siendo plenamente conscientes de los grandes retos de su hija. Puede haber múltiples causas por las que un niño avance más o menos rápido y además siempre hay variables que no podemos controlar porque todavía hay muchísimos factores de la dinámica neuronal que se nos escapan. Pero en mi día a día, llevo mucho tiempo observando que la manera en la que unos papás afronten las necesidades de apoyo de sus hijos sí que puede influir, a veces, de una manera o de otra en todo  el universo emocional del niño y en su evolución. Ser testigo de procesos como los de la pequeña S. me hacen reafirmarme en mi teoría de que por muchas terapias que reciba el niño, si los papás no se sienten conectados con su hijo y no van juntos de la mano en el camino de los desafíos que tiene que afrontar, puede que mejore en algunas áreas pero es muy posible que fracase en otras y nos pasemos toda la vida preguntándonos inutilmente qué tratamiento falló. De ahí la importancia de que todos los profesionales del ámbito sociosanitario debamos esforzarnos por formarnos no sólo a nivel técnico sino también, por acoger a los papás de tal forma que se sientan acompañados en todo el delicado proceso de duelo.  Hace cuatro años, sólo los papás de S. apostaban porque saldría adelante y porque las únicas barreras que se encontraría en su vida sería las que ella misma se pusiera. Cuando la vi hace unos días recibirme en su casa con un contundente cuelga tu abrigo y aúpame, para después contemplarla dando sus primeros pasos sin ayuda alguna, consolidé mi idea de que si sus papás no hubieran mostrado esa manera de enfrentarse a las circunstancias con plena consciencia de la gravedad pero sin perder jamás la esperanza, esa pequeña no habría llegado hasta donde está hoy. Puedo imaginar lo doloroso de encontrarte ante una situación extrema como es la llegada de un bebé que no es igual al que esperabas o descubrir durante los primeros años de su vida que tiene alguna dificultad en su desarrollo, pero el motivo de traer la historia de S. aquí es transmitirles a todos esos papás que se encuentran en esos primeros momentos de incertidumbre y comprensible desaliento que no se rindan, que trabajen muy duro por ellos y por sus niños, que crean firmemente en que el futuro de sus niños puede cambiar siempre a mejor si luchan juntos por ello. Cuando ya por la noche regresaba a casa y pude contemplar en el cielo la brillante alineación de Júpiter y Venus que era visible durante esos días desde la Tierra, recordé que la historia personal de esta familia siempre ha estado ligada de alguna manera  a las estrellas, y no pude evitar pensar en lo orgullosos que deben de sentirse estos papás de tener una con tanta luz en sus vidas...



martes, 27 de marzo de 2012

No hay quinto malo

Aunque me sigue sonrojando, esto de los premios para el blog supone un subidón para el alma increíble. El quinto me llega de la maravillosa pianista y bloguera Laura Nogueras. En su fantástico blog, mi mamá me canta  me ha otorgado este bonito premio que, como siempre, va asociado a unas preguntitas con las que la comunidad bloguera se conoce cada día un poquito más:



1. Si el nombre de tu blog ya hubiera estado ocupado, ¿qué otro nombre le hubieras puesto?.

Mi hermano propuso una terapeuta tempranera, pero a mí me sonaba a cachondeo. Menos mal que una terapeuta temprana no estaba ocupado y no tuve que darle muchas vueltas.

2. Serie favorita de televisión.

Gran Reserva.

3. Dónde y cómo conociste a tu pareja.

Esto daría para unos cuantos post. Para no hacerlo muy largo, optaré por la versión cortita. Le conocí hace once años en un pueblo de Cantabria a través de unos amigos comunes, aunque somos pareja desde hace cinco.

4. Qué te gustaría hacer con tu vida cuando te jubiles.

Viajar, leer...pero sobre todo, no dejar de seguir aprendiendo nuevas cosas.

5. Si te vieras obligado a ocupar parte de tu tiempo libre en alguna actividad benéfica, ¿qué tipo de actividad elegirías?.

Me dedicaría a adaptar juguetes para niños con discapacidad.

6. ¿Campo o ciudad?.

Ciudad con campo cerquita.

7. Si tuvieras de nuevo 18 años y tuvieras que elegir qué estudiar, ¿elegirías lo mismo que hiciste o cambiarías de opción?.

Elegiría lo mismo, sin duda.

8. Te dejan cambiar una sola cosa de tu pasado, ¿cuál elegirías?.

Primero he pensado que cambiaría algo que me hubiera hecho sufrir mucho, pero como decía un famoso escritor, la memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado. Sin él, probablemente no existiría mi presente, así que no cambiaría nada.

9. Recuerda el día más feliz de tu vida.

Y aquí, las que no tenemos hijos (aunque nos encantaría), ¿qué se supone que ponemos?, ains...

10. ¿Cómo eliges los temas para tus post?

Cuando empecé el blog hice una lista de temas sobre los que quería escribir. Otros van surgiendo en el día a día en el trato con mis niños o sus papás, hablando con compañeras, escuchando noticias...No me guío por un sistema demasiado rígido a la hora de publicar.

11. ¿Qué tarea doméstica te toca más las narices?

Todo un clásico: la plancha :( 


Y ahora, lo más emocionante, toca premiar a algunos de esos estupendos blogs que leo, para darles las gracias por tenerme tan enganchada a sus historias:


¡¡Muchas felicidades a todas!! Seguimos leyéndonos...

    lunes, 26 de marzo de 2012

    ¿Hay que esperar?

    Hace unos días, buceando por blogs de maternidad, me encontré con una preocupada mamá que contaba cómo su hija de 18 meses llevaba tiempo teniendo caídas frecuentes e incluso había observado en ella cierta tendencia a caminar de puntillas. Le había consultado al pediatra y no le había dado demasiado importancia, aunque sí le comentó que parecía tener poca musculatura en los miembros inferiores (mencionó la palabra atrofia) y que esperaría a la revisión de los dos años para decidir si estudiarla más en profundidad o no. Desde mi punto de vista, la pediatra no debería haber mencionado la palabra atrofia, porque lo que hizo esta mamá (como hubieran hecho muchas) fue meterse en Internet y encontrarse un panorama que la dejó más intranquila todavía. Muchas otras mamás, le respondieron con comentarios bienintencionados y contándoles experiencias sobre hijos que también se caían cuando empezaron a andar y ahora no hay quien los pare porque son grandes corredores. Una de las cosas que más angustia le ocasionaba a esta mamá, es que se sentía incomprendida por su entorno que la tachaba de exagerada. Sus lectoras la animaban a tener paciencia, observar la evolución de la nena y esperar a la siguiente revisión porque cada niño tiene su ritmo. No me pude resistir a dejar un comentario en su blog. Sobre todo, porque no dejaba de pensar en tantas madres de mi Centro a las que he visto llorar lamentándose de que durante mucho tiempo fueron tratadas por familia o profesionales varios, como si estuvieran locas por sospechar que a sus hijos les ocurría algo y nadie les hizo caso. Mi comentario tampoco fue alarmista. Sólo escribí que sin ver a la niña no me atrevía a decir nada, pero que si ella estaba visiblemente preocupada, ¿por qué esperar? y le pregunté si conocía algún Centro de Atención Temprana donde pudieran hacerle una valoración más exhaustiva. 
    Para mí la preocupación de una madre debería ser sagrada, porque creo que la naturaleza las dota de una intuición especial para detectar cuándo algo no va bien. Yo no digo que, en este caso en concreto, la niña vaya a tener nada grave, ni mucho menos. Puede que no tenga nada, o que simplemente necesite unas sesiones de Fisioterapia o Psicomotricidad para mejorar su control postural. Si la miran y todo está dentro del desarrollo típico, estupendo. Si tiene algo que tratar, cuanto antes se empiece la intervención, mejor. Generalmente, los adultos no solemos esperar a hacernos mirar algo que nos preocupa, ¿por qué los niños deben esperar?...Creo que, en esta historia, la pediatra no actuó correctamente. O no debería haber alarmado a la mamá innecesariamente si creía que no tenía nada, o debería haberla derivado a otros especialistas (neurólogo, traumatólogo...) o a un Centro de AT para que le hicieran una valoración más concreta. Es cierto que en AT solemos tener lista de espera para plazas públicas, pero suele existir también (en algunos), la posibilidad de pedir una evaluación de forma privada (entiendo que no todos los padres se lo pueden permitir, pero es una opción que hay que dar). De ninguna manera quiero decir que haya que caer en la paranoia y si un niño no camina con 12 meses, hacer saltar todas las alarmas (entre otras cosas porque este ejemplo entraría dentro de la absoluta normalidad), de hecho siempre hay que tener en cuenta lo que se llaman rangos de dispersión, que se refiere a los plazos para que aparezcan determinadas habilidades. Por ejemplo, la sonrisa social aparece alrededor de las 6-8 semanas (es decir, con un rango de 2 semanas) y la marcha en cambio aparece entre los 10-18 meses, con un promedio alrededor de los 12-14 meses. Además, los rangos de aparición de cada hito van aumentando con la edad. Pero si unos padres llevan un tiempo inquietos por algún aspecto del desarrollo de su hijo y el pediatra les responde con tibieza, yo sí les aconsejaría que buscaran la opinión de otros profesionales formados en desarrollo infantil, en vez de pasar los días con la ansiedad de si se resolverá por si solo o si sus preocupaciones estarán más que justificadas, ¿no?...


