jueves, 10 de octubre de 2013

La ley de la atracción

Les recibo en la sala de espera. La mamá, su mejor amiga y un frágil bebé de nueve meses con un control precario de cabeza, las manos fuertemente cerradas con los pulgares incluidos y la mirada lejana. Me presento y pasan conmigo. Hoy es su primer día. La mamá se fija enseguida en una vela aromática que tengo encendida y que va cambiando de color por efecto del calor. Es preciosa, me dice. Voy a comprarle una a mi hijo, añade mientras acomoda cuidadosamente a su pequeño en mis brazos. Le comento qué solemos abordar en Terapia Ocupacional y empezamos a completar algunos retazos de su historia que me faltan. Cuáles son sus juguetes favoritos, si tiene algún miedo, qué tal come, cómo es su cuchara, si puede traerme el portabebés que le han prestado para comprobar que es ergonómico...

Se rompe. Se disculpa. Le pido por favor que se sienta muy libre de hacerlo aquí siempre que lo necesite. Sigo elaborando preguntas. Intenta justificar un poco avergonzada que colecha por necesidad, porque no tienen dinero para mudarse a una casa con dos habitaciones. No encontrará en mí la persona que juzgue esa práctica ni su lactancia más allá de los seis meses. Pero me entristece que la forma en la que lo dice, deja adivinar que ya son varios los que se ha cruzado por el camino cuestionando sin razón su forma de crianza.

Me cuenta que lleva tanto tiempo dando vueltas, tan perdida... Al principio le decían que era una simple tortícolis. ¿A qué mierda clase de profesional se le ha podido pasar algo así de comprometido?, pienso interiormente conteniendo la rabia por ese valioso tiempo desperdiciado. Ahora, se desahoga la mamá, sé que algo importante le sucede. ¿Crees en la ley de la atracción?, me dice entre lágrimas. La miro desconcertada. Conozco el famoso Secreto de Rhonda Byrne pero no sé si se refiere a eso o al algo de mayores dimensiones. Yo sí creo en ella, continúa. Pienso que si anhelas algo firmemente, con todo tu corazón, se cumplirá. Y yo quiero que mi hijo se cure. No me importa si tarda cinco o siete años en caminar. Pero necesito que alguien me diga que entregándome a él cada día y con vuestra ayuda, esto se va a solucionar. 

Llora ella. Llora su amiga. Lloro yo por dentro mirando la llama de ese fanal que es la única que se mueve en ese instante casi sagrado, en el que la valiosa formación del vínculo con la familia está en juego. Ni yo ni nadie podemos asegurarte eso, le respondo concentrada en que no me tiemble la voz, pero lo que sí puedo prometerte es que trabajaremos con toda el alma por escuchar lo que tu hijo ha venido a enseñarnos y por llegar lo más lejos posible. Se esfuerza por sonreír. Gracias, susurra, creo que al fin siento que estoy en el lugar adecuado. No se imagina cuánto deseo mientras vuelvo a contemplar la luz, que de verdad así sea...





52 comentarios:

  1. Me han entrado ganas de llorar, espero que de verdad podáis ayudarle mucho mucho. Un beso y toda la suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por nosotras sabes que no va a quedar. Ahora necesitamos mucha, mucha luz...
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Ains, nena, voy a dejar de leerte en la oficina...
    De verdad, cada día te admiro más. Sobre todo ahora que te conozco y super lo humilde que eres. Eres grande!
    Vaya mierda de sociedad tenemos en que los médicos no saben diagnosticar y la gente juzgue tan a la ligera, hasta hacer sentir culpable a una madre, que se nota en tus letras, adora a su hijo.
    Me voy a quedar con la ley de la atracción. Compraré una de esas velas, y pensaré en ese pequeñín, y en que podáis sacarle pronto una sonrisa a su madre.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Cariño!! no me llores que tú sí que eres grande!!!!
      Si la gente supiera cómo puede llegar a doler el corazón con algunos juicios. Tú bien lo sabes mi niña.
      Ojalá pueda escribir pronto una entrada contando muchos avances sostenidos por esas velitas de esperanza.
      Besos y sonrisas.

