jueves, 29 de noviembre de 2012

Estrategias de tiempo de juego en casa

Tal y como os comenté en este post de Floortime, hoy vamos a a ver algunas pautas básicas en las que se basa este modelo de intervención. En cualquier caso, hay que tener en  cuenta que ninguna técnica por sí sola es ideal para todos los niños y que cada uno tiene que ser evaluado exhaustivamente para realizar el tratamiento que mejor se ajuste a sus necesidades específicas (sobre todo cuando hablamos de niños con determinados diagnósticos, que a veces sí necesitan un juego más "dirigido"):

  • Seguir la iniciativa del niño y unirse a él. No importa lo que hagamos juntos siempre que sea él quien inicie la nueva actividad. No tratar de cambiar el juego. No iniciarlo. Sólo seguir la iniciativa del niño uniéndonos gentilmente. Por ejemplo, ¿está jugando con bolitas?, ten tu propio cesto de bolitas, siéntate tan cerca como te lo permita y juega en la manera en la que él lo está haciendo: viértelas, hazlas correr en tus manos, frótalas entre tus palmas...Si luego no muestra interés, muévete más cerca, haz rodar la bolita hacia él, pon una de sus bolitas en tu cesta. Si protesta, sácala para mostrarle que lo comprendes. Luego pon una bolita diferente en su cesto como si te equivocaras. Hablar suavemente y esperar a que él acepte nuestra apertura de comunicación. Cuando la haga, agregar un nuevo elemento al juego.
  • Persistir en su seguimiento, transformando comportamientos errantes en juegos de dos personas. Por ejemplo, moviéndonos detrás de él con un cesto para tomar las cosas que él lanza y hacer de "porteros".
  • Tratar todo lo que haga el niño como intencional y con propósito. Dar nuevos significados a sus acciones, aunque aparentemente sean azarosas, respondiendo a ellas como si fueran intencionales.
  • Ayudarlo a hacer lo que él desea.
  • Ubicarse siempre a su altura y frente a él.
  • Implicarse en cualquier cosa que inicie o imite el niño. Por ejemplo, si él está jugando con una pelota, puedes sostenerla  con la boca para que él tenga que cogerla de ti. Haz un ruido gracioso mientras te la quita, luego abre la boca y gestualiza para que la coloque de nuevo en tu boca. Haz otros sonido gracioso cuando él la devuelva. Transforma el "pelota adentro, pelota fuera", en un gracioso juego cooperativo.
  • Unirse a su juego perseverativo y tratar de darle un significado (por ejemplo: si decide dar palmadas sobre la mesa, hacer que es un "tambor" y tocar música).
  • No tratar su evitación o su "no" como si fuera un rechazo hacia ti. Buscar alternativas.
  • Ejecutar cualquier cosa que mantenga en marcha la interacción: hacer un movimiento equivocado, jugar a ser mudo, interferir lo que el niño está haciendo...Por ejemplo, hacer de tope con tu mano si está moviendo un cochecito (es lo que se llama "obstruir gozosamente").
  • No interrumpir o cambiar el tema mientras el niño esté interactuando.
  • Utilizar el juego sensorio-motor (balanceo, cosquillas, mecerse...) para obtener respuestas placenteras.
  • Emplear juguetes sensoriales según la causa y efecto: esconder un juguete, luego hacerlo reaparecer "mágicamente"; dejar caer un juguete con sonido de modo que se escuche el ruido; acercar una pluma más cerca, más cerca, más cerca...hasta que al final haga cosquillas.
  • Practicar juegos infantiles como cucú-trás, pilla-pilla...y cantar canciones.