    viernes, 23 de marzo de 2012

    Juguetes para niños de 3-5 años

    Características evolutivas del niño

    En esta etapa, el juego simbólico se consolida y toma gran protagonismo. Su capacidad de comunicación y la escolarización hacen que se amplíen sus relaciones sociales. Adquiere las primeras nociones de cantidad, espacio, tiempo, etc.
    La destreza motora con sus manos se ha desarrollado y tiene un mayor dominio de su cuerpo, el cual ejercita y perfecciona día a día, aumentando su habilidad y control.
    El lenguaje del niño se consolida y poco a poco se convierte en un gran "parlanchín", que todo lo pregunta y todo lo quiere saber. Llega la edad del "¿por qué?". Cada vez es más capaz de concentrar la atención durante más tiempo y de participar en actividades colectivas. Jugar y sobre todo jugar con otros, es su más preciada ocupación. Al final de esta etapa se interesa por los juegos de mesa.

    Juguetes recomendados:

    • Juegos simbólicos y de imitación. Muñecos grandes y pequeños con todos sus accesorios para vestir, peinar, bañar, pasear, dar de comer....y además juegos de granjas, barcos de piratas, circos, castillos, etc. Juegos de oficios. Teatro de títeres y juego de disfraces.
    • Juegos para el ejercicio motor. Patines de cuatro ruedas con freno, zancos de pie (de 20 cm de alto). Pelotas de diferentes medidas. Juegos de bolos o anillas de plástico o madera. Dianas con pelotas de velcro.
    • Juegos manipulativos y de construcciones. Encajes crecientes y decrecientes. Puzzles y mosaicos de hasta 30 piezas aproximadamente, grandes o medianas para encajar o enroscar. Perlas para abalorios y formas geométricas ensartables de tamaño mediano.
    • Juegos socializadores. Juegos de mesa con normas y reglas sencillas. Juegos de loto, cartas, dominó cono imágenes de familias, oficios, imágenes, números palabras...Juegos electrónicos de preguntas y respuestas sobre letras, números, reconocimiento de sonidos, etc.
    • Libros de historias y cuentos sencillos con moralejas finales.
    • Pinturas y cuadernos para colorear. CDs de música.

    Y hasta aquí un repaso por los juguetes más adecuados para los niños de 0 a 5 años, si alguien tiene interés en otras edades, puede escribire un correo a unaterapeutatemprana@gmail.com para no hacerlo más largo. Y recordar que los mejores juguetes de un niño, siempre serán sus propios papás y otros niños como él : )
    Os deseo a todos un buen fin de semana cargado de juegos con vuestros pequeñuelos. A mí me toca curso de formación, así que tomaré ideas para nuevos post. 

    Juguetes para niños de 2-3 años

    Características evolutivas del niño:

    En esta etapa la autonomía del niño ha aumentado considerablemente; hace varios meses que camina, tiene un mayor dominio de su cuerpo y muchos más conocimientos sobre el mundo que le rodea. Se pone a prueba constantemente, subiéndose y bajándose de la silla o intentando desplazarse con un triciclo, y todo bajo una máxima: reclamar su autonomía haciéndolo...¡él solo!. En esta etapa, los niños quieren poner a prueba el control que tienen de sus propios movimientos y de las cosas que manipulan.
    El dominio del lenguaje básico, junto al interés por interpretar y explorar las relaciones, hace que aparezca un interesante juego en el que repite e imita situaciones vividas junto a los adultos en su vida cotidiana. En la edad en donde disfrutará de los diálogos, cuentos, canciones. Le divertirá disfrazarse e imitar a los adultos. Es una etapa en donde están abiertos a la creatividad.
    Les gusta sentirse acompañados por otros niños, observarles, acercarse y conocerles, a la vez que reclama a menudo la participación del adulto, como espectador que presencia su juego.

    Juguetes recomendados:

    • Juegos de imitación y simbólicos: casitas, granjas de animales, juegos de títeres, juegos de muñecos con todos sus elementos (vestidos, cunas, cochecitos, sillitas, teléfonos de juguetes...). Disfraces.
    • Juegos para el ejercicio motor: correpasillos y triciclos sin pedales, columpio y tobogán con pocos peldaños.
    • Juegos manipulativos: encajables de formas geométricas, encadenables y ensartables, pirámides balancín con cinco o más anillas, cajas para clasificar y ordenar...
    • Rompecabezas y puzzles de hasta doce piezas en madera o plástico rígido...Construcciones encajables y construcciones para atornillar de plástico o madera que sean de piezas grandes y medianas.
    • Cuentos y canciones.
    • Ceras y pinturas de dedos.

    jueves, 22 de marzo de 2012

    Juguetes para niños de 18-24 meses

    Características evolutivas del niño:

    En esta etapa el movimiento es su principal estímulo, a todas partes quiere llegar y todo lo quiere tocar. Todo le es mucho más accesible y siente un especial interés por alcanzar los objetos que llaman su atención, trasladarlos y esconderlos o guardarlos todos juntos. El andar con seguridad le hace más autónomo y por ello intenta descubrir, investigar y explorar nuevos espacios.
    Ahora ya utiliza el lenguaje para expresarse y su vocabulario aumenta de manera considerable. Ejercita su capacidad de comunicación, parloteando constantemente, imitando sonidos, nombrando objetos y haciendo frases de tres palabras. Comprenden los mensajes y órdenes.
    Le encanta participar junto a los adultos en sus juegos y qué estos reconozcan todos sus logros y aciertos y le feliciten por ellos. Asímismo, le gusta jugar con otros niños. Se inician los primeros juegos simbólicos.