      Eliminar
  3. Ufff que momento tan difícil! La verdad que yo no sé si sabría salir airosa de algo así, si sabría contener las lágrimas y darle la fuerza que necesitan.
    Esperemos que lo consigáis, al menos sabemos que el nene está en las mejores manos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí sabrías y lo harías de maravilla.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Los pelos de punta.....
    Gracias por ayudar a esos padres y a tantos otros.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por la confianza. A veces no sé quién ayuda a quién, de verdad te lo digo.
      Un beso.

      Eliminar
  5. Jo amiga... siempre me emocionas como nadie! Es tan reconfortante leerte, que imagino el sosiego y esperanza que llevas a esas vidas... me encanta admirar a gente como tú! Gracias por compartir estos retazos de unas vidas inmensas y luchadoras ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pienso en ti cada vez que oigo hablar de la ley de la atracción y de los pensamientos positivos. No es casual que el color que haya capturado sea el verde. La esperanza por encima de todo y todos. Eso es algo que he aprendido de ti.
      Un beso grande.

      Eliminar
  6. Uffff la que ahora tiene que templar soy yo para no llorar, mas que nada porque voy en el bus. A veces los padres nos sentimos perdidos y cuando los pequeños les pasa algo pues aun mas. Me encanta eso que has dicho de que el pequeño ha ido alli a enseñaros algo. Se aprende tanto de estos pequeños. Y no me puedo creer que alguien juzgue la forma de crianza de algien. Puaj!!! Maravilloso post

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo era muy juzgadora también. Este trabajo me está enseñando a serlo cada vez menos. Es lo que tienen estos niños, que tienen un don para sacar lo mejor de cada una. Que a una madre coraje como ella se le cuestionen ciertas cosas con lo que lleva encima, me parece tan miserable...
      Besos.

      Eliminar
  7. Buff...otra que está llorando...
    Qué difícil, nena, qué difícil...
    Besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que me entiendes muy bien. Lloremos juntas. Es tan liberador...
      Un beso.

      Eliminar
  8. Qué choque de emociones en un solo minuto mientras te leo... todo lo que escribes y como lo escribes deja ver la gran persona que eres, amiga. Estoy segura de que esta familia ha llegado a un lugar y se han encontrado con una profesional con la que se sentirán arropadas en este duro e intenso camino... mil gracias por compartir esos momentos, por hacerlo con tanto cariño y tanto respeto, y por transmitir todas esas emociones que nos haces sentir a tod=s lo que te leemos.
    Eres muy grande... es un verdadero orgullo tenerte cerquita...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pilló blandita y su historia me impactó tanto... Si no tuviera compañeras como tú, que eres pura luz, quizá hace mucho tiempo que habría dejado este trabajo.
      Muchas gracias a ti, amor, por todo.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  9. Estoy absolutamente segura que para esa mamá tu serás, a partir de ahora, una bendición , y que le ayudarás a encontrar lo mejor de ella y del pequeño .
    Un abrazo ( de los que acogen lágrimas )

    ResponderEliminar
  10. Uf nena... Lo conseguiréis, estoy segura. Porque a veces lo más importante es querer.

    Que bonito tener un trabajo que ayuda. Tienes muchos motivos para sentirte orgullosa.

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dices bien, querer es poder, ¿no es cierto?.
      Un abrazo preciosa.

      Eliminar
  11. Me has dejado con los ojos a punto de desbordar y el labio temblando. Qué duro y que bonito a la vez, es una pena la cantidad de padres mal asesorados, mareados de un lado a otro... en mi trabajo como educadora tambien lo he visto y es triste, mucho.
    Por cierto tengo que preguntarte más en privado, pero a mi peque le han diagnosticado pie varo, me lo estan controlando por que no están seguros y como todavía nace en enero... pero quería preguntarte por si hay ejercicios de rehabilitación más adelante (ya conozco el método ponsetti de recuperación del pie). Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que tiene que ser durísimo que en un momento tan crítico no encuentres respuestas claras.
      Escríbeme cuando quieras y le pregunto también a las fisios del centro.
      Un besote.