  • Usar gestos, el tono de voz y el lenguaje corporal para acentuar la emoción en lo que está diciendo y haciendo (hacer mucho teatro).
  • Tratar de aceptar el enojo y las protestas del niño tal como se aceptan sus emociones positivas.
  • Ayudarlo a tratar la ansiedad (la separación, el lastimarse, la pérdida, el temor...) usando la solución de problemas y el juego simbólico con muñecos. Greenspan también aconseja aumentar los tiempos de juego en el suelo cuando hay situaciones especialmente difíciles (pérdida de un ser querido, problemas de alimentación, inicio del control de esfínteres...).
  • Responder a sus deseos reales a través de acciones simbólicas (por ejemplo, darle un significado simbólico a los objetos mientras juega: cuando el niño trepe hasta el sofá, hacer que está subiendo por una montaña alta, o cuando descienda el tobogán del parque, jugar a que se está deslizando dentro del océano y está observando los peces).
  • Mientras juega, ayudarle a elaborar en base a sus intenciones. Preguntarle si está conduciendo el coche, dónde está yendo, si tiene suficiente dinero, si se acordó de las llaves, por qué está conduciendo a tal sitio, por qué no a otro...Expandir el tema tanto como se pueda.
  • Utilizar las pausas: cuando aparece un problema durante el juego, crear soluciones simbólicas (por ejemplo, traer las "herramientas" para el coche roto o el "botiquín" para la muñeca herida). Reconocer el desacuerdo del niño y estimular la empatía.
  • Implicarse en el drama: ser jugador y asumir un rol con su propia figura o personaje. Hablar directamente a los muñecos, en lugar de cuestionar al niño sobre lo que está ocurriendo o narrando.
  • Insertar obstáculos dentro del juego. Por ejemplo, hacer que tu autobús bloquee la carretera. Entonces, hablando como un personaje, animar al niño a responder ofreciéndole ayuda si fuera necesario.
  • Utilizar figuras que él ya conozca y le gusten, tales como Pocoyó, Bob Esponja...para generar el juego simbólico. Volver a reproducir escenas familiares o canciones, crear nuevas ideas, prestar atención a los personajes y temas que él pueda estar evitando o temiendo.
  • Emplear el juego para ayudarlo a comprender y dominar ideas/temas que puedan haberlo asustado (control de esfínteres, alimentación, sueño, temores inusuales...). 
  • Focalizar el proceso mientras juega: qué personaje ser, qué apoyos necesita, cuándo cambian las ideas, cuál es el problema, cuándo termina la idea, etc. Identificar el comienzo, el punto medio y el final.
  • Mientras juega, adaptar tu tono de voz a la situación. Hacer que llora cuando un personaje está lastimado ("oh, ¡pobre Pepito! ¡parece tan triste!), alegrarse ruidosamente cuando otro está contento, hablar en tono rudo cuando está haciendo de "malo". Recuerda: drama, drama, drama y más drama para darle al niño claves afectivas: unirse a su actividad para abrir puertas a la interacción.
  • Reflexionar sobre las ideas y sentimientos en la historia, mientras juega y también después, tal y como haríamos con las otras experiencias de la vida real.
  • Estimular las relaciones con los otros. Siempre que sea posible, hacer que el niño juegue con otro para que tenga más oportunidades de interactuar y construir amistades. Sobre todo, promover la interacción: cualquier cosa que el niño esté haciendo, asegúrate de que sea interactiva, ya sea contigo o con otro niño. 