    Juguetes recomendados:

    • Juegos al aire libre con pelota, con arena, con agua.
    • Juegos de expresión artística: pizarras, pinturas, plastilinas, ceras, instrumentos musicales...CDs de canciones infantiles y cuentos con muchas imágenes.
    • Juegos de movimiento con coches, pelotas, muñecas, animalitos, triciclo, etc.
    • Rompecabezas simples. Juguetes de madera o plástico para apilar de mayor a menor y encajar unos dentro de otros, como cubos, barriletes, etc.


    Juguetes para niños de 12-18 meses

    Lo prometido es deuda y hoy seguimos con el recorrido de juegos y juguetes desde los 12 a los 24 meses...


    Características evolutivas del niño:

    En esta etapa es indispensable que se le brinde al niño un lugar seguro para jugar y explorar sin limitaciones (un espacio libre de obstáculos en el que el niño pueda moverse sin peligro alguno). A esta edad es mayor la capacidad que tienen los niños para interactuar con el medio: Saben andar y saltar. Arrojan y recogen objetos. Reconocen la propiedad de los objetos. 
    Su lenguaje es aún muy básico, ya que sólo usa algunas palabras, pero utiliza onomatopeyas que les sirven para hacerse entender. De esta manera ejercita su capacidad de comunicación.
    Los juegos de acción-resultado son los correctos (por ejemplo: si pulso suena, si oprimo salta), ya que le permiten aprender que a cierta causa le sigue una determinada consecuencia. Apilables con diferentes tamaños y libros de cuentos con muchos dibujos son los recomendados para esta etapa.

    Juguetes recomendados:

    • Juguetes con sonido y movimiento, como carruseles musicales, tentetiesos, instrumentos musicales, pianos-alfombra,etc.
    • Juguetes con piezas grandes para hacer construcciones y encajes sencillos. Estos deben ser de madera, plástico y su número de piezas de 2 a 8 piezas con pivote o agujeros para ponerlos y sacarlos con facilidad.
    • Cubos para encajar y apilar.
    • Ceras, pinturas de dedos, estampines grandes de esponja, etc.
    • Libros-juego de cuentos en plástico, tela o cartón grueso plastificado.
    • Muñecos de trapo o plástico blandito de entre 30 y 40 cm. aproximadamente.
    • Juguetes con diferentes texturas y contrastes de colores.
    • Cochecitos, triciclos...
    • Centros de actividades.

    miércoles, 21 de marzo de 2012

    Juguetes para niños de 6-12 meses

    Características evolutivas del niño:

    En esta etapa el bebé va controlando cada vez con mayor precisión el movimiento de sus manos y de todo su cuerpo en general, lo que le va a permitir rápidamente no sólo agarrar con firmeza los objetos a su alcance, sino desplazarse para conseguirlos. Explora, agarra, arrastra y tira los objetos.
    Empezará a reconocer voces y algunas palabras sencillas y pronto le oiremos emitir balbuceos y palabras simplificadas; y reaccionará al oír su nombre. Luego emitirá sílabas redobladas y comprenderá la prohibición. Como comienza a mantenerse sentado con apoyo, y pronto podrá gatear y desplazarse hasta alcanzar los objetos que llaman su atención, se inicia un proceso de autonomía e independencia. Los juguetes que más le interesan son los que les permiten desarrollar su iniciativa y descubrir qué movimientos hacer y qué efectos provocar. Es importante la complicidad y participación de los padres en los juegos de los niños presentándoles de forma atractiva, para que el niño vaya descubriendo un mundo nuevo, sorprendente y maravilloso, (por ejemplo: jugar al cu-cú trás y a descubrir objetos tapados con una servilleta, provocar sonidos en los objetos...etc).

    Juguetes recomendados:

    • Juguetes con sonidos y movimientos, como cajas, pianos, alfombras de actividades y carruseles musicales, fáciles de accionar con un simple toque.
    • Juguetes que ruedan: pelotas, juegos de encaje sencillos como cubos, puzzles muy sencillos (con piezas grandes)...
    • Objetos de diferentes texturas para palpar, tocar y acariciar.
    • Tentetiesos con sonidos.
    • Juguetes de agua para su hora de baño.
    • CDs de canciones infantiles y cuentos.
    • Balancines, carritos para empujar (los andadores los desaconsejamos).
    • Adornar su habitación con móviles para colgantes de tela, madera o plástico para colgar en la habitación, lámparas que reflejen luces de colores y formas en movimientos y espejos grandes y seguros.

    Juguetes para niños de 0-6 meses

    Características evolutivas del niño:

    En esta primera etapa de la vida, el bebé abre los ojos a un mundo que lo rodea y lo envuelve de sensaciones que poco a poco irá descubriendo. Los niños siguen con la mirada el movimiento de personas y objetos cercanos. Descubren la funcionalidad de su propio cuerpo. Distinguen formas y colores. Responden con risas y gorjeos. Son capaces de agarrar objetos sin necesidad de utilizar los pulgares. Para estimular el juego del bebé los juguetes deben captar su atención a través del tacto, la vista o el oído. En esta etapa es fundamental que alguien haga de intermediario acercándoselos para ayudarle a descubrirlos y a disfrutar de ellos. Por supuesto, las caricias, los masajes, las canciones y el contacto con el adulto resultan fundamentales. Los juguetes más apropiados son aquellos que estimulan sus sentidos y le invitan a descubrir su cuerpo.

    Juguetes recomendados:

    • Móviles para colgar en la cuna y en el carrito del bebé con colores vivos y llamativos, que al moverse emitan sonidos y música.
    • Muñecos de goma.
    • Mordedores para los dientes.
    • Juguetes con músicas o sonidos.
    • Sonajeros (a mí me encantan los de la marca Tolo).
    • Espejos de juguete (irrompibles), suficientemente grandes para que el bebé vea reflejada su cara y pueda percibir cómo cambia su imagen cuando se mueve.

    Importante:

    • No regalar juguetes fabricados para niños mayores y que al desmontarse o desprenderse puedan tener partes pequeñas con riesgo de ser ingeridos y provocar asfixia.
    • No regalar bolitas o pelotas con diámetros inferiores a 4.5 cm.
    • No regalar sonajeros, juguetes o mordedores que por su tamaño puedan atascarse en la garganta del bebé.
    • No regalar juguetes que contengan cintas, cuerdas o cadenas que puedan enrollar el cuello del niño y asfixiarlo o bien ser ingeridas.