      Eliminar
  12. Al menos esa familia ha acabado en un buen lugar!!
    Menudo trabajo tienes, guapa! Eres genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ellos sí que son geniales :)
      Un besito guapa.

      Eliminar
  13. Pues a mí también me has emocionado. Sé que, esa madre y ese hijo, están en buenas manos y que les vais a ayudar muchísimo.
    Sabes? yo, de algún modo, también creo en esa ley de la atracción (aunque puede tener muchos nombres). Es algo que no se puede explicar pero sí sentir, aunque no todo el mundo te llega a entender.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que todos necesitamos tener fe en algo o alguien para darle sentido a la vida, ¿no?. Ojalá consigamos ayudarles tanto como merecen.
      Un abracito.

      Eliminar
  14. La impotencia de esos padres suele romperme, cuesta mucho aguantar y no llorar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y como te pille en un día sensiblón como a mí, lo único que se te pasa por la cabeza es salir corriendo, pero esa opción la dejamos para los cobardes, ¿verdad?. Qué penita que estemos tan lejos compañera para hablar en persona.
      Un beso.

      Eliminar
  15. Ay, qué duro, nena... Ojalá que las cosas les salgan lo mejor posible. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con que esta mamá me venga el próximo día con una sonrisa en los labios, ya me doy por contenta. Me uno a ese deseo.
      Un beso.

      Eliminar
  16. Yo también lloro, pero de alegría pensando que si, que va a encontrar el lugar adecuado. Que quizás su hijo no se cure (o si) pero que en cualquier caso ella sabrá que está en las mejores manos.
    Un beso fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias linda. Yo también creo que ésa es la mejor actitud. Sentir que al menos estás en el camino, por muy duro que éste sea.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Eres absolutamente IN CRE I BLE.
    Me dejas sin palabras y con lágrimas en los ojos.
    Me encantas ¡¡¡
    Un beso enorme.
    Mercedes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que eres excepcional. Le sonrío cada día a tu espejo y tomo fuerzas para mis peques :)
      Un abrazo grande para ti también.

      Eliminar
  18. me siento totalmente identificado con este relato y contigo, pues tengo un caso de similares características en mi escuela. Es duro, si... pero doy gracias por estar en el momento exacto, y porque en ese momento exacto tenía que estar yo, y nadie más. Sé que os dejaréis la piel, no me cabe duda alguna.

    un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué grandes sois los maestros que creéis en la inclusión de corazón. Qué afortunados tus niños y sus padres. Ojalá todos fueran como tú, Jesús.
      Besos.

      Eliminar
  19. Ay, preciosa, vuelvo después de una semanas de ausencia y me pones el corazón en un puño. Por favor, dile a esa madre de mi parte, con todo el cariño del mundo, que no sólo no pierda la esperanza en que su hijo puede evolucionar, dile de mi parte que lo más importante no es hasta donde llegue su hijo, sino en disfrutar cada avance aunque sea mínimo y en celebrar cada triunfo en su desarrollo como si hubiera alcanzado la cima del Everest.
    Tiene suerte de haber llegado a vuestro centro, porque ahora está con las mejores.
    Y por supuesto si deseas algo mucho, el deseo se cumple, a veces hay que ser muuuuy paciente y perseverante y lo mejor es que cuando lo consigues, lo valoras mucho más y lo disfrutas hasta el infinito.
    Un beso (pero fuerte, fuerte).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí hubo un antes y un después en mi carrera profesional al encontraros en el camino. Con S y contigo aprendí que todo es posible en esta vida. Le transmitiré tus abrazos de esperanza, no lo dudes.