·       

martes, 27 de noviembre de 2012

Floortime

Más que una “técnica” de tratamiento, Floortime es una manera de interaccionar con los niños a través del juego para favorecer su capacidad de relacionarse, la comunicación y el pensamiento creativo (de ahí que más que “tiempo de suelo”, quizá la traducción más adecuada sea Juego Circular, ya que está basado en la filosofía de usar el juego y establecer vínculos de comunicación). Fue desarrollado por el psiquiatra infantil Stanley Greenspan en la década de los noventa y, aunque todavía es algo desconocido en nuestro país, quería hablaros de ello en el blog porque me gusta especialmente, no sólo por la importancia que le da a los vínculos emocionales entre el adulto y el niño como base para el  desarrollo intelectual de los más pequeños, sino también porque incide en que cada uno tiene un perfil único con sus fortalezas y desafíos. Dentro de la Terapia Ocupacional en Pediatría, es conocido (además de por contener elementos de Integración Sensorial) por el hincapié que hace en convertir las Actividades de la Vida Diaria (comer, control de esfínteres...) en experiencias satisfactorias y serias (serias en el sentido de lo gratificante que es para un niño tener un sentido de dominio de su propio cuerpo, o aprender destrezas nuevas como aprender a atarse los cordones). A diferencia de otros autores, Greenspan propone evaluar y tratar a los niños con dificultades en su desarrollo desde un punto de vista emocional. Para ello, divide el desarrollo del niño en seis estadíos diferenciados: 

-Autorregulación e interés por el mundo (influenciado por la sensaciones físicas internas, hambre, gases...).
-Enamorarse (se refiere a cuando el bebé comienza a responder más a las interacciones sociales externas y se establece ese “cortejo” tan lindo entre él y las personas que lo rodean)
-Desarrollo de la comunicación intencional o comunicación de dos vías (el bebé comienza a sostener interacciones complejas y a comprobar la causa-efecto).
-Aparición del un sentido organizado del yo o comunicación compleja (es el momento de las emociones extremas, pasando del llanto total al abrazo vital. Seguro que a muchos que tratáis con niños os suena...).
-Crear ideas emocionales (desarrolla habilidades para conceptualizar el mundo. Aunque es la etapa del “terrible niño de dos años”, ya es capaz de construir una imagen emocional en ausencia, lo cual quiere decir que puede empezar a mostrar juego paralelo con otros niños, sin que le provoque angustia estar separado de sus figuras de referencia durante algunos periodos de tiempo).
-Razonamiento emocional. Origen de la imaginación, el sentido de la realidad y autoestima (es la etapa de mayor complejidad de desarrollo emocional e implica que el niño ya es capaz de combinar muchas ideas y sentimientos  de forma lógica para crear nuevas experiencias. El niño de tres años ya tiene “conciencia moral” y es consciente de que sus acciones o emociones pueden tener consecuencias emocionales para otros).

Hay varios libros de Greenspan (y algunos artículos interesantes de otros autores como éste) que se pueden consultar para profundizar más sobre este modelo  de intervención (modelo DIR/Floortime): Las primeras emociones, Comprender el autismo...Pero a mí hay uno que me gusta especialmente titulado El niño con necesidades especiales porque es muyyyyy sencillito (aunque con muchísima información) y está hecho tanto para papás como para profesionales (incluso, me parece útil para niños de desarrollo típico porque trata de cómo abrir y cerrar círculos de comunicación de una forma enriquecedora). A veces es difícil conseguirlo (porque suele estar agotado), pero merece la pena totalmente porque te explica pormenorizadamente cada estadío y cómo trabajarlo en casa o en otros ámbitos (escuela, sala de terapia...) con el niño. Hacia el final trae un apéndice con una “guía rápida” de estrategias con permiso para difundir libremente. Serán las que veremos en otra entrada. Os dejo con unas palabras de este autor tan interesante: en cuanto el niño desarrolle la habilidad de agrupar experiencias en unidades coherentes desde su comprensión de un yo vs otros emocional, tendrá más recursos para analizar la realidad, controlar sus impulsos, estabilizar sus estados anímicos, integrar sus pensamientos, sentimientos y conductas y de planificar el futuro y concentrarse mejor. Estas funciones de la personalidad son esenciales para participar en la escuela, hacer amigos y, más tarde, para trabajar y formar una familia.




viernes, 23 de noviembre de 2012

12/12/12 a las 12

Acabo la semana haciéndome eco de una simpática iniciativa que he conocido en el bonito blog Diario de Algo Especial, que a su vez la ha rescatado en mis recién descubiertos Mami también existe y Scarlata y el Señor Don Gato. Consiste en dejar constancia de esa fecha capicúa tan significativa e irrepetible con  instantáneas que recojan 12 cosas que hicimos ese día. Yo estaré trabajando en el Centro y mi cabecita no deja de bullir pensando qué voy a capturar con la cámara ese día para vosotros, ¿os animáis a participar?...¡Feliz fin de semana a todos!