    martes, 20 de marzo de 2012

    Día Internacional del Trabajo Social

    Los que os pasasteis ayer por el blog, sabéis que tenía previsto dedicar unas entradas al juego y a los juguetes recomendados para la primera infancia. Pero hoy, todos los que tenemos la suerte de trabajar con una persona como mi compañera M., estamos de celebración porque es el día de su profesión, el Día del Trabajo Social. Por eso, me gustaría dedicarle a ella el post enterito y felicitarla por poner generosamente todas sus cualidades personales, que os aseguro que no son pocas, al servicio de su trabajo diario con las familias. Un gran trabajo que muchas veces la ficción del cine y la televisión se han encargado de ensombrecer atribuyéndole muchas veces el papel de mala a la trabajadora social, lo cual ha hecho que en la mayoría de las ocasiones, estas profesionales no se hayan reconocido como merecen por total desconocimiento de la labor real que realizan en todos los centros donde pueden desempeñar su actividad laboral. En el caso de nuestra compañera M., sus preocupaciones están centradas fundamentalmente en las necesidades de las familias y conociéndola como la conozco, estoy segura de que pasará muchas noches en vela sintiéndose culpable por no llegar a todo como le gustaría. Además, M. tiene muchas veces también la difícil tarea de recibir en un primer momento a las familias cuando llegan al Centro por primera vez. Puedo imaginarme lo duro que debe de ser que los papás te lleguen angustiados con un hijo en brazos que necesita tratamiento urgentemente, y tener que empezar a hablarles con la mayor templanza posible, de certificados de minusvalía, Ley de Dependencia, listas de espera que claman al cielo..Esto último, la lista de espera, le va a costar una úlcera a nuestra pobre M. No me gustaría nada estar en el lugar de ella y de otras compañeras que tienen que decidir, en función de la puntuación de unos baremos, qué niño de la lista de espera es prioritario para entrar en las plazas públicas que ofrece nuestro Centro. Y además, tener que sobrellevar estoicamente las llamadas de los papás para preguntar si la lista avanza, o que terapeuta que ve a un niño, terapeuta que la bombardea diciéndole este niño tiene que entrar que está fatal...(¡qué más quisieras tú que pudieran entrar todos!, ¿verdad, compañera?). 
    También M. se encarga en nuestro Centro de coordinarse con el Instituto del Menor y la Familia (porque nuestro Centro está concertado con él y hay que comunicarles altas, bajas, seguimientos...a la técnico de referencia), con otros centros de recursos y con coles, además de organizar horarios de tratamiento, estar pendiente de cuándo caducan los certificados de minusvalía de los niños, estructurar los informes que se entregan a los papás, controlar la asistencia de los niños, informar a los padres de todo el papeleo que tienen que traer para el expediente de su hijo...y seguramente de muchas más tareas que M. realiza siempre sin hacer ruido y que si no fuera por ella, el Centro sería un caos total. 
    Por si todo esto fuera poco, una mosca cojonera terapeuta bloguera, le ha pedido con ojos de gato con botas de Shrek que escriba cuáles son las funciones de la trabajadora social en un Centro de Atención Temprana. Sólo un ser como M., lleno de infinita paciencia y bondad, podía tomarse la molestia de hacer algo así en mitad del pico de trabajo que está gestionando en estos momentos del año. Me consta que le ha costado mucho hacerlo, no por la parte profesional, porque es una trabajadora bien válida, sino por la personal, ya que como ser humano humilde que es, me ha dicho que no sabe venderse nada bien. Pues voy a decirte una cosita M., yo que por desgracia tengo muchas "hora de barra" en ambientes laborales que son para echarse a llorar y no parar, me siento profundamente afortunada de poder trabajar contigo, de aprender de ti tantas cosas buenas cada día y de compartir con el resto de compañeras la certeza absoluta de que el mundo es un lugar menos hostil gracias a personas como tú. ¡Feliz día compañera!

    Nuestra compañera M.

    Ahora le cedo, por fin, su merecido espacio a M. y mañana, ¡todos a jugar!, lo prometo : )

    La intervención en el centro de Atención Temprana se inicia cuando se recibe la solicitud por parte de la familia o por parte de cualquier otro profesional o institución. En este primer paso del proceso, tiene el papel principal el/la trabajador/a social. 
    Una de las funciones principales del trabajador social en el CAT es precisamente la acogida. “El primer contacto con la familia, constituye el momento de acogida, en el que el profesional, a través de una actitud de escucha, va a ir recogiendo las preocupaciones, los recuerdos, los proyectos, las expectativas, las dificultades, que los padres van a ir exponiendo con respecto a su hijo y a sí mismos, así como los antecedentes familiares y personales del niño. La entrevista de acogida, además de ser una herramienta de trabajo muy importante para llevar a cabo la valoración inicial, establece las primeras directrices del diseño de la intervención” (Libro Blanco de la Atención Temprana)
    El punto de partida de la intervención del trabajador social es una labor informativa, sobre lo que es la Atención Temprana y sobre el centro al que han llegado derivados; en muchos casos, la familia acaba de recibir un diagnóstico y son derivados a Atención Temprana sin prácticamente explicarles qué es ni por qué proceso van a tener que pasar, sin saber de la valoración de discapacidad, etc. Además de informar a la familia, el trabajador social recoge información tanto sobre l@s menores como sobre la familia. Como en todo servicio o recurso, la acogida es clave: se trata de generar un clima agradable, de confianza, y en el que las familias se sientan, efectivamente, “acogidas” y acompañadas.
    Posteriormente, y paralelamente, el trabajador social desempeña una labor de asesoramiento y orientación. Informa sobre el procedimiento de valoración de discapacidad y los Centros Base en los que se realiza; sobre la valoración de dependencia, así como otros recursos y ayudas existentes (cada vez más inexistentes…)
    Además, el trabajador social, en su intervención, tiene presente, en base a las competencias propias de la disciplina, los factores de riesgo sociofamiliar que puedan existir.
    Y está permanentemente en coordinación con el resto del equipo (en general, en la AT la coordinación y la interdisciplinariedad son dos de los principios fundamentales). Desde el trabajador social, los casos pasan a la valoración inicial de Psicología, por lo que amb@s deben estar coordinad@s, así como durante todo el proceso lo está todo el equipo multidiscipliar / interdisciplinar.
    Los trabajadores sociales realizamos también labores de coordinación, tanto interna (con el resto del equipo), como externa: con servicios públicos y privados del ámbito educativo, sanitario y social. En especial, en el caso de los Centros de Atención Temprana concertados con la Comunidad de Madrid, con el Instituto Madrileño del Menor y la Familia, con quienes hay que estar en permanente coordinación.


    Para finalizar, os dejo con un vídeo que me encanta y que creo que explica muy bien  porqué, a pesar de todos los quebraderos de cabeza, este trabajo merece tanto la pena...




    lunes, 19 de marzo de 2012

    El juego, el juguete y el niño

    Poniendo orden en la estantería de la sala de TO, he redescubierto una guía de la Unidad de Atención Temprana del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús de Madrid, que lleva el mismo título que mi entrada de hoy. Es muy frecuente que los papás que acuden a Atención Temprana nos pregunten (especialmente a las terapeutas ocupacionales) sobre qué juegos o juguetes son los más adecuados para sus hijos. Me ha parecido interesante compartir algunos puntos de esta guía (he añadido algunas aportaciones mías escritas en cursiva en esta primera entrada para que no resultara demasiado "tostón") por si a algún papá o a alguna mamá le puede servir de orientación, sobre todo después de leer hace unos días en diferentes medios de comunicación las conclusiones del Observatorio del Juego Infantil sobre un estudio que ha realizado acerca del juego y del ocio familiar. Podéis leer un artículo sobre ello aquí. También aprovecho para recordaros que en el CEAPAT adaptan juguetes de manera gratuita para niños con discapacidad, que es una información importante que desconoce mucha gente.