      Eliminar
  20. ay ay ay, con la lagrimilla asomando estoy. madre mía, cuánto sufrimiento y sobre todo cuánto sufrimiento inútil. pero quién es la gente para atreverse a decirle a esa mamá lo que tiene o no tiene que hacer, ella sólo quiere lo mejor para su pequeño, y si quiere o le gusta colechar, que lo haga, y si quiere una lactancia prolongada, que la tenga. mientras sean felices los dos, ¿qué importa lo demás? y por lo que dices, les queda un duro camino que recorrer juntos así que sí, les hace falta toda la felicidad que el mundo les pueda dar para superar esos momento duros que tendrán que pasar.
    ay, cómo me alegro de que te hayan encontrado en su camino. dile a esa mamá que cuando necesite apoyo, que se pase a ver a la tribu que aquí estamos todas para ayudarla en lo que podamos.
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que con todas estas palabras tan bonitas que estamos recogiendo aquí, vamos a generar una maravillosa energía positiva que iluminará el sendero. Gracias por estar siempre ahí, Bego.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. uisssss cuánta sensibilidad para describir este momento! Qué calidez, qué paz haces sentir sin haber estado ahí! ainsssss qué suerteeee la de esos papis que topan contigo, con tu equipo...porque desde luego que no sé, no entiendo, de dónde salen esos "profesionales" (tortículis?!?!?!? estoy alucinando todavía...) que hacen más mal que bien a las familias... jops!
    un besoteee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco puedo entenderlo Arantxa. Por muy acostumbrados que estén al desarrollo típico, hay cosas tan evidentes que no hace falta ni una carrera de Medicina para verlas.
      Ojala sepamos estar a la altura.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  22. Se me escapan las lágrimas... que difícil es a veces la vida, que dura... pero merece la pena luchar. Y estoy segura de que ese peque luchará, de que su familia y vosotras dareis lo mejor que teneis... y seguro que nos quedaremos asombrados con los progresos. Está en las mejores y mas amorosas manos: toda una suerte!!!

    Abrazos enormes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar de la historia de hoy, puedo asegurar que en el Centro se escuchan muchas más risas que lágrimas y eso da la pauta de que siempre hay motivos para esperar que todo lo bueno puede llegar.
      Un beso.

      Eliminar
  23. He podido sentir el dolor de esa madre. Tienen mucha suerte de haberte encontrado en su camino, porque en ningún momento va a ser juzgada y porque se que haréis todo lo posible.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue una primera entrevista muy intensa, pero es el comienzo de un largo aprendizaje para todos, estoy segura.
      Un beso grande.

      Eliminar
  24. yo no espero que esté en las mejores manos.lo se.nunca sabes hasta donde podra llegar un niño...lo que desde luego esta claro es que trabajndo en equipo y aprendiendo a ser empaticos,se puede llegar muy lejos.para mi es un verdadero privilegio que ayudeis a mi rubio(bueno,a toda la familia)y desde luego estoy muy muy orgullosa contigo,tia.y entiendo que lo pases mal intentendo mantener las formas a veces porque es muy dificil.
    un besazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sé que con esa mamá que tiene, nuestro rubio precioso llegará hasta las estrellas como poco. Estoy feliz en mi papel de tía adoptiva :)
      Abrazos mil.

      Eliminar
  25. Mientras lo leía me ha pillado escuchando a Joan Baez cantando "We shall overcome": Venceremos, algún día, querida, aquí en mi corazón; yo lo creo, venceremos.
    ¿La ley de la atracción?
    Sin más palabras eres MUY GRANDE
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué banda sonora tan preciosa has elegido para pasarte por aquí. ¡¡Es un honor!! :)
      Me siento muy pequeñita cuando me decís esas cosas...
      Abrazos agradecidos de vuelta.

      Eliminar
  26. Ains guapa, se me han puesto los pelos de punta leyendo esta entrada!! Estoy segura de que ese pequeñajo va a mejorar un montón, en unos meses nos vas a contar lo bien que está, y lo felices que estáis su madre y tú de esa mejoría.

    De veras, qué trabajo más motivante y espectacular tienes, un besazo y gracias por hacer un mundo mejor preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos trabajando todos muy intensamente porque así sea :)
      Gracias a ti, belleza.
      Un beso grande.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...