Instrucciones


miércoles, 21 de noviembre de 2012

Mágicas conexiones

He comentado en alguna ocasión, que  llegué al mundo blog hace años leyendo a Madre Reciente (mamá de un niño con autismo). Un día, vi un comentario de Construyendo una familia y me llamó la atención el seudónimo. Ese enlace me llevó a descubrir el encantador mundo de la blogosfera maternal. Grandes papás y mamás muy conscientes y compartiendo dudas, inquietudes, preocupaciones, alegrías...Ya por entonces conocía a Carlos González, al polémico Estivill y comenzaba a familiarizarme también con términos como lactancia a demanda, porteo, colecho...De forma paralela, continuaba con la formación de Atención Temprana (que tengo asumido que no terminará nunca...) y con mi trabajo con los niños. Cuento todo esto, porque a veces recibo correos de otras terapeutas ocupacionales, preguntándome qué cursos he hecho o qué postgrados les aconsejo para trabajar en pediatría. Es cierto que la preparación técnica es importante (Neurodesarrollo, Integración Sensorial, Psicomotricidad, Masaje Infantil, etc, etc, etc.); pero realmente pienso que nada de esto es suficiente si no estamos cerca de los padres, si no nos reciclamos, si no estamos al tanto de lo que se cuece más allá de un lugar de tratamiento. Y en este sentido, además de escuchar a los papás que vienen al Centro, a mí me ayuda mucho leer blogs de papás y mamás. Probablemente si no hubiera llegado a ellos, ayer no habría habido la primera charla de porteo en mi Centro. Viendo las caras de fascinación de mis compañeras (a las que tengo que dar las gracias por estar siempre abiertas a las peculiares corrientes de las que habla la terapeuta, independientemente de sus opiniones personales) mientras Elena de Oh La Luna, nos enseñaba los diferentes portabebés, las maneras de utilizarlos, y las posibilidades que teníamos para nuestros niños con diferentes patologías,  no dejaba de sonreír pensando que, en cierta forma, todo estaba conectado de alguna manera. Estar en el lugar donde quiero estar, haciendo lo que quiero hacer y con las mejores compañeras que se puede tener, después de tantos años perdida, es una sensación de paz interior indescriptible...Y lo mejor de todo, es que tengo el presentimiento de que estas mágicas conexiones no han hecho más que comenzar...




martes, 20 de noviembre de 2012

Día Internacional de los Derechos del Niño

Ojalá no tuviera que haber una fecha señalada en el calendario para este día, porque eso significaría que no tendríamos que recordar cada año que los derechos de muchos niños son violados sistemáticamente en distintos lugares del mundo. Pero en un blog como éste, no podía faltar una entrada dedicada a ello. En este enlace podéis leer el origen de la celebración y la redacción detallada de estos derechos. Por la parte que me toca, hoy voy a dar los abrazos más fuertes del mundo a todos y cada uno de mis pequeños...


Y recordemos esa frase mágica de Antoine de Saint-Exupéry en "El principito": 

Todas las personas mayores fueron al principio niños

http://monicarretero.blogspot.com.es/


lunes, 19 de noviembre de 2012

Crónica de un encuentro bloguero

Ya os comenté hace unos días en esta entrada, que el 17 de noviembre acudiría a mi primer encuentro bloguero en Barcelona, así que hoy toca contaros un poquito cómo ha sido la experiencia.