    Jugar es parte de la vida diaria de todos los niños  (o debería de serlo, porque veo cada pobre niño con con agendas apretadísimas de tareas que me pregunto cuándo les queda tiempo para jugar). Para el bebé y el niño, jugar es la manera de descubrir, explorar y conocer el mundo. El juego desde los primeros meses pasa a constituirse en su actividad principal, suponiendo una experiencia creadora constante y enriquecedora de aprendizaje (vamos, como llevar un blog). Para poder desarrollar esta actividad adecuadamente el niño necesita, desde los inicios de su vida, poder hacerlo en un ámbito confiable que le dé seguridad, donde pueda usar todos sus sentidos (no sólo actividades donde pueda utilizar los cinco clásicos sentidos de vista, oído...sino también aquellas donde se estimule el sistema propioceptivo y vestibular, sobre los que ya hablaremos más en profundidad cuando veamos la terapia de integración sensorial) para ir desarrollando funciones más complejas tales como pensar, experimentar, aprender y adaptarse al mundo. Desde que el bebé nace, ya en sus momentos de alimentación, disfruta del acto de alimentarse más allá de nutrirse de la leche materna (o con el biberón). Este es su primer "jugar", con el pecho, con la mirada, con los gestos, con las sonrisas, con las miradas, palabras y caricias iniciales de su madre. Chupar objetos, manipularlos, golpear, arrojar, buscar, sacar, poner, esconder, etc., serán las maneras que tendrá de desplegar todas sus posibilidades y potencialidades afectivas e intelectuales.
    El juego no es simplemente una actividad en la que los niños ocupan su tiempo en la primera infancia. Por ello, algunas personas dicen que el juego es "el trabajo" de los niños (y otras, que la única diferencia entre un niño y un adulto es el precio de sus juguetes). Al jugar, los niños ponen el cimiento para el aprendizaje posterior de la vida, ya que resuelven problemas y aumentan su comprensión de sí mismos, de otras personas y del mundo en el que viven. 
    Podríamos diferenciar varios tipos de juegos (es importante tener en cuenta que un niño de cualquier edad puede jugar de una manera que refleje una etapa de desarrollo más temprana):

    • El "juego sensoriomotor", con el que los niños descubren lo que sus propios músculos pueden hacer y practican los movimientos que necesitarán para la vida diaria, al mismo tiempo que tienen la oportunidad de aprender sobre la gravedad, el peso y otros principios del mundo físico (se refiere a cuando los niños ruedan, se arrastran, gatean, saltan...).
    • El "juego exploratorio" se refiere a las interacciones que un niño realiza, aparentemente al azar, con las cosas y las personas que encuentra a sus alrededores. 
    • El "juego del observador" ocurre cuando un niño parece estar jugando solo pero realmente está mirando las actividades y juegos de otros.
    • El "juego solitario" ocurre cuando un niño juega a solas o cerca de otro pero no se relaciona con él.
    • El "juego en paralelo" se refiere al juego de niños que están cerca y usan materiales similares pero casi no se relacionan.
    • El "juego asociativo" se parece al juego en paralelo, pero los niños se relacionan un poco más (es el más habitual en los parques infantiles).
    • El "juego cooperativo" incluye las metas comunes y la colaboración. Se puede negociar de maneras complejas, tomar decisiones de forma cooperativa y fijar reglas. 
    En cuanto a la elección de los juguetes, debemos valorar siempre el nivel evolutivo del niño para que desarrolle actitudes correspondientes a su edad, tener en cuenta su personalidad, debe ser deseado por él (esos papás entrañables que están deseando comprarle el scalextric al peque...), no necesariamente muy caro, debe estar confeccionado con materiales seguros (con etiquetado CE) y se recomienda que no sean utilizados para premiar o castigar.
    En las entradas de los próximos días vamos a ver qué juguetes se recomiendan en las distintas etapas evolutivas del niño.


    sábado, 17 de marzo de 2012

    Pictogram Room

    Hace pocos días os explicaba aquí, la importancia de los pictogramas a la hora de trabajar con nuestros niños. A través de mi compañera E. he podido enterarme de un prometedor proyecto que hasta ahora desconocía y que estoy convencida de que nos puede abrir las puertas a un interesante mundo de posibilidades de trabajo.
    Pictogram Room (La Habitación de los Pictogramas) es un proyecto fruto de la colaboración del Grupo de Autismo del Instituto de Robótica de la Universidad de Valencia y la Fundación Orange que supone una forma lúdica y entretenida de avanzar en áreas clave del desarrollo, aprovechanco los puntos fuertes de cada persona. Mediante un sistema de cámara-proyector y a través del reconocimiento del movimiento se consigue reproducir la imagen de la persona junto con una serie de elementos gráficos y musicales que guiarán su aprendizaje. Para mí, una de las cosas más importantes, es que el programa es gratuito y compatible con ordenadores personales con el sistema operativo Windows 7 (también requiere del uso del sensor Kinect para Xbox de Microsoft que cuesta unos 150 euros, pero creo que es un gasto que merece la pena viendo el partido que se le puede sacar). Podéis ampliar toda la información en esta página web:
    http://www.pictogramas.org/proom/loggined.do%3bjsessionid%3d81A194ED8C61F8F1AAEC10095CD4176A
    Me parece que tiene muchísimo potencial y me alegra enormemente que se investigue para sacar adelante este tipo de sistemas para las personas con diversidad funcional. Ojalá se hiciera más todavía...

    

    viernes, 16 de marzo de 2012

    El bomboncito de la casa

    El bomboncito de la casa, a sus dieciséis meses, apunta ya maneras y se intuye la prometedora carrera de líder carismático que tiene por delante. Donde pone el ojo, pone la conquista. No hay mamá, papá, administrativa, niño o terapeuta que no haya sucumbido a estas alturas a sus encantos. Imposible cruzarse con él y resistirse a comérselo a besos. ¿Serán sus ojazos azules cielo?, ¿su boquita de piñón?, ¿sus apetitosos mofletes?, ¿su cautivadora sonrisa?, ¿quizá la manera que tiene de extenderte sus brazos reclamando cariñitos? ¿o será, probablemente, una deliciosa combinación de todo lo anterior aderezada con un carácter dulce y una tendencia natural a relacionarse felizmente con todo el mundo?. Recuerdo cuando empezaste el tratamiento hace sólo unos meses. Tu mamá me decía que, cuando naciste, tuviste que afrontar tantos retos para sobrevivir, que le dolía el corazón de tanto llorar. Viendo la sonrisa con la que contempla ahora tus primeros pasos, está claro cuál ha sido la mejor medicina para sanar todas sus heridas, sobre todo aquéllas que no se ven y que son las que más duelen. Ningún síndrome, ningún diagnóstico, ningún problema psicomotor, podrán hacer que no consigas lo esencial en la vida: amar y ser amado. La importancia de todo lo demás, siempre será relativa. Estoy completamente convencida de ello...


    jueves, 15 de marzo de 2012

    Lo que el cumpleaños dejó...

    Estaba convencida de que viviría mi 29 cumpleaños con cierta tristeza porque es el último de los veintitantos y porque empiezo a asumir que tendré que cambiar en el cuaderno de los sueños ser mamá antes de los 30 por serlo antes de los 40. Pero las numerosas muestras de cariño que he recibido por todas las vías de comunicación posibles, han conseguido disipar cualquier tipo de nubarrón emocional.
    Ya el pasado sábado, Adorable Hermano Mayor y Cuñada Maja, consiguieron sacarme una enorme sonrisa cuando se presentaron en la celebración familiar con este globo de helio (ya conté aquí, mi pasión por Pocoyo):