Curiosamente, muchos de los momentos importantes de mi vida, han estado ligados a un viaje en tren y éste, lógicamente, no iba a ser menos:


Medio Limón ejerció de sherpa con la maleta muy amablemente y se quedó algo tristón, el pobriño. Primero porque no podía venir conmigo por motivos de trabajo y segundo, porque íbamos con la hora justa y no le dejé quedarse a ver el espectáculo de unos osos rarunos que había en el vestíbulo de la estación ;)


A pesar de las miradas de escepticismo de todo mi alrededor a lo largo de la semana previa (reconozco que eso de contar que iba a casa de dos veterinarios que "conocía" por un blog y que el sábado se nos unirían una gallina, con su gallo y su pollito, era un discurso arriesgado), fui bastante tranquila durante el todo viaje. Se me pasaron las dos horas y media de trayecto volando y cuando llegué a Sants algunas maripositas empezaron rápidamente a revolotearme por dentro. Muy cerquita de allí, me esperaban ya Mo y su precioso Peque para recibirme. Fue un encuentro mágico, como si nos conociéramos de toda la vida, la verdad. Tengo que decir que en persona es todavía más encantadora, si cabe, que en el blog. También conocí a su famoso Mr X., una joya de hombre que no dudó en madrugar el sábado para ir a buscar a La Gallina Pintadita y a su familia con este cartel tan genuino que había pintado Mo para recibirlos en el aeropuerto:


El viernes por la noche, después de un delicioso pollo al curry, a Mo y a mí nos dieron las 2 de la mañana contándonos todas esas cosas que estábamos deseando decirnos en persona y cuando fuimos conscientes de la hora, nos fuimos a dormir porque el día siguiente se presentaba más intenso todavía.
A primera hora de la mañana del sábado, el niño más guapo e intrépido de toda Sevilla llegó de la mano de La Gallina Pintadita y su gallo para darnos unos achuchones maravillosos y poner más alegría todavía en toda la casa. Él y Peque hicieron tan buenas migas como las bloggers y todos juntos marchamos al hotel donde se celebraba el evento. Allí recogimos nuestras respectivas acreditaciones:


Y nos hicimos fotos en este simpático photocall que prepararon para la ocasión:


Estuvimos dando una vueltecilla por los stands de marcas y los distintos talleres mientras intentábamos descubrir a más bloggers y la verdad es que, o fueron más tarde y no las vimos, o finalmente no acudieron, pero nos quedamos con ganas de conocer algunas personas (tuvimos la sensación de que éramos muchas menos de las que esperábamos). De la ronda por las marcas, me quedo con las recomendaciones de este póster de Edukame:


Decidimos continuar con la fiesta en casa y ya por la tarde, Mr X. nos llevó a ver los bichillos del centro donde trabaja. Tanto Peque como el Pollito, disfrutaron de lo lindo con los animales:



Estábamos tan cansados que, aunque teníamos intención de dedicar una larga noche a marujear, caímos rendidos hasta el domingo por la mañana, que habíamos quedado con las simpáticas hermanas del Taller de Mir, para dar una vuelta por el  magnífico Parque Güell. Con mucha penita, yo tuve que despedirme sobre el mediodía, porque el tren salía a las 2 de la tarde hacia Madrid. Así que llegó el momento de muchos abrazos de emoción contenida y la firme promesa de volver a vernos pronto, porque nos ha sabido a muy poco este encuentro, ¡necesitamos más!.
Y no puedo terminar sin dar las GRACIAS de corazón (aparte de a las organizadoras) a Mo, a Carmen, y a sus respectivas familias, por todo el cariño desbordante que me han dado este fin de semana increíble y por hacerme sentir tan acogida y querida. No sé si a través de la pantalla os podrá llegar el inmenso abrazo que os mando desde aquí, porque las palabras se me quedan pequeñas... ¡Os quiero!.















lunes, 12 de noviembre de 2012

"Tarta" de plastilina

Va tocando contaros alguna nueva actividad, sobre todo ahora que se acerca el invierno y los peques pasan más tiempo en casa por el frío. Hoy os traigo una con plastilina que me gusta especialmente porque es fácil, económica y sirve para trabajar destrezas de motricidad fina, concentración y juego simbólico entre otras. Ésta la suelo hacer con niños a partir de tres años, siempre y cuando no tiendan a meterse objetos pequeños en la boca.

Primero, cogemos un trozo de plastilina del tamaño y color que queramos:


Después le pasamos un "rodillo" para aplanarlo (yo uso un tubo que era de un mikado de ambientador, o un bote con relieve que deja puntitos):



A continuación le ponemos las "guindas" que son clavijas de diferentes colores:



Finalmente, añadimos la "nata", que es espuma de afeitar:


Et voilà!:


La verdad es que la plasti siempre nos da muchísimo juego, no sólo para hacer los clásicos churros o bolitas, sino también para completar fichas. Éstas son de profes.net  (aunque han cambiado las fichas, o al menos ya no las encuentro) y, en principio, están concebidas para colorear, pintar, picar, recortar...pero yo las plastifico y también les doy uso con este material:



Para acabar, aunque no tiene nada que ver con la plastilina, no me resisto a enseñaros mis dos últimas adquisiciones. Dos balones rugosos que he encontrado por 90 céntimos, en un bazar que hay cerca de la  academia donde Medio Limón y yo, estamos dando nuestros primeros pasos en el maravilloso mundo de los bailes de salón (Fred Astaire y Ginger Rogers... unos principiantes a nuestro lado ;)












martes, 6 de noviembre de 2012

Tiempo de adaptación y meteoropatía superados

Hemos pasado dos meses  de frenética actividad laboral:  evaluaciones, objetivos iniciales, informes, coordinación con los coles, elaboración de pautas, asesoramiento a los papás, llamadas a las ortopedias...Pero sin duda, los que más han trabajando con todo su ser y sin descanso, han sido nuestros niños. A lo largo de este tiempo, no han dejado de esforzarse cada día por superar el famoso “periodo de adaptación”, que también se da en Atención Temprana y no sólo en las escuelas infantiles. En muchos casos, los peques han tenido que vivir varias experiencias nuevas, que aunque puedan parecernos insignificantes, para ellos suponen un gran mundo (inicio de los tratamientos, comienzo de colegio, dejar el chupete, control de esfínteres...) y gestionar demasiadas emociones a la vez. Esto ha conllevado, en muchas ocasiones, ese llanto inconsolable y desgarrador que muchos de los que tenéis contacto con estas personas pequeñitas (como les llama tiernamente una compañera) conoceréis de sobra (especialmente en el período de 18 a 24 meses) y que tan impotentes nos hace sentir. Ni con brazos, ni sin ellos, ni pompas de jabón, ni música, ni nada de nada los calma.  Además, también es cierto que estos cambios salvajes de tiempo que hemos tenido pasando del calor sahariano al frío polar en una jornada, con lluvia tropical incluida, tampoco han contribuido mucho al sosiego mental de los más vulnerables de la casa. Sin embargo, en estos últimos días, vengo observando que una incipiente calma estable, se va abriendo paso por todas las salas del Centro y esas miradas iniciales de desconfianza se van convirtiendo en mágicas sonrisas de complicidad.  En breve, con la vorágine de las navidades, estoy convencida de que volverán a estar en desasiego puro, pero para entonces, ya sabrán que siempre estaremos ahí para atender todo lo que tengan que decirnos, sea en forma de risa o de llanto, porque hablemos el idioma que hablemos, todos necesitamos ser escuchados, ¿verdad?... 


sábado, 3 de noviembre de 2012

Atención Temprana vs Estimulación Precoz

Esta semana tengo el honor de estar invitada en el estupendo blog de Silvia, Ser Madre ¡toda una aventura! para contar la diferencia entre Atención Temprana y Estimulación Precoz. Si os animáis a leerlo y opinar, por allí estaré. Un abrazo para todos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...