    ¡Me encantó! y además pensé, bueno, mientras de edad cronológica sean 29, pero espiritualmente, unos 4, no hay de qué preocuparse :)
    El martes por la tarde, algunas mamás veteranas del Centro que no me verían al día siguiente, empezaron a felicitarme, tanto por el inminente cumpleaños, como por tomarme con tanto sentido del humor el cachondeo generalizado que hubo cuando se estropeó el pestillo del baño y yo aparecí con la gran caja de herramientas, mientras una de ellas ya lo había arreglado con una moneda de un euro. No dejaban de reírse diciendo ¿¿pero dónde vas, Mc Gyver?? y yo en broma pidiéndoles que guardaran la compostura, que aquéllo era un Centro serio. Y la mamá de N. se reía más todavía diciendo que de Centro serio nada, que ella venía a Lourdes a pasárselo bien. Le dije que me iba a dar mucha penita despedirme de ella en junio cuando le diera el alta a N. (que está fenomenal) y me dijo que de alta nada, que ella allí hasta los 18, que se lo pasaba genial con las otras mamis. Cuando N. oyó a su madre diciendo que se tenía que quedar allí hasta la mayoría de edad exclamó un ¡¡yupiiiiiiiiiiiii!! que casi me la como a besos. Bueno, casi me como a besos a todas. Da gusto ver que vienen tan felices al Centro. 
    El miércoles comenzó a las 7 de la mañana con el beso de despedida de Medio Limón que se iba a trabajar. No me enteré mucho porque estaba en mitad de un sueño en el que un apuesto caballero llegaba a la casa de una bellísima terapeuta humilde campesina y le pedía que le confeccionase una férula para la patita de su caballo, aunque reconozco que cuando conseguí despertarme del todo, pensé que mi doncel tampoco estaba mal del todo...
    Encendí el móvil y empezaron a llegarme las primeras felicitaciones de mi madre, de mis amigas, de la mamá de N. diciéndome lo bien que se lo había pasado la tarde anterior y deséandole un feliz día a Mc Gyver, de mis compañeras...Me llamó desde Tierras Lejanas mi amigo R. y cuando la cosa empezó a ponerse demasiado melancólica filosofando sobre el tempus fugit  me dice, menos mal que no tienes Tuenti porque si no, el año que viene con thirty, te lo quitan. Mi cerebro estuvo un ratito haciendo tic-tac porque reconozco que tardé en pillar el juego de palabras (estaba espesita), pero consiguió que me riera y se esfumara de nuevo el nubarrón, jajaja...También fue la primera vez que me felicitaron ¡¡en el blog!! ¡¡qué ilu!!.
    Luego me pasé por la pastelería a comprar pastelitos para Maravillosas Compañeras y después de estar un ratito en casa de mis padres y decirle a mi madre con una sonrisa picarona que no se olvidara de mirar el blog, me fui a trabajar. 
    Compañeras Maravillosas me recibieron con muuuuchos abrazos, muuuuchos besos y muuuuchos regalos. Así da gusto ir a trabajar el día de tu cumpleaños, ¿a qué sí?. Entre los regalos, hay una divertida invitación a un taller de risoterapia (¡lo que nos faltaba!) al que iremos todas y que prometo contar aquí cuando lo hagamos con todo lujo de detalles, por supuesto.
    No sé si fue coincidencia o que yo estaba tan contenta que les transmití energía positiva, pero mis niños tuvieron unas sesiones de libro, se portaron genial y se lo pasaron pipa cantándome el cumpleaños feliz. Incluso, alguno se animó con la versión de Parchís y todo. Supongo que será de vernos tanto a nosotras cada vez que se la cantamos (¡y se la bailamos!) a  la compañera que cumple años, jajaja... Preguntándoles a mis peques cuántos años creían que cumplía me sale una media total de...¡¡once años!! no está nada, nada, mal, ¿verdad?. 
    Terminé el día con cierta resaca emocional y con cierta penita porque se me había pasado demasiado rápido, pero al final fue tan bonito que no puedo evitar llevar toda la mañana tarareando la canción con la que finalizo el post de hoy. ¡Y todavía queda la celebración con las amigas este finde! ¿dónde hay qué firmar para volver a cumplirlos?...


    ¡¡GRACIAS A TODOS!!


    Cosecha del 83...

    Hoy, hace 29 años, me regalabas el tesoro más grande que una mujer puede dar a un ser humano: la vida. No recuerdo un solo momento de la misma, en la que no haya recibido todo tu amor y apoyo incondicionales. Ni una lágrima sin consolar, ni una alegría sin compartir. ¿Cómo lo haces para saber en cada momento cómo hacerme feliz? Debe de ser esa increíble intuición y esa maravillosa sabiduría con la que os dota la naturaleza ...GRACIAS MAMÁ. Sin ti, nada habría sido posible. Te quiero mucho. Así de grande, para que puedan verlo bien esos preciosos ojos color caramelo : )


    martes, 13 de marzo de 2012

    Ayudas visuales: los pictogramas (II)

    Continuando y para completar la entrada de ayer, vamos a ver hoy qué hay que tener en cuenta para manejar el panel de comunicación y los pictogramas con los niñ@s:

    • Pondremos el panel de información en un sitio de fácil acceso y siempre a la vista del niño. Se recomienda adecuar varias zonas para trasladar el panel según el contexto (cocina, dormitorio, etc.).
    • Intentar tener los pictogramas preparados previamente antes de comenzar la anticipación del niño.
    • Todos los días cuando nos levantamos, a primera hora de la mañana se montará el panel de información con la colaboración del niño, aunque pensemos que el niño tiene buena comprensión, conviene nombrar y signar cada actividad a realizar durante el día, haciéndole participar en lo que él pueda, esto es muy importante, de cara a favorecer la comunicación, ya que a medida que ésta se va desarrollando, podemos introducir mayor complejidad lingüística.
    • Al principio muchos niñ@s no prestan atención, juegan con los pictogramas, los tiran. Se pueden poner en alto, así el niño al pasar no los tira, ni los utiliza para jugar o estimularse, y subir al niño a una silla para la organización.
    • Cada cambio de actividad debemos ir al panel de información, verbalizar lo que hemos realizado (pasado, marcándolo con el acetato semitransparente) y comentar lo que vamos a hacer a continuación (presente, marcándolo con la flecha).
    • El tipo de consigna para el pasado puede ser diferente, existen también pictogramas blancos con ventanas transparentes las cuales también se superponen al pictograma de la actividad, una especie de bolsillos semitransparentes. El objetivo es el mismo: marcar el concepto de tiempo "pasado" y recordar la actividad realizada, debido a que deja cierta visibilidad.
    • Es importante hacerlo con un ritmo de ejecución normal-lento (sobre todo hasta que nos cercioremos de que entiendan los pictogramas), esto ayudará a que ellos/as capten mejor el sistema y mejoren sus capacidades. Para mejorar la comprensión de los pictogramas, una vez "informado" sobre las actividades que vamos a hacer, en la actividad presente se quitará el pictograma del panel para llevarlo a la actividad concreta y aumentar la facilidad para asociar imagen-actividad. Por ejemplo: "ahora toca cuento" cogemos el pictograma y nos lo llevamos al lado del cuento. Cuando se termine volveremos a cogerlo para decir "cuento se acabó, ahora toca X".
    • Si se considera que hay bastante dificultad de comprensión, es mejor hacer pocas actividades para que se vaya acostumbrando (3-4 actividades), según lo vayamos valorando, se pueden ir incluyendo en una actividad "general" (jugar, leer, cantar, bailar, etc) varias "específicas" (pompas, globo, cuento, puzzle, etc.), y posteriormente ir aumentando las actividades con los pictogramas. Posteriormente, se puden ir sacando paneles específicos del panel de información, por ejemplo, en las actividades de piscina, se sacaría otro con pictogramas de mochila-bañador-gorro-chanchas-toalla-coche-piscina (para anticipar la secuencia de acciones que se realizan para llegar a la piscina).
    • También se favorece la comprensión y la asociación pictograma-actividad relacionando el pictograma a la actividad concreta. Por ejemplo: Cuando toca pompas, quitamos el pictograma del panel (previamente informado) y los situamos al lado del bote de las pompas mientras se realiza la actividad, al finalizar esta actividad, lo pondríamos de nuevo en el panel para marcar el pasado de ésta.
    • Cuando se empieza a trabajar con este sistema, es recomendable utilizar claves de color que puedan diferenciar un pictograma de otro, los colores no obedecen a categorías gramaticales sino funcionales, es decir en lugar de clasificarlo por el tipo de palabra (sustantivo, adjetivos, etc.) se clasifican por categorías léxicas (deportes, alimentos, ocio, etc.), mucho más lógico si tratamos de que una persona pueda comprender el mundo que le rodea, anticiparlo y controlarlo.
    • Los alimentos y las personas significativas van representadas con foto real. Se deben evitar las fotos con muchos distractores. Por ejemplo, es mejor la foto de un plato con gusanitos que una foto de una bolsa de gusanitos en una tienda.
    • Las letras que siempre acompañarán a los dibujos es recomendable que se vean en la parte inferior del pictograma, ya que nos servirán para otros aprendizajes, como la Lectura Global (asociación imagen-palabra).
    • El panel de información se aprende con su uso y cada niño tiene su tiempo de aprendizaje. Lo más importante es la constancia y la huella que hacemos al hacer y decir todos los días el recorrido de las actividades.
    Cuento de Caperucita adaptado con pictogramas


    lunes, 12 de marzo de 2012

    Ayudas visuales: los pictogramas (I)

    Mi compañera P., suele decir bromeando que para trabajar en AT es imprescindible tener el curso de cortado y plastificado porque no es nada raro vernos a todas plastificadora en mano preparando material para los peques, incluso traérnoslo a casa y poner a recortar a toda la familia porque no damos abasto. Lo que más trabajo nos suele llevar, es la preparación de los famosos pictogramas, vamos a ver entre hoy y mañana cómo funcionan. 
    • ¿Quién es candidato a esta ayuda?
    Se utiliza principalmente con niños con dificultades de comprensión, comunicación, audición, atención...incluso, con niños que tienen características que les impiden la anticipación o planificación y en consecuencia, pueden presentar alteraciones de conducta. Pero al mismo tiempo es positivo para todo tipo de niños (tengan o no este tipo de dificultades) porque todos ellos se benefician de este tipo de herramientas visuales, ya que ¿a quién no le viene bien tener un apoyo visual?, ¿no hemos dicho siempre que una imagen vale más que mil palabras?.
    • ¿Para qué sirve?
    Al utilizar las ayudas visuales, les estamos aportando "una ayuda adicional". Normalmente, les damos instrucciones de forma verbal y este tipo de información es efímera, con lo que si usamos una imagen, la cual permanece en el tiempo, es mucho más fácil de entender y retener, pues van a poder recurrir al panel siempre que lo necesiten. Debemos tener en cuenta que esta ayuda SIEMPRE va a ir acompañando al lenguaje oral y del signo Schaeffer en los casos convenientes. También mejora la estructuración y anticipación a las actividades, la comprensión a partir de la asociación de la imagen con la actividad concreta y mejora su comunicación.
    • ¿Qué material necesitamos?
    -Una cartulina grande con dos tiras de velcro adhesivo pegadas de forma paralela (también se pueden recortar cuadraditos como los que veis en la foto).
    -El juego de pictogramas, flechas, acetatos para el pasado y el futuro, velcro (para pegar los pictos en el otro velcro que hemos puesto en la cartulina)
    Material

    -La flecha roja marca la actividad presente.


    -El acetato transparente marca el pasado, es decir, las actividades ya realizadas (en algunos coles, este acetato se sustituye por una cartulina blanca con una ventanita recortada por donde se ve el picto).



    -El acetato azul marca el futuro, es decir, las actividades que se van a hacer después.


    -El aspa roja marca la prohibición o las actividades que no se hacen.


    • ¿Cómo se usa?
    Como se aprecia en la siguiente foto, se pondrá, en primer lugar, el pictograma de "informar" acompañado de lenguaje oral y de la realización del signo Schaeffer (marcando sílaba a sílaba simultáneamente con el movimiento del signo).
    Panel de información

    Siempre se informa de izquierda a derecha.
    Iremos mostrando una a una las actividades que vamos a realizar, verbalizando en todo momento, e iremos colocándolas en el panel. Es muy positivo que el niño nos ayude a colocar los pictogramas en el panel por imitación o moldeamiento haciéndole partícipe de la actividad.
    Cada pictograma de actividad que pongamos tras el de Informar, debe ser tapado con acetato azul para marcar el futuro:
    Panel de información completado con el SPC (Sistema Pictográfico de Comunicación)

    ¡Ya nos hemos informado de las actividades que vamos a realizar!
    Realizaremos la primera actividad, colocando la flecha que os indica el presente encima de ésta, y una vez que hayamos terminado se nombrará dicha actividad y se dirá "se acabó" (siempre signando y dando el modelo verbal) y pondremos encima el pictograma que marca el pasado, pasando la flecha a la siguiente tarea:
    Primera actividad

    En la siguiente imagen, vamos a ver un ejemplo del panel que yo utilizo en una sesión de Psicomotricidad. Se diría "jugar se acabó" (ponemos el picto del pasado encima de jugar), "ahora toca relajación" (ponemos la flecha en relajación, quitando el acetato azul):
    Panel de información

    Hasta aquí, el post de hoy. Mañana veremos qué hay que tener en cuenta para hacer bien el panel de información con los niños. Si me lo permitís, aprovecho para dar las gracias a las dos maravillosas logopedas que tengo por compañeras, sin cuya generosa ayuda no habría sido posible este post ni el de mañana.

    Y aunque no tiene que ver con la entrada de hoy, una de ellas (E.), nos recuerda que hasta el 26 de marzo se celebra en Madrid el Festival Internacional de Artes Escénicas para Niños y Jóvenes: http://www.madrid.org/teatralia/2012/index.html, por si os animáis a visitar la capital con vuestros peques para disfrutar de alguno de los interesantes espectáculos que ofrece.

    Por cierto, ¿qué os parece el nuevo diseño del blog?, ¿os gusta?...

    jueves, 8 de marzo de 2012

    El equipo técnico: mis compañeras

    Cuando era un chocho loco de 18 años y me imaginaba la mujer que sería con 28, fantaseaba con la idea de que para entonces, mi vida estaría tan colocada que todos mis sueños se habrían cumplido. La misma vida se ha encargado de mostrarme lo totalmente ingenua que era siendo adultescente (que es una chica que ya no es adolescente, pero tampoco adulta del todo). Sin embargo, pienso en todos los momentos que compartimos a diario y siento que soy muy injusta cuando me lamento de todo lo que aún no ha llegado y no valoro todo lo que sí he recibido. ¿Cómo era aquello de que si lloras por haber perdido el Sol, las lágrimas no te dejarán ver las estrellas?. Tengo grabadas en mi retina tantas imágenes de nosotras en estos años que no cabrían ni en mil álbumes de fotos. Nos veo yendo a trabajar con fiebre, con úlceras en los ojos, con dolorosas contracturas, con la preocupación de hacer la cuadratura del círculo para llegar a fin de mes, con la inquietud del primer día de trabajo en un nuevo sitio para algunas, con la tristeza del último para otras, con terribles migrañas, con la espalda rota, con la mente puesta en el sobrino que va a nacer lejos y que no sabemos cuándo podremos abrazar, con mil cursos en la cabeza que queremos hacer porque nada nos parece suficiente (aunque pagarlo suponga renunciar a ese vestido tan bonito o a esos pendientes que parecen llevar nuestro nombre), con esos informes que no se acaban nunca, con el agobio de una tediosa mudanza, con esa ayuda al alquiler que no acaba de llegar, incluso, con el alma rota porque aún hay muchos hombres que todavía no aman a las mujeres como merecen.
    Nos veo con todo ello y nos veo igualmente dejándolo aparcado en la puerta al entrar cada día a trabajar. Nos veo sobreponiéndonos ante la adversidad, creciéndonos, yendo a por esa llave del vestuario juguetona que nunca aparece y saliendo siempre con la mejor de las sonrisas para recibir al motor de nuestro día a día: nuestros niños. Y ahí sí que nos olvidamos de todo y sacamos lo mejor de cada una de nosotras para ofrecérselo a ellos, que todo nos lo dan sin pedir nada a cambio. Hacemos nuestro el dolor inconsolable de sus papás, pero también la alegría de los pequeños grandes logros de sus hijos y la esperanza de un futuro mejor en el que ellos mismos puedan ser los protagonistas de sus propia vida sin limitación alguna. Veo esos ojos de nuestros niños, cargados de bondad infinita y veo también los de sus padres llenos de inmensa gratitud. Nos veo acudiendo al niño que todas llevamos todavía dentro para que juegue con nuestros pequeños, nos veo divertidas, inventándonos historias extraordinarias, gamberras, felices, deseando reencontrarnos tras las vacaciones, dulces y amorosas, nos veo estudiando sin parar, investigando, dándonos soporte emocional, preguntando nuestras dudas sin miedo a ser juzgadas, proponiendo nuevas ideas, nos veo creando ilusionadas, nos veo desafiando al cansancio con bases de maquillaje y litros de coca-cola, nos veo cómplices, amigas, dándonos mil abrazos y besos de caramelo, nos veo sabiendo leernos con sólo mirarnos a los ojos...Pienso en todo esto y no dejo de emocionarme...
    Por eso, dentro de otros diez años, cuando acuda de nuevo a todas esas fotos que nos hacemos y en las que no hay ni una en la que no salgamos sonriendo, no me cansaré de recordar que hubo un tiempo maravilloso que compartimos juntas y que al menos uno de mis sueños sí se cumplió: el de trabajar en un equipo como éste. Muchísimas gracias por enseñarme tanto cada día...






    miércoles, 7 de marzo de 2012

    Motricidad fina

    A petición de Estrellas en la Tierra, vamos a ver hoy una entrada dedicada a la motricidad fina, ya que es una de las razones por las que un niño puede llegarnos derivado al departamento de Terapia Ocupacional. En realidad, si somos estrictos, más que problemas de motricidad fina (que se refiere al movimiento de la mano y los dedos y más en concreto a los movimientos que se realizan con las falanges distales: coger una aguja, coger un botón, coger una lenteja...), lo que encontramos, son dificultades en la destreza manipulativa, que se refiere a la precisión con la que se mueven las manos y los dedos y a la capacidad de manipular objetos de diferentes tamaños, pesos, grosores...de una forma competente. Con un ejemplo lo vais a entender muy bien. Si cogemos una aguja y un hilo es motricidad fina, si enhebro el hilo en la aguja hago uso de la destreza manipulativa y si cosemos una falda, hablamos de función manual, que hace referencia a las actividades significaticas que se pueden realizar con una mano (comer, vestirse, abrir una cerradura, atornillar...). Estoy pensando ahora mismito que mi madre, que me lee todos los días, pensará "si hija, sí, muy bien lo explicas pero aquí la que te sigue sacando del apuro de coser soy yo", jajaja...Bueno, dejando a un lado definiciones sutiles y funciones maternas, voy a daros hoy algunas ideas de actividades para trabajar con las manos. Son muy generales y están pensadas sobre todo para niños que no tienen una patología grave, sino falta de práctica o de experiencia con sus manitas. Evidentemente, nosotras cuando recibimos a un niño en el departamento de TO hacemos una valoración global y en el caso de que vengan por problemas de motricidad fina hay que ver cuál es el origen de esa dificultad. Si un niño, por ejemplo, tiene una patología neurológica y no ha adquirido un buen control de cabeza, difícilmente va a poder manejar bien las manos. O si un niño es defensivo táctil, lógicamente se sentirá muy incómodo manipulando o evitará tocar ciertas superficies o texturas. Por eso digo, que estas son actividades muy generales y hay que adaptarlas a la edad de cada niño (cuidadín con el tamaño de los objetos que les damos para que no se los lleven a la boca y haya atragantamientos). Igualmente, no me cansaré de repetir que siempre que haya una preocupación por algún área de desarrollo, conviene preguntar a un especialista. Vamos con ellas:
    • Apilar como torre o en forma de pirámide tapones de botellas de agua o similares (usar un antideslizante o una bayeta húmeda escurrida debajo para que no resbalen).
    • Meter fichas de plástico, monedas...en una hucha.
    • Tomar objetos pequeños contenidos en un recipiente, utilizando prensión de pinza (pulgar-índide) y colocarlos dentro de otros recipientes.
    • Pasar pajitas a través de un embudo hecho con la boca de una botella de plástico.
    • Ensartar cuentas de distintos tamaños y formas en cordones blandos o de plástico.
    • Jugar con plastilina y masa para modelar.
    • Empujar bolitas de papel sobre una mesa con cada uno de los dedos (oponiendo el pulgar a la uña del índice, como si lanzáramos canicas).
    • Colocar una serie de objetos en una caja de zapatos o una bolsa en la que se pueda hacer una agujero. Meter la mano y tratar de renocerlos por el tacto.
    • Abotonar y desabotonar chaquetas, subir y bajar cremalleras, pasar un palito por los ojales de una tela...(tengo una mamá que aprovecha la hora de la cena para que se pongan el baby de la escuela y practiquen el abotonado y desabotonado. Cualquier actividad de la vida diaria se puede aprovechar para trabajar estas cosas).
    • Ejercitar los movimientos de las manos: abrirlas y cerrarlas, tocar con el dedo pulgar cada uno de los restantes, realizar movimientos de tijera con los dedos...Se puede hacer también con canciones: saco una manita la hago bailar, la cierro, la abro, la vuelvo a guardar...
    • Sacar objetos que no floten colocados dentro de un barreño de agua.
    • Pintar con pintura de dedos y con pinceles (también es muy divertido extender espuma de afeitar o nata sobre un espejo y dibujar letras o hacer dibujos con los dedos).
    • Dibujar figuras grandes y pequeñas en papel y rasgarlas por el contorno con los dedos. También recortar con tijeras.
    • Rellenar dibujos con semillas o pasta.
    • Separar objetos pequeños por características con prensión de pinza (semillas diferentes, legumbres, botones, tornillos...).
    •  Hacer figuras de papel (barcos, aviones...).
    • Pasar canicas de un recipiente a otro, usando sólo el pulgar y el índice. 
    Y ahora el famoso truco de la goma del pelo para coger bien el lápiz. Aunque os aconsejo también esta maravillosa página web: http://www.hoptoys.es/Grafismo-c-232_312.html donde podréis encontrar, entre otras muchas cosas, todo tipo de utensilios para facilitar la escritura (además te dan la facilidad de pagar por transferencia bancaria, por eso es donde hacen pedido muchísimos colegios). Yo suelo poner la goma a partir de los cuatro añitos y para hacer fichas de grafomotricidad, en ratitos pequeños. Para el resto del tiempo, prefiero trabajar las actividades anteriores para fomentar el movimiento coordinado de las manos y los dedos.

    1. Ponemos la goma elástica en la muñeca del niño:

    2. La doblamos un poquito sobre sí misma haciendo "una especie de ocho":


    3. Colocamos la goma en el extremo superior del lapicero o la pintura. (Previamente lo abremos colocado entre los dedos pulgar, índice y corazón del niño, haciendo la pinza trípode):


    4. Y voilà, el resultado final:



    ¿Qué os ha parecido?, ¿cuál es vuestra experiencia?, ¿conocéis a muchos peques con quebraderos de cabeza por la dichosa motricidad fina?...


    